Comenzó la transición entre Vázquez y el gobierno entrante

Lacalle Pou se llevó de Torre Ejecutiva un documento con 15 puntos para empezar a trabajar.

2 424

Luis Lacalle Pou inició este lunes a la mañana la transición de gobierno con el presidente de la República, Tabaré Vázquez, y la vicepresidenta Lucía Topolansky.

El presidente electo se presentó junto con la vicepresidenta Beatriz Argimón, su futura ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, y Álvaro Delgado y Rodrigo Ferrés, secretario y prosecretario de Presidencia confirmados, respectivamente.

«Era una reunión que hace tiempo la veníamos soñando y preparando. La verdad es que nos vamos muy satisfechos en dos aspectos. El primero, porque tuve una reunión personal con el presidente, que el contenido queda en esa reunión, pero era necesaria personalmente, no solo institucionalmente», indicó Lacalle Pou en conferencia de prensa luego de la primera reunión de otras que tendrá con el mandatario.

El presidente electo expresó que con Vázquez hablaron de tarifas, salarios, economía, temas de índole laboral y de seguridad pública y los hechos recientes acaecidos en la madrugada de este domingo en la rambla del Kibón.

«La inseguridad va a ser un tema prioritario a partir del primero de marzo», sentenció. En relación a la situación económica que atraviesa el país, Lacalle Pou insistió en el tema tarifario y salarial con el gobierno saliente. «Queda planteado, no recibí una respuesta formal pero la tendrá Azucena cuando se reúna con el equipo económico».

Por otra parte, Lacalle Pou señaló que desde Presidencia se les ofreció una sala en Torre Ejecutiva para «trabajar todos los días» y que la van a usar.

«Vamos a hablar del inventario, de la situación puntual de cada organismo. En este caso más es mejor, y nos llevamos un documento de 15 puntos, simplemente los títulos para empezar a trabajar», dijo. A su vez, aseguró que se le realizarán auditorías.

«Es lógico que se hagan auditorías y que se presenten a la opinión pública. Estamos definiendo quiénes las van a hacer. Cuanta más información se tenga, todos sabemos que menos hay que hurgar. Les hace bien a todos», enfatizó. Consultado sobre si tuvieron un diálogo acerca de la ley de urgente consideración que prevé enviar al Parlamento el segundo día que asuma la presidencia, el nacionalista consideró que «no es un elemento de la transición».

«Eso empezará el primero de marzo y se discutirá primero con los partidos políticos de oposición y después con el FA. Vamos a reunirnos con todos los partidos, así pretendemos hacer durante toda la Presidencia. Vamos a invitar a dialogar, aun cuando no estemos de acuerdo», expresó.

Pablo Ferreri, subsecretario de Economía y Finanzas, opinó que «es una preocupación en particular» de Vázquez «hacer una transición ejemplar». En rueda de prensa, Ferreri dijo que el presidente de la República «insistió en ir finalizando los documentos de cada ministerio y también un documento que se elabora en conjunto entre OPP y el Ministerio de Economía sobre el estado financiero y económico del país para que sea entregado a las autoridades entrantes».

A su vez, sostuvo que «lo que pretendemos y esta es una preocupación en particular del presidente de la República es hacer una transición ejemplar. Que esté toda la documentación a disposición. Hay muchísima información que, como Uruguay adhiere a compromisos de gobierno abierto, ya son públicas y están colgadas en las distintas páginas web, pero además de eso se está elaborando todo este nuevo material para que sea entregado en conjunto».

Ferreri sostuvo que «luego de entregados los materiales suponemos que habrá reuniones bilaterales con preguntas y dudas de los equipos entrantes que con mucho gusto se irán contestando».

Respecto a las auditorías que realizará Lacalle Pou apenas asuma, el jerarca indicó que «no hay ninguna preocupación, es algo resorte del gobierno entrante, van a tener toda la información disponible y vamos a estar abiertos a contestar todas las dudas que haya.

Si además de eso las autoridades entrantes consideran que hay que hacer auditorías, no hay ningún problema». En el mismo sentido se expresó Víctor Rossi, ministro de Transporte y Obras Públicas. «Se han anunciado procesos de auditoría en todas las áreas y me parece absolutamente legítimo y lógico que el gobierno que entra quiera tener no solo el informe que uno le transmita, sino la constatación a través de auditorías de que la información transmitida responde a la realidad de los hechos.

Me parece normal», enfatizó. «Hay un esquema y estamos preparando por parte de cada una de las direcciones la información que nos sirve para cerrar la memoria anual, y para preparar el informe de transición», agregó.

«Conozco a Heber»

«Conozco a Heber y me parece una persona con experiencia e inteligente que rápidamente va a entender los mecanismos que hacen a una labor de tipo distinto a la legislativa, que es más ejecutiva y exige también otro tipo de ordenamiento de trabajo», afirmó el ministro de Transporte Víctor Rossi, al aludir a su posible sucesor en la cartera.

Uruguay se desvincula del Mecanismo de Montevideo

El presidente electo, Luis Lacalle Pou, anunció que Uruguay no seguirá integrando el Mecanismo de Montevideo, grupo creado junto con México para que la oposición en Venezuela llegue a un diálogo con el gobierno de Nicolás Maduro para así culminar la crisis institucional y política que hay en ese país.

«El Mecanismo de Montevideo no lo va a seguir integrando. Nosotros tenemos una concepción general sobre la superabundancia de estrados internacionales. La superpoblación de grupos a nosotros no nos convence, y menos cuando tienen una gran afinidad ideológica.

No hay que viajar por viajar», señaló Lacalle Pou, que condenará la «dictadura en Venezuela». El nacionalista indicó que él aspira a «una región con mucho pragmatismo». «El pragmatismo debe estar inspirado básicamente en el bien de la nación. Ayer hablé con el presidente (Alberto) Fernández, lo hice el jueves pasado con (Mauricio) Macri y con el presidente (Jair) Bolsonaro también.

Están claras las tensiones, tiendo a pensar que el pragmatismo va a pasar por arriba a la ideología en las relaciones exteriores», dijo. Lacalle Pou expresó a su vez que algo en lo que suscriben «hace muchos años» es que el Uruguay es «una gran nación construida por mucha gente a lo largo de su historia».

«Nosotros no tenemos complejos fundacionales, lo que está bien hecho lo vamos a mantener, lo que está mal hecho lo vamos a cambiar y vamos a tratar de hacer lo que nunca se hizo. Vamos a ser hombres y mujeres de unión, ya es suficiente la división en nuestro país y no podemos colaborar más con esa brecha», señaló.

En relación al Grupo de Lima, el presidente electo dijo que «hay que usar bien la terminología, una cosa es integrarse, otra participar y otra tener coincidencias». «Coincidencias tenemos, sobre la participación en la integración no hay una resolución.

Nosotros ya integramos estrados internacionales, donde vamos a hacer sentir nuestra voz. Pero la superpoblación de grupos basadas en la coyuntura y no el interés nacional, no sé si es el camino que va a recorrer este gobierno.

Compartimos los postulados de este grupo sobre todo con la situación de Venezuela», añadió. En cuanto a la eventual reelección de Luis Almagro como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) por parte del próximo gobierno, Lacalle Pou no lo negó ni confirmó.

«En noviembre del año pasado cuando yo integraba la Comisión de Asuntos Internacionales del Senado, le preguntamos al Frente Amplio qué haría al respecto, no se nos contestó hasta mayo o junio que vino el canciller a la comisión, y el gobierno contestó que no acompañaría la reelección de Almagro».

«Todo indica que la decisión la tomará el gobierno que viene. Ayer contesté que estamos sopesando dos cosas, está claro que no compartimos ideología con Almagro y que fuimos muy críticos de la política exterior cuando integró Cancillería, pero mayoritariamente estamos de acuerdo con la política llevada adelante por él en ese organismo. La pregunta que nos hacemos y tenemos que responder conjuntamente es cuánto va a pasar para que tengamos un uruguayo representándonos en la secretaría general de la OEA», concluyó.

Delgado y Ferrés estarán en Presidencia

Álvaro Delgado y Rodrigo Ferrés fueron confirmados por el presidente electo Luis Lacalle Pou para que cumplan el rol de secretario y prosecretario de Presidencia, respectivamente, a partir del 1º de marzo. Nicolás Martínez, en tanto, será su secretario personal.

Delgado es mano derecha de Lacalle Pou en el sector que lidera -que fue el más votado en las elecciones nacionales-, Aire Fresco, que este año logró tener tres bancas en la Cámara de Senadores. Una de esas bancas la iba a ocupar él pero renunciará para asumir como secretario de Presidencia. En su lugar quedará Amin Niffouri.

Ferrés, asimismo, es el encargado de redactar la ley de urgente consideración que prevé enviar al Parlamento el 2 de marzo. Es abogado, especializado en derecho administrativo, es docente en la Universidad Católica, y director del Centro de Estudios del Partido Nacional. Martínez fue su jefe de campaña y es uno de sus principales asesores.

Criticó al gobierno por no aumentar tarifas y anunció US$ 400 millones más de ahorro

En las diferentes entrevistas, Lacalle Pou habló de distintos temas, como el ahorro en las cuentas del Estado y apuntó contra el Gobierno por haber anunciado que no se iban a aumentar las tarifas a inicios del año próximo.

Entrevistado en Telenoche, por Daniel Castro, Lacalle relató el encuentro que tuvo ayer por la mañana con Tabaré Vázquez. Comentó que fue una «linda charla» en la que decidió «quemar las facturas» que tuvo con el presidente actual desde que le ganó el balotaje hace cinco años, pero de todos modos cuestionó que el Ejecutivo «decide dejarse la rebaja tarifaria que íbamos a hacer».

«El Gobierno tiene por delante la decisión de la rebaja o no. Y acaba de decir que decide que no va a hacerla. Se acuerdan del compromiso nuestro de ahorrar 900 millones y proceder a una rebaja de tarifas. El gobierno nos pone la carreta delante de los bueyes: no ahorró, tiene el déficit más grande de los últimos años, y cuando puede aumentar las tarifas dice que no va a hacerlo», cuestionó.

«Si pensábamos ahorrar 900 ahora hay que agregarle 400», estimó, y dijo que no le cabe «ninguna duda» de que si ganaba el Frente Amplio la elección el actual gobierno iba a «aumentar» las tarifas. «Esto genera un desequilibrio económico y una preocupación.

Azucena (Arbeleche, su asesora en economía) se va a reunir con Álvaro García (director de la OPP) –hoy a las 11.30 horas en forma urgente- para plantearle que hay unos temas económicos que nosotros tenemos que saber. No solo nos dejan déficit, desequilibrados los números grandes, y ya proceden a ofrecer la `rebaja´ que nosotros íbamos a ofrecer», lanzó.

«Por encima de la charla sanadora, en esta transición no hagamos lo lindo, porque aparte no trabajaron para hacer lo lindo. Si hubiera ganado Daniel Martínez el gobierno actual ajustaba las tarifas. Nos obliga a ahorrar más para cumplir con el compromiso», afirmó, y aseguró que este nuevo «compromiso» no será por la «vía tributaria». «Fue poco prolijo», señaló.

En entrevista con Telemundo, fue más lejos y afirmó que la ley de urgente consideración no va a «jorobar nadie, al revés» porque no se «pierden beneficios». Agregó que será una «ley popular». Sobre los contenidos, dijo que no comparte las ocupaciones o los piquetes en las rutas y afirmó que la «idea es derogar el decreto que habla sobre eso».

Dijo que no cree «en los Reyes Magos» cuando se le preguntó si durante su gobierno piensa que no va a haber movilizaciones sindicales y sobre la posibilidad de disturbios como los ocurridos en la región; dijo que «si llega a pasar es porque hay un movimiento externo o interno organizado con voluntades de desequilibrar un gobierno. Espero que eso no pase».

Fitch alertó sobre «diversidad ideológica» de la coalición

Según la calificadora de riesgo internacional Fitch, la «estrecha victoria» de Luis Lacalle Pou en el balotaje del 24 de noviembre marca no sólo un cambio de gobierno, sino un cambio en las políticas económicas de Uruguay, por lo que habría que revisar la calificación que tiene el país en su último ranking.

«La estabilidad institucional de Uruguay ha ayudado para evitar cambios políticos dramáticos en el pasado», explica la empresa en su página web, y advierte que esto «no garantiza acciones decisivas frente a desafíos económicos».

Fitch espera que el PBI crezca «un 1,5% en 2020, debido a la construcción de la planta UPM y otros proyectos de infraestructura». Asimismo, considera que para paliar el déficit fiscal que tiene Uruguay, habría que bajar un «2,5% la deuda para que el déficit se estabilice, pero tal vez requiera más de 2,5 puntos porcentuales dado el gasto persistente».

«Mientras que el Partido Nacional ha formado una coalición que le dará mayorías parlamentarias, su diversidad ideológica podría impedir reformas ambiciosas», advierte la calificadora, y ve con preocupación la inclusión de Cabildo Abierto porque «podría generar fricciones en la coalición» debido a que «en el documento con sus objetivos comunes, la coalición abandonó sus planes de liberalizar las importaciones de combustible para incorporar las opiniones de más facciones de izquierda».

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. NTX dice
    Agarrarse de la que se viene con el merquero..
  2. Mirapaarriba dice
    PARA MI SERA SIEMPRE “BANDERITA luis, HIJO DEL QUE ESTA EN MEDIO DE: “Casa de Rohm 20 02, George Bush, Menem, De La Rua, Batlle, Lacalle

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.