Como «nos les da la menta», hacen tango sin almidón para conquistar el mundo como Pinky y Cerebro

Este jueves 29 de octubre, desde las 20 horas, «Juana y los Heladeros del Tango» presentan en la Sala del Museo «No me da la menta».

«Un espectáculo cargado de mucho humor y con una puesta fresca que propone cercanía y complicidad con el público. Es un show interactivo, por lo que, si quieres ser protagonista plenamente, debes traer tu teléfono celular con carga.

Como mínimo», así presentan Juana y los Heladores del Tango y su producción, el espectáculo que darán el próximo jueves 29 de octubre desde las 20 horas en la Sala del Museo del Carnaval, ubicado en la Rambla Portuaria, pegadito al Mercado del Puerto, en Montevideo.

Tango actual y genuino. Flauta, bandoneón, contrabajo y piano acompañan a la voz de Juana, una cantante que actúa cada historia y encarna cada personaje.

Un proyecto que entiende cabalmente que la música ya no es solo lo que se escucha sino lo que se vive.

Cuando la realidad supera la ficción, ahí surge el show de esta troupe de músicos, humoristas, que hacen tango mezclado con realidad y ficción en «No me da la menta», aunque aclaran que «tampoco nos dio para esto, pero va a estar bueno. Vengan».

Para saber un poco más sobre la banda, su propuesta y lo que harán el 29, LA REPÚBLICA dialogó con sus integrantes.

¿Cómo surgió la idea de formar la banda?

Primero aparecieron los sacos blancos que vinieron a salvar nuestros looks en un evento muy especial. De ahí apareció nuestro nombre, heladeros, con el que empezamos a jugar. Poco a poco fuimos animándonos a transparentar en la música nuestras personalidades y la química que tenemos, lo que pensamos, de lo que nos reímos, lo que sentimos.

Fuimos destruyendo la solemnidad que a veces propone el tango y tomando riesgos, tomando confianza. Cambiamos lo que nos interpela por lo que nos representa, y nos quedamos con lo que elegimos, lo que nos parece hermoso. Ahora queremos conquistar el mundo y lo planeamos todas las noches, como Pinki y Cerebro.

¿Por qué eligieron hacer el género musical que hacen y no otro?

¿Por qué elegir otro género musical y no este? ¿El huevo o la gallina? Suponemos que un poco por herencia y otro poco por el medio, no estamos seguros en qué porcentajes. Cada cual hizo su camino, nos encontramos ya aquí y así de enamorados. De todas formas, la música es elástica y aunque exista quien quiera llenarlo de almidón o ponerlo en una vitrina, el tango no es la excepción. Hacemos tangos, milongas, valses y un montón de etcéteras. Y a veces todo a la vez.

¿Qué tendrá el show del 29 de octubre en la Sala del Museo?

1203 barbijos, 2 camiones cisternas de alcohol en gel, más de 238 mil metros de distancia social y algunos regalos pasteurizados. Interacción inalámbrica y millennial, de lejos y con el celular digamos. Un baldazo de realidad a la cara pero que hace cosquillas. Muchísima música y poesía. Bailarines y violinista invitada. Visuales increíbles y composiciones nuestras. Mercurio avanzado y protección astral. La mejor apertura musical posible: Mira La Rama Dúo.

¿Qué planes tienen para la banda para corto, mediano y largo plazo?

A corto plazo esperamos poder dormir 8 horas seguidas -cada quien en su cama- y juntarnos a comer un asado con su verdura y su correspondiente beberaje. Ahora mismo estamos trabajando en un nuevo video clip y a mediano plazo queremos plasmar en un disco este «No me da la Menta». A largo plazo nos soñamos recorriendo los rincones de nuestro país, conociendo a los personajes que los habitan y llevando nuestra música fuera de fronteras. Como a Andrómeda, por ejemplo, o al Chuy.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat