PURA VIDACómo hacer mermelada de higos: receta paso a paso

La mermelada de higos tiene un sabor dulce que va muy bien con complementos como el pan, las tostadas o el yogur natural. ¿Te animas a prepararla en casa? Descubre dos recetas.

Durazno y frutilla ocupan el podio de las mermeladas más consumidas en muchas casas. Sin embargo, existen otras opciones deliciosas como la mermelada de higos.

Una fruta muy dulce y delicada con la que se obtiene una confitura ideal para combinar con ingredientes dulces y salados. En el siguiente espacio te ofrecemos dos alternativas para que te animes a cocinarla y degustarla.

Mermelada de higos casera

Preparar mermeladas siempre ha sido un buen recurso culinario para aprovechar toda aquella fruta que se encuentra en gran cantidad o que está a punto de estropearse.

En el caso de los higos cobra un especial interés, ya que es una fruta que cuenta con una temporada corta y que es difícil de conservar. Además, resulta un manjar delicioso y lleno de nutrientes.

No es necesario ser un gran chef para prepararla, ya que es muy sencilla, fácil de seguir y en una hora de dedicación se obtiene un resultado espectacular. Así, tendrás suficiente mermelada de higos para disfrutar de ella una buena temporada.

Receta de mermelada casera de higos

Esta es la preparación tradicional de cualquier confitura, combinando la fruta y el azúcar. Este último ingrediente está en menor cantidad ya que los higos suelen ser bastante dulces.

Ingredientes

1 kilo de higos frescos maduros.

400 gramos de azúcar (se puede emplear 200 gramos de azúcar blanco y 200 de moreno).

El jugo de un limón.

Nota: estas cantidades son suficientes para llenar 3 o 4 potes de cristal de tamaño mediano.

Cómo preparar la mermelada de higos casera

Limpia con cuidado la fruta con un poco de papel de cocina o un paño suave. Luego, retira el rabo superior y pela los higos. Si están muy maduros y no es posible, no pasa nada, ya que no estropea el resultado final de la receta.

En seguida, corta en cuartos y echa en una olla. Añade el jugo de limón y el azúcar.

Mezcla bien y sube el fuego a medio-alto. Cuando empiece a hervir, baja el calor y deja cocinar unos 30 minutos. Remueve de vez en cuando para desmenuzar los trozos más grandes.

Es necesario revisar la cocción, pues cuando más madura está la fruta menos tiempo necesita.

La textura final depende del gusto de cada uno. Si la prefieres más fina, puedes pasar por la batidora antes de envasar.

Toma los potes y las tapas esterilizados. Rellénalos con la preparación todavía caliente.

Por último, tapar bien y deja boca abajo durante unas horas. De este modo, duran varios meses a temperatura ambiente.

Receta de mermelada de higos y manzana

Esta mermelada de higos y manzanas tiene un toque especial de canela que la convierte en un acompañamiento perfecto de carne y otros platos.

Ingredientes

1 kilo de higos frescos.

2 manzanas.

500 gramos de azúcar.

1 limón.

2 ramas de canela.

Cómo preparar la mermelada

Para empezar, limpia los higos, córtalos en 4 partes y ponlos en un bol. Agrega el azúcar y el jugo del limón, y deja macerar unas 3 horas.

Pon una olla en el fuego y deja cocinar todo junto unos 20 minutos. Remueve de vez en cuando para evitar que la fruta se pegue.

Posteriormente, lava y pela las manzanas. Trocéalas y añádelas a la olla. Agrega las ramas de canela y cuece todo junto unos 30 minutos más.

Una vez transcurrido este tiempo, ya está a punto. Si deseas una textura más fina, puedes pasar el conjunto por el pisapapas.

Para envasar la mermelada sigue los mismos pasos de la receta anterior.

Al tratarse de una fruta bastante dulce por ella misma, los higos son ideales para cocinar mermeladas sin azúcar caseras. Solo hay que tener en cuenta que su tiempo de conservación posterior es menor.

Consejos para preparar y degustar la mermelada de higos hecha en casa

La calidad y el resultado final de una buena receta siempre depende de la materia prima. Se recomienda elegir la fruta en su temporada, ya que de esta forma su sabor y aroma son óptimos. Además, mantiene todas sus propiedades y cualidades.

Para conseguir los mejores higos, ten en cuenta que estos no pueden estar verdes, ya que así no son tan dulces y sabrosos. Asimismo, es aconsejable que la textura sea firme y el rabillo esté prieto. Es necesario cocinarlos pronto, pues maduran rápido y se pueden estropear con facilidad.

Los recipientes más adecuados para envasar la mermelada, una vez preparada, son los de cristal. Se pueden esterilizar en el lavavajillas o hervirlos durante unos 10 o 15 minutos.

Como todas las mermeladas, es apropiada para comer untada en una rebanada de pan. También se puede usar en la preparación de algunos postres y para acompañar un yogur o muesli. Sin embargo, su punto fuerte es la buena combinación con ingredientes salados; por ejemplo, se puede emplear para elaborar salsas o acompañar quesos y jamón.

La temporada de higos es relativamente corta y se concentra, sobre todo, entre finales de verano e inicios de otoño. Por suerte, esta mermelada se puede preparar en cantidades más elevadas, ya que se conserva bien por mucho tiempo con los botes herméticos. Con ello, tendrás un producto ideal para consumir todo el año, de acuerdo a tus preferencias.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat