ANIMALES DE COMPAÑÍA Como proteger a nuestras mascotas del frío

Hay mucha gente que piensa que los perros, especialmente los peludos, no pasan frío. Sin embargo, es una creencia errónea. Ellos también necesitan algún que otro cuidado para sobrellevar mejor el invierno.

2 2.346

La temperatura comienza a descender. Nosotros ya hemos empezado a sacar las chaquetas y llenar los armarios con ropa más abrigada para protegernos del frío. Al igual que lo hacemos con nosotros, tenemos que hacerlo con nuestras mascotas.

Hay mucha gente que piensa que los perros, especialmente los peludos, no pasan frío. Sin embargo, es una creencia errónea. Ellos también necesitan algún que otro cuidado para sobrellevar mejor el invierno.

¿Cómo saber si tu perro tiene frío?

Cuando empiece a hacer frío es muy importante que estés pendiente de las reacciones de tu perro para poder prevenir enfermedades, como lesiones musculares, entumecimiento o principio de hipotermia. Los principales síntomas de un perro cuando tiene frío son los temblores, rigidez muscular o falta de movilidad, somnolencia, respiración lenta, y torpe o piel reseca. Si lo observas, respira más lento de lo normal o que tiene dificultades para hacerlo, es posible que tenga frío.

Si notas que duerme más de lo habitual, también puede ser causa del frío. Además, si cuando lo esté haciendo se retuerce bastante, queriéndose tapar con su propio cuerpo, estará dándote una señal de que necesita calor. El invierno o las bajas temperaturas también provocarán que una parte de su cuerpo se quede rígida, por lo que tendrás que masajear la zona con cuidado para darle calor y taparle con mantas.

Si después de unos minutos no mejora, deberás llevarle al veterinario por posible enfermedad. Por tanto, si ves que tu mascota presenta alguno de estos síntomas, tendrás que tomar medidas inmediatas para combatir las bajas temperaturas y que no pase frío.

Consejos para proteger a tu perro del frío

Lo más importante para combatir el frío de tu mascota, aunque parezca obvio, será abrigarlo. Hoy en día hay un montón de prendas de ropa inventadas especialmente para nuestro perro, dependiendo de su tamaño, pelaje, etc. Por eso, no hay ninguna excusa para acudir a una tienda y ver cuál es la mejor opción para nuestra mascota. Dependiendo del tamaño y/o pelaje de nuestra mascota, los precios pueden variar entre $600 y $1.450 pesos uruguayos.

Solo ten en cuenta, que la ropa que le compres, no puede estar sujeta a la moda, ni la más bonita, el asunto aquí es que esté abrigado.

Elegir bien la ropa es imprescindible para que puedas pasear a tu perro por la calle de manera adecuada. En los meses en los que el frío sea más intenso, es aconsejable que saques a pasearlo en las horas del día en las que el sol caliente más, para que el paseo sea más agradable.

En los días que no sea posible, reduce la distancia del recorrido y complementa el ejercicio con juegos dentro de casa. Por ejemplo, prueba a lanzarle cosas para que las traiga, tirar de la cuerda o esconder juguetes.

Recuerda también que no deberás dejar a tu mascota en el balcón o en el patio o jardín a la intemperie. Si no quieres tenerlo dentro de casa, construye o compra una casa apropiada para bajas temperaturas en un lugar exterior donde menos corra el viento o donde esté más resguardada. Si es posible, deja que entre algunos ratos dentro de casa para evitar que esté expuesto continuamente al frío, sobre todo si llueve o hay mucho viento.

Tanto dentro como fuera de casa, déjale una manta a su alcance, en el suelo o lugar de descanso para que él mismo se tape con ella o se tumben encima de ella a modo de cama y no cojan el frío del suelo. Ellos mismos buscarán también alguna fuente de calor en casa. Cuando estén fuera de casa, recuerda que debes ponerle una ropa adecuada para perros.

Los que vivimos con mascotas, y sin posibilidades de poderlos tener en un patio, estamos algo acostumbrados a ellos y sabemos cuando ellos tienen frío. Si dejas que tu mascota duerma en los pies de tu cama, él se sentirá más a gusto y con menos frío. De todas formas, el se encargará de hacerte saber que quiere algo más de abrigo, lo normal es que él se acerque a ti y te pida, que lo dejes entrar a la cama. Si estas costumbres no son bien vidas en tu familia, trata de dejarle una frazada vieja en el suelo, así se sentirá más cálido a la hora de dormir.

Otro de los consejos para cuidar de tu perro frente al frío es cuidar de sus oídos. Muchas razas tienen la zona de las orejas especialmente sensible. Por eso, hay que secar correctamente esta zona para no exponerle a una otitis.

Además, muchos perros, sobre todo los que salen a correr, tienen un problema añadido en sus patas. Las almohadillas de sus plantas se agrietan con el frío y al secarse provocan fuertes dolores que les obliga a andar con dificultad. Para solucionar este problema, es aconsejable utilizar alguna crema para hidratar las patas del perro.

Algunos remedios para proteger a tu mascota del frío

Al igual que el dueño, el perro siente el frío ante las bajas temperaturas, sobre todo cuando no están acostumbrados a él. Para mantener caliente a tu mascota, es importante que tengas en cuenta su raza.

Debes evitar recortar, afeitar o cortar el pelaje de tu perro, ya que es su principal fuente de calor durante el invierno. Pero también es importante mantener ese pelo bien cuidado. Hay que cepillarlo para evitar nudos, ya que cuando está enredado es menos eficiente como aislante del frío.

Tienes que asegurarte de que tu perro está completamente seco antes de salir a la calle cuando haga frío. En esta época dale baños más cortos con agua tibia, no fría, y secarlo lo más rápido posible.

También es importante que lo bañes dentro de casa, para que no coja un resfriado por la baja temperatura atmosférica del exterior. Mantén bien recortado el pelaje alrededor de las almohadillas de las patas. Después de un paseo, revisa que no haya grietas y que no hay ningún residuo entre las almohadillas. Otro consejo es que seques bien sus patas cuando llegues a casa.

La alimentación también es importante durante los meses de más frío. Que tu perro coma bien y regularmente le ayudará a conservar la energía y el calor necesarios durante el invierno. El aumento de comida solo es necesario para perros que estén más tiempo en el exterior que en el interior de la casa y para aquellos que realicen más actividad física. Asegúrate también de que el agua que le das de beber no esté por debajo de la temperatura ambiente.

Recuerda que si tu perro está en el exterior de la casa, debes proporcionarle una casa adecuada contra el frío. Debe tener un techo inclinado y aislamiento. Cuando llueva, asegúrate que la entrada de la caseta esté cerrada, para evitar que entre lluvia donde va a estar el perro. Introduce dentro de ella mantas para que se tumbe en ellas y tenga mayor protección. La comida, también dentro, para evitar que se moje. Revisa cada día que su caseta se encuentre en condiciones óptimas, de limpieza y humedad, para protegerle del frío.

Como advertencias, destacar que si las temperaturas bajan de cero grados, el perro no deberá pasar mucho tiempo al aire libre. Si el perro es de interior y está acostumbrado a estar en casa, no le dejes fuera, ya que el animal necesita tiempo para aclimatarse a los cambios y bajas temperaturas.

 

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. Eva dice
    Excelente, artículo sobre las mascotas, los que tenemos y valoramos la compañía, de los fieles amigos, cómo son los perros, en mi caso muchas gracias. Coincido totalmente con lo expuesto en esta página. Muchas gracias. Mafalda mi mascota contenta.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat