Estaba atravesando una profunda crisis depresiva y la semana pasada tuvo severa intoxicación con pastillasConmoción por la muerte de Toresani, que fue DT de Rampla hace 2 meses

2 543

Julio César Toresani fue encontrado muerto el lunes por la mañana en su hogar ubicado en el predio de la Liga Santafesina de Fútbol. El ex futbolista y actual entrenador estaba atravesando una profunda crisis depresiva. De hecho, la semana pasada había sido ingresado a un hospital local luego de una severa intoxicación con pastillas.

En las horas previas a su muerte, hizo unas sugestivas publicaciones en su estado de WhatsApp. Los posteos se realizaron el domingo. «Llegó el momento, demasiado la espera».

Luego realizó una segunda publicación. «Gracias amigos por estar, ustedes ya saben», subió a WhatsApp. El tercer posteo fue más contundente. «Y nos seguimos juntando con gente que a uno le soltó la mano y que no son capaz de preguntar cómo está uno! Igual Dios pone las cosas en su lugar», fue el mensaje textual.

Toresani venía sufriendo graves problemas económicos. Vivía en un espacio cedido por la Liga Santafesina. Tras la separación de su mujer, cayó en un pozo de depresión profunda que fue agudizada por la falta de trabajo.

Toresani surgió en las divisiones inferiores de Unión de Santa Fe, donde dio sus primeros pasos como profesional en 1986. Su debut fue el 6 de octubre de ese año en un 0-0 contra Boca. Más tarde, registró pasos por Instituto de Córdoba, River, Colón, Boca, Independiente, Audax Italiano y Patronato de Paraná, donde se retiró en 2004 en el Torneo Argentino B.

Toresani había sido el entrenador de Rampla Juniors en el inicio de este Torneo Apertura, habiendo dirigido al equipo en la derrota 4-3 ante Progreso y 5-0 ante Peñarol. La goleada ante los carboneros fue el 23 de febrero y días después se produjo su cese en Rampla.

Segurola y Habana

La muerte de Julio César Toresani generó un fuerte estupor en el mundo del fútbol. Y rápidamente trajo a la memoria la histórica pelea que tuvo nada menos que con Diego Maradona.

El 7 de octubre de 1995 la Bombonera se vistió de fiesta para recibir a uno de sus ídolos más grandes. Maradona (con el mechón amarillo) volvía a ponerse la camiseta azul y oro luego de 14 años, y tras dejar atrás la suspensión por doping que lo había sacado del Mundial de Estados Unidos.

El partido fue casi una anécdota: el equipo de Silvio Marzolini (el mismo entrenador con el que había sido campeón del Metropolitano en su anterior etapa en el club) venció agónicamente a Colón de Santa Fe 1 a 0, con gol de Darío Scotto.

Pero la nota destacada del encuentro fue el choque que protagonizaron Maradona y Toresani. El Huevo le reclamó en una jugada a Maradona, que estaba en el suelo, y el partido comenzó a picarse. Luego Francisco Lamolina dejó pasar un par de jugadas fuertes y en medio de una discusión, le terminó mostrando la segunda amarilla al hombre de Colón.

Tras el partido, Toresani dijo: «Maradona manejó el partido. Él me echó de la cancha, me gustaría encontrarlo para ver si me repite en la cara todo lo que me dijo». Diego le respondió y su frase quedó en la historia.

«A ese muchacho le digo que vivo en Segurola y Habana 4310, séptimo piso. A ver si me dura 30 segundos», fue la respuesta sagaz de Diego, una de las frases que quedó para siempre en la memoria de los futboleros.

Nadie se imaginaría que poco más de dos años después, Maradona y Toresani compartirían equipo en lo que sería el último partido como profesional de Diego. El 25 de octubre de 1997, el «Huevo» marcó uno de los goles con los que Boca derrotó a River 2 a 1 en el Monumental. El otro lo hizo Martín Palermo.

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. Descarte dice
    QEPD El presidente de Rampla le pago lo que le debia?
  2. Rodolfo Senserey dice
    QEPD.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.