De acuerdo con una investigación publicada en The LancetCoronavirus: culpan a los murciélagos y a un animal no identificado

Una nueva investigación asegura que el coronavirus que provocó el contagio en humanos en Wuhan podría haberse originado en más de un animal y no solamente en los murciélagos vendidos para consumo humano en el mercado de animales silvestres de la ciudad.

0 329

De acuerdo con el texto publicado en The Lancet, los estudios genéticos practicados a partir de muestas tomadas a 9 pacientes de Wuhan demostraron que el virus está fuertemente relacionado con dos coronavirus derivados de murciélagos y similares al síndrome respiratorio agudo grave (SARS).

Sin embargo, los científicos advirtieron que, si bien los murciélagos podrían haber sido el huésped original del virus, el huésped intermedio, que propició el contagio a los humanos, podría ser otro animal, aún no identificado, pero que habría sido vendido en el mercado de mariscos de Huanan, también ubicado en la ciudad de Wuhan.

En el estudio, los investigadores detallaron que tomaron muestras de 9 pacientes para determinar el origen del virus y cómo ingresa en las células humanas. De esas personas, además 8 habían visitado el mercado de mariscos, mientras que la restante había estado alojada en un hotel cerca de ese lugar. Los científicos detallaron con asombro que, sin embargo, todas las muestras eran estrechamente parecidas.

“Es sorprendente que las secuencias de 2019-nCoV descritas aquí de diferentes pacientes fueran casi idénticas. Este hallazgo sugiere que el 2019-nCoV se originó de una sola fuente en un período muy corto y fue detectado con relativa rapidez”, explicó el científico chino Weifeng Shi, de la Universidad de Shandong, uno de los autores del estudio.

“El brote se notificó por primera vez a finales de diciembre, cuando la mayoría de las especies de murciélagos de Wuhan están hibernando. En segundo lugar, no se vendieron ni se encontraron murciélagos en el mercado de mariscos de Huanan, mientras que muchos animales no acuáticos (incluidos los mamíferos) sí lo hicieron. En tercer lugar, las similitudes en las secuencias genéticas entre 2019-nCoV y sus parientes cercanos murciélago-SL-CoVZC45 y murciélago-SL-CoVZXC21 fueron inferiores al 90 por ciento, lo que significa que estos dos coronavirus derivados de murciélago no son antepasados directos de 2019-nCoV.

En cuarto lugar, tanto en el SARS como en el MERS, los murciélagos actuaron como reservorio natural, con otro animal actuando como huésped intermedio y con los humanos como huéspedes terminales, lo que pone de relieve una vez más el reservorio oculto del virus en los animales salvajes y su potencial para extenderse a las poblaciones humanas”, advirtió el investigador.

 

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.