PURA VIDACómo minimizar la presencia de arrugas naturalmente

A medida que pasan los años, la piel va perdiendo colágeno y elastina. Esto hace que se vuelva menos flexible y aparezcan los signos de la edad.

La utilización de remedios caseros en el cuidado de la piel del rostro tiene muchos beneficios. Además de rehidratar y cuidar la dermis, con el uso de estos productos naturales estaremos retrasando la aparición de las temidas arrugas.

A medida que pasan los años, la piel va perdiendo colágeno y elastina. Esto hace que se vuelva menos flexible y aparezcan los signos de la edad. La buena noticia es que existen tratamientos efectivos para minimizar la presencia de arrugas de forma natural.

La aparición de arrugas es un proceso normal e inevitable; sin embargo, hay muchos factores que aumentan el envejecimiento o hacen que las arrugas aparezcan de forma prematura. La contaminación, el tabaco, el estrés y la mala alimentación son algunos de ellos.

Además de adoptar hábitos de vida saludables, un correcto cuidado de la piel contribuye de manera efectiva a retrasar la presencia de arrugas y a reducirlas una vez que ya han aparecido. A continuación, veremos cinco remedios caseros para minimizarlas.

Mascarilla de yogur y miel

La mascarilla de yogur y miel es uno de los remedios caseros clásicos a la hora de prevenir o disminuir las arrugas.

Algunas personas creen que el yogur contribuye a hidratar y suavizar la piel. Por otro lado, un artículo publicado por la Revista de Dermatología Cosmética señala que la miel limpia en profundidad y ayuda a la prevención de arrugas gracias a sus componentes.

Para preparar esta mascarilla se mezcla medio yogur natural sin azúcar con una cucharada de miel y dos cucharadas de jugo de limón o naranja. Después, se aplica sobre la piel del rostro limpia y se deja actuar durante 15 o 20 minutos. Al cabo de ese tiempo, se elimina con agua.

Esta aplicación puede repetirse dos o tres veces por semana.

El aceite de oliva

El aceite de oliva es, sin duda, uno de los aliados naturales para la piel. Sus propiedades hidratantes, así como las grasas esenciales que contiene, son beneficiosas para la dermis.

Según el siguiente estudio publicado en 2001 por la Revista del Colegio Americano de Nutrición, la incorporación de este ingrediente en la dieta diaria es útil para minimizar la presencia de marcas cutáneas y arrugas.

Además, se puede utilizar el aceite de oliva como desmaquillante para limpiar la piel del rostro cada noche. Asimismo, también puedes realizar masajes insistiendo en las zonas con mayor riesgo.

Mascarilla de banana y palta

Las bananas y la palta son dos ingredientes que contienen vitaminas y antioxidantes. Por ello, se piensa que pueden proporcionar una adecuada hidratación.

De hecho, el siguiente experimento realizado en 2014 por la Universidad Técnica de Machala consistió en crear una crema con esencia de pulpa de palta, y se concluyó que este fruto tenía propiedades cicatrizantes que favorecerían a la prevención de marcas y arrugas.

No obstante, no hay suficientes evidencias científicas que avalen su aplicación de forma directa en la piel; por lo que se tiene que tener especial cuidado y consultar con un profesional ante cualquier duda.

Para preparar esta mascarilla se tritura media palta y media banana, y se mezclan los ingredientes. A continuación, se bate una clara de huevo y se integra bien todo. Se aplica sobre la piel del rostro y el cuello previamente limpios y se deja actuar durante 30 minutos. Por último, se enjuaga con agua tibia.

Esta mascarilla también se puede aplicar dos o tres veces por semana.

Serum antioxidante a base de vitamina C para minimizar la presencia de arrugas

Preparar un serum antioxidante casero a base de vitamina C es más fácil de lo que puede parecer. Además, es un remedio ideal para el tratamiento de las arrugas, las patas de gallo y las líneas de expresión.

Como bien explica el Dr. Jesús Honorato, esto es porque la oxidación de la piel es uno de los procesos que aumenta el riesgo de generar arrugas, y la vitamina C es un antioxidante esencial.

Para preparar este serum se necesita:

7,5 g de vitamina C en polvo.

15 ml de agua desmineralizada.

30 ml de glicerina vegetal líquida.

Frasco cuenta gotas.

Lo primero que hay que hacer es calentar el agua en el microondas durante unos segundos. A continuación, se añade la vitamina C y, una vez que está bien diluida, se agrega la glicerina y se mezcla bien. Por último, se pone la mezcla en el gotero. No olvides que esta preparación se debe poner sobre la piel solo por las noches debido a que la vitamina C es fotosensible. De lo contrario, podrían aparecer manchas.

Crema con colágeno y aceite de germen de trigo

El colágeno y el germen de trigo son dos excelentes aliados naturales para combatir las arrugas de la piel. De hecho, el siguiente estudio desarrollado por varios investigadores de la Universidad Ravishankar Shukla (en la India) demostró que el aceite de germen de trigo promueve de una forma efectiva la hidratación de la dermis.

Para preparar una crema casera con estos ingredientes se necesita:

40 gotas de colágeno.

Recipiente para crema.

97 g de crema base hidratante.

20 gotas de aceite de germen de trigo.

Para realizar la mezcla basta con añadir las gotas de colágeno y de aceite de germen de trigo a la crema hidratante y mezclar bien. Después, se pone la preparación en el recipiente para crema.

Esta crema se puede aplicar por la mañana o por la noche. Asimismo, es importante recordar que se debe acudir al dermatólogo ante cualquier duda y que estos remedios naturales no sustituyen al tratamiento que se nos recete.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat