#IdearioComienza la guerra del sector de capital contra Andrés Manuel López Obrador (I)

2 841

Como era de esperarse, no existe mejor demócrata que el que acata la dictadura del mercado. En tal sentido, los proyectos de Andrés Manuel López Obrador, atentan contra el saqueo sufrido en los últimos treinta y seis años. Un choque evidenciado al suspender la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (NAIM) que aguó la fiesta de unos pocos capitalistas marca Forbes, empeñados en realizar grandes negocios inmobiliarios en terrenos circunvecinos al aeródromo.

Lo verdaderamente relevante del hecho se aleja del NAIM; en todo caso, son los intereses de estos individuos encabezados por el insaciable Carlos Slim, quien impulsa una guerra soterrada en oposición a AMLO, a fin de que ceda en sus posiciones. Pese a conocerse la intensión fraudulenta de dichos emprendimientos, continúan en lid intentando arrinconar a AMLO y obligarlo a retroceder. Si bien tienen claro que el NAIM no se construirá, lo sustancial de la tensión es domesticar al presidente rejego y enseñarle quién manda en México.

Así actúa la oligarquía, máxime cuando durante treinta y seis años tuvo a su favor la complacencia del presidente quien, en México, es un rey sexenal. En la actualidad perdieron este beneplácito y la primera reacción es amansar al tabasqueño descargándole el peso de lo que significan en cuanto Producto Interno Bruto; solamente Carlos Slim representa el 7 % del PIB. Estos señores controlan la parte más dinámica de la economía nacional (junto al sector financiero) y dominan la Bolsa local, posibilitando una caída con solo efectuar unos pocos movimientos a la baja desde sus escritorios; suceso constatado en las últimas semanas, amenazando la promesa lopezobradorista de conseguir un crecimiento económico del 4 % en el primer año.

Otro desaguisado a encarar por Andrés Manuel, son los bonos que se emitieron para la realización del NAIM o aeropuerto de Texcoco. Entre los varios miles de millones de pesos comprometidos, destacan las Afores o fondos de retiro que invirtieron en grande; medida amañada del presidente saliente para obligar el actual a continuar la obra.

Los bonos se vendieron entre muchos centros financieros foráneos además de las referidas Afores, el problema-grave- es que nadie sabe dónde está el dinero. En efecto, el Fideicomiso [mixto] del Aeropuerto de Ciudad de México (MexCAT) insistió en forma recurrente que el aeropuerto de Texcoco se edificaría con capital privado y persiguiendo ese propósito emitieron títulos por 6 MMDD a pagarse con la tasa aeroportuaria internacional (TUA) la que sufrió un incremento del 22 % (pasó de 36 dólares a 44 dólares). La cuestión es que lo gastado en la obra egresó del presupuesto gubernamental según la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Ahora, ¿si lo construido se solventó con fondos públicos, dónde está el dinero de los mentados títulos? Y si de éstos se gastaron 2.2 MMDD, deberían haber en caja 3.8 MMDD.

Lo cierto es que al suspenderse la obra, los tenedores saltan al ataque y según el periódico La Jornada (26/11): “un grupo de inversionistas extranjeros, tenedores de poco más de mil millones de dólares, de un total de 6 mil millones y otros poseedores de la denominada Fibra E, por unos mil 500 millones, respectivamente, se aprestan a defender su inversión.

“En el primer caso, Maria Woehr, gerenta de Relaciones Públicas del bufete internacional de abogados Hogan Lovells, que incluye a los socios Ron Silverman (Nueva York) y Federico de Noriega (Ciudad de México), confirmó a La Jornada que ha sido contratado como asesor legal para el grupo de tenedores de bonos emitidos por el Fideicomiso del Aeropuerto de Ciudad de México (MexCAT)”.

Lo que sugiere esta información es un deja vu de los “fondos buitres”. Si AMLO paga los multicitados bonos, el ahorro prometido al construir el complemento aeroportuario en Santa Lucía, se evaporaría y si no lo hace, surgirá un juez Griesa que le haga la vida imposible. En este intríngulis, lo sustancial es localizar el dinero. Por obviedad, es imposible solucionar el conflicto sin antes llegar al fondo de lo actuado en el NAIM.

Mientras se afilan las navajas, el “riesgo país” se ha incrementado, sumando a las aseguradoras a la antemencionada batalla anti-lopezobradorista. Marx y Engels empezaron el Manifiesto señalando que un fantasma recorría Europa, el comunismo. Ahora podemos afirmar que existe un nuevo fantasma global llamado: mercados. Es impersonal, pero todos conocemos sus nombres. Y ese espectro es encolerizacada vez que alguien menciona: salud universal gratuita, lucha contra la pobreza, pleno empleo, sueldos decorosos, Estado de derecho. En consonancia a lo expresado al inicio del presente artículo, para estos señores, no existe mejor demócrata que el que acata la dictadura del mercado.

PS. Los que abuchearon a Nicolás Maduro en el H. Congreso durante la trasmisión de mando, fueron los mismos que le entregaron el país a EEUU. Jamás entendieron (no podían hacerlo en su condición de esbirros) que la invitación reforzaba la soberanía de México; es más, se le envió un claro mensaje al Coloso del Norte: el entreguismo cesó y comenzó un gobierno eminentemente mexicano, orgulloso de sus raíces y hermanado a todos los pueblos del mundo. Mientras Peña Nieto le entregaba la máxima presea que otorga el gobierno mexicano (el Águila Azteca) al yerno de Trump (sic), López Obrador recibía a Nicolás Maduro quien sacó la cara por los mexicanos cuando en 2015 ese señor los llamó criminales, violadores, narcotraficantes. En esa ocasión, mientras el embajador de México en Washington y el Secretario de Relaciones Exteriores callaban, Maduro advirtió que quién se mete con los mexicanos se mete con Venezuela. Tiempo después, Peña Nieto invitaba a Trump a realizar un acto de campaña en Los Pinos.

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. ugo codevilla dice
    Lapislaszuli, México no Méjico. El término viene del náhuatl, meshico (pronunciación). A los mexicanos les molesta que escriban su nombre al modo del conquistador español, Méjico. Gracias
  2. alberto rodríguez genta dice
    Esta bueno tu artículo e incluso tu aclaración, Ugo, pero..te das cuenta que feo suena cantar es a bella canción “mexico lindo y querido…” ?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.