Existen alimentos ricos en antioxidantes que pueden contribuir a mejorar la tersura de la pielCinco alimentos que favorecen la aparición de celulitis

Para mantener la buena salud de la piel es fundamental llevar una dieta variada y saludable, rica en antioxidantes que alimentan nuestra epidermis.

Sin embargo, los milagros no existen, y aunque una alimentación correcta puede ayudarnos a prevenir la aparición de celulitis y grasa localizada, lo más probable es que los resultados no sean significativos.

Tener una buena salud dérmica, cosa que se puede lograr en gran medida mediante una alimentación adecuada, no tiene por qué traducirse en la desaparición de la celulitis, la piel de naranja o la grasa localizada. Existen alimentos ricos en antioxidantes que pueden contribuir a mejorar ligeramente la tersura y aspecto de la piel, mientras que otros favorecen la aparición de grasa localizada y celulitis.

Frutas, verduras y hortalizas se encuentran en el primer grupo, mientras que los ultraprocesados y los alimentos ricos en sal, azúcar y grasas añadidas son las peores opciones si queremos mitigar el aspecto e incidencia de la celulitis.

Sin perder de vista que existe un componente genético, no cabe duda de que los hábitos de vida, y la alimentación entre ellos, pueden contribuir a mejorar y sobre todo prevenir la aparición de celulitis, que se produce cuando el tejido adiposo se deforma, no existe una correlación clara entre el peso y la celulitis. Esta puede empezar a aparecer alrededor de la pubertad, y hay mujeres delgadas que tienen más incidencia de celulitis que otras con sobrepeso.

En cualquier caso, para prevenir su aparición y mejorar el aspecto de la celulitis que ya tenemos, no solo es fundamental practicar ejercicio físico y, sobre todo, movernos, pues nuestro cuerpo está diseñado para el movimiento, sino también erradicar de la dieta determinados alimentos.

Cereales de desayuno

No se puede poner en la misma bolsa a  todos los cereales de desayuno, porque existen algunas marcas con propuestas saludables y libres de aditivos, pero en la mayoría de ellos, sobre todo los infantiles, son alimentos ultraprocesados que deberíamos dejar de consumir. Y no solo por una cuestión estética, sino también por salud, ya queque suelen ser ricos en azúcares y harinas refinadas, e incluso algunos que consideramos integrales no lo son en realidad. Tanto los cereales como otros ultraprocesados de desayuno como las galletas o los bizcochos contienen azúcares añadidos, generalmente en grandes cantidades, y estos potencian la aparición de celulitis. El azúcar daña las fibras de colágeno a través de un proceso llamado glicación, de manera que la piel pierde firmeza y pueden aparecen paulatinamente tanto celulitis como arrugas y líneas de expresión.

Pan blanco

Es importante abandonar el consumo de harinas refinadas y apostar por las integrales por diversos motivos. Uno de ellos es que favorecen la retención de líquidos y por tanto la aparición de celulitis. Conviene, entonces, sustituir pan, pasta y arroz por sus versiones integrales, que al contener fibra serán absorbidas lentamente por el organismo, de manera que nos harán sentir más saciados durante más tiempo incluso comiendo las mismas cantidades. La harina refinada tiene, además, propiedades inflamatorias y muchos productos que se elaboran con ellas, como los panes industriales, contienen también levaduras difíciles de metabolizar.

Refrescos azucarados

Los azúcares añadidos presentes en los refrescos azucarados que encontramos en el mercado no son buenos aliados contra la celulitis. La bebida de elección debe ser el agua, ya que mantener una correcta hidratación hará que se reduzca la retención de líquidos, que influye decisivamente en la celulitis.

El consumo de compuestos diuréticos como de determinadas infusiones destinadas a combatir la retención de líquidos puede terminar  incluso siendo contraproducente. Suele ocurrir que mucha gente se siente mejor porque con estos suplementos, que en ocasiones se diluyen en agua, va más al baño, algo que en ocasiones ocurre únicamente porque se bebe más, sin saber que su consumo excesivo puede dar lugar a una pérdida de electrolitos. Lo mejor es practicar ejercicio físico con regularidad, e incidir en el ejercicio de fuerza, que mejorará la masa muscular y hará que nuestra piel tenga mejor aspecto.

Embutidos

La carne procesada y embutidos, cuyo consumo ha sido desaconsejado por la OMS al ser incluido en el Grupo 1 de sustancias carcinógenas para humanos, también empeora el aspecto de la celulitis, dado que contiene grasas de mala calidad como las que encontramos en otros ultraprocesados.  No hay que caer en la demonización de las grasas que se ha dado durante años y que es fundamental distinguir entre los diferentes tipos de grasas. Si queremos llevar una alimentación saludable, hemos de tener en cuenta que el cuerpo necesita grasas para funcionar, del mismo modo que carbohidratos, proteínas y otros micronutrientes. Existen una serie de ácidos grasos esenciales fundamentales para múltiples funciones del organismo, que están presentes en alimentos como el aceite de oliva, la palta, el pescado o los frutos secos.

Cafeína

Existen creencias contradictorias sobre los efectos de la cafeína sobre la celulitis. Por un lado, se cree que esta, administrada por vía tópica, puede contribuir a mejorar su aspecto, de manera que numerosas cremas anticelulíticas incluyen la cafeína entre sus principios activos. Sin embargo, un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en el que se analizaban los efectos de diversas cremas anticelulíticas presentes en el mercado, concluía que si bien la cafeína penetra fácilmente en la piel, no existe evidencia de que sea capaz de llegar a las células del tejido adiposo, que se encuentran muy por debajo de la epidermis. A falta de evidencias científicas, la OCU concluye, pues, que no se puede relacionar la administración de cafeína por vía tópica con la mejora de la celulitis.

​Por otro lado, se ha relacionado el consumo de cafeína por vía oral con un empeoramiento del aspecto de la celulitis, puesto que la cafeína provoca retención de líquidos e interfiere en la oxigenación de los tejidos. Estas afirmaciones tampoco son concluyentes, puesto que de momento no existe evidencia científica al respecto.

Siempre es recomendable consultar a un especialista en nutrición y mantener una dieta saludable y una vida deportiva activa.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat