Inundaciones. Más lluvias y desbordes agregan más evacuadosContinúa agravándose situación del norte argentino

La inundación en el norte santafesino recrudeció ayer por el agua que sigue bajando desde Santiago del Estero y Chaco y por las precipitaciones que alcanzaron los 180 milímetros en Tostado, según informó Página/12.

0 369

Eso anegó por completo la ciudad cabecera del departamento 9 de Julio, en el noroeste provincial, y obligó a las autoridades a evacuar urgente a 150 personas -en su mayoría, de la comunidad mocoví- en una de las escuelas de esa localidad.

Los equipos de bombeo y las máquinas retroexcavadoras trabajan sin pausa para apurar el drenaje, pero no alcanza. “En tres semanas llovió lo que llueve en un año. No hay estructura hídrica que alcance”, justificaron desde el gobierno. Y la población no quiere saber nada con excusas de un fenómeno climático excepcional. “Hace años que reclamamos una planificación seria en el manejo de aguas. Las declaraciones de emergencia del gobierno no nos sirven para nada”, dijo una productora agropecuaria en Tostado.

El río Salado desapareció para extender sus márgenes hasta el infinito en esa región plana y baja de Santa Fe en el límite de Santiago y Chaco.

“La ciudad está toda bajo agua, al 100 por ciento. Tenemos muchísima cantidad de gente con agua adentro de las viviendas que nos está pidiendo ser evacuada y estamos empezando a evacuar”, indicó el intendente de los 15.000 habitantes de Tostado. “Las napas no dan más, el Salado está saturado y el agua no escurre rápido”, agregó.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.