Yebra no sabe si su proyecto continuará con el nuevo gobiernoCon Manon se despide María Noel Ricetto

La más laureada bailarina de nuestro país, María Noel Ricetto, eligió la tragedia Manon para despedirse de la escena activa en estreno del Ballet Nacional del Sodre, de temporada de fin de año.

0 181

Después de mucho meditar sobre qué huella dejar, desde que en enero anunció su inminente retiro, la exsolista del American Ballet Theater, merecedora del Premio Benois de la danza en 2017, optó por la complejidad de la obra creada por el británico Kenneth MacMillan en 1974.

Para el director artístico de la compañía uruguaya, el español Igor Yebra, “ella es una bailarina de transmisión, que su fortaleza está en la conexión que mantiene con el público”, apropiado para interpretar la turbulenta historia original de la novela Manon Lescaut, del Abate Prevost (1731).

Apuntó que parte de la complejidad responde a las exigencias de grandes infraestructuras, un importante cuerpo de baile, que además de involucrar al elenco del BNS incorporó a una plana de 44 extras para que se desplacen sobre el escenario, y cambios técnicos y de vestuario que impulsan “un trabajo muy potente más allá de lo artístico”.

Yebra explicó que se concentró en lo teatral antes que en los pasos, porque primero necesitaba tener la emoción de lo que quería transmitir y “si ves el movimiento escénico del conjunto es maravilloso: ahí te das cuenta del trabajo dramatúrgico que tienen los ingleses”.

Anotó que además, se sostiene sobre un guión muy actual, que sorprende con su vigencia y con una narración que mantiene una gran claridad, “que responde a una época dorada de estos grandes ballets, que vivían una grandeza y la perseguían en su dramaturgia”.

Con esta obra, además el BNS cierra su temporada 2019 en la que presentó 48 funciones junto con la Orquesta Sinfónica del Sodre,y que “en la historia de la institución, nunca había ocurrido, sobre todo frente a los problemas y complejidades que venimos arrastrando”.

Entre los sucesos artísticos del año en Montevideo destaca los estrenos de la espectacular versión uruguaya de Carmina Burana y El sombrero de tres picos, una puesta vanguardista articulada por la audaz plástica de Pablo Picasso, coincidiendo con la exposición móvil de 100 piezas originales en esta capital.

Quien relevó como director artístico al argentino Julio Boca en una de las etapas más fecundas del Sodre, opina que en lo adelante “el cambio de gobierno nos enfrenta a una incertidumbre, y sobre todo en mi caso, ya que vine de otra parte del mundo por un proyecto que no sé si se mantendrá”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.