Inclusión. Catorce niños emocionaron junto al músico inglésCoro de INAU participó en recital de Roger Waters

0 1.817

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,sans-serif;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-ansi-language:ES-UY;
mso-fareast-language:EN-US;}

El mega recital del emblemático músico de Pink Floyd de anoche en el Estadio Centenario contó con la participación de coro de niños de INAU.

En diálogo con República Radio, Ana Campoleoni directora del proyecto Giraluna, que además del coro trabaja en otras áreas en convenios con INAU, contó cómo llegó la propuesta de que el coro pudiera participar del concierto del músico inglés.

Campoleoni describió como desde esta organización se pusieron en contacto con la productora Gaucho y ellos a su vez se comunican con la Intendencia de Montevideo, que buscaba opciones de niños que pudieran participar de un espectáculo de esta magnitud. Desde la IM se acordó que fuese Giraluna e inmediatamente se pusieron a trabajar en la producción, que si bien tiene mucha mano de obra uruguaya, está enmarcada en la propia producción de Waters).

“En principio se ensayó con los chiquilines una parte de la coreografía, nos mostraron lo que se realiza en la gira, y ensayamos la parte del coro que cantan los niños, en la canción “Another brick in the wall”, dijo.

En el show participaron 12 niños a cantar, -que fue lo solicitado por la producción de “Gaucho”, que “gentilmente” permitió la participación de 2 chiquilines más. La docente enfatizó en la forma de trabajo de Giraluna: “En Giraluna trabajamos desde adentro para el afuera, el producto que salga de tiene que ser muy bueno, y los niños que participaron del proyecto no viven bien, no tienen una vida fabulosa, entonces el público los reconoció desde un lugar muy bello”.

La producción del espectáculo exigió que aprendieran inglés y que cantaran en inglés: “Ellos tienen que sentirse seguros, cuando van a cantar su parte, nosotros no sabemos bien cómo será la coreografía en Uruguay, sabemos lo que han hecho en otros lados, y una de las cosas más difíciles es el momento de las capuchas, es una canción que genera mucho impacto, expresó la docente en diálogo previo al espectáculo. “Trabajamos la tolerancia, ya que tienen que estar más de dos minutos con las capuchas puestas. Lo que más ansiedad genera es cuando deban sacárselas y vean a miles de personas frente a ellos”.

El coro de INAU tuvo el mismo trato que los músicos, los levantaron a la 13 horas, fueron al Estadio Centenario, para la prueba de sonido, coreografía, almorzaron con los músicos.

“Giraluna es un proyecto que tiene convenio con INAU, trabaja con las zonas más vulnerables de Montevideo, va a subir un coro de chiquilines que está resistiendo y luchando día a día, minuto a minuto, que ellos sientan la energía de lo que es la lucha, y lo que la canción transmite, para su vida, para seguir luchando por el lugar que tienen, y que deberían tener todos los niños de nuestro país”, dijo la directora del proyecto.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.