Cifra de pobres en Latinoamérica aumenta a 209 millones de personas

“La pandemia ha evidenciado y exacerbado las grandes brechas estructurales de la región y, en la actualidad, se vive un momento de elevada incertidumbre», puntualizó Bárcenas.

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcenas presentó ayer la nueva edición del informe anual Panorama Social de América Latina 2020 de la mencionada institución el cual arrojó que el total de personas pobres ascendió a 209 millones a finales de 2020.Bárcenas puntualizó que “la pobreza y la pobreza extrema alcanzaron en 2020 en América Latina niveles que no se han observado en los últimos 12 y 20 años, respectivamente”, lo que representa 22 millones de personas pobres más que el año anterior.

“La pandemia ha evidenciado y exacerbado las grandes brechas estructurales de la región y, en la actualidad, se vive un momento de elevada incertidumbre en el que aún no están delineadas ni la forma ni la velocidad de la salida de la crisis», puntualizó la alta funcionaria.Al mismo tiempo, Bárcenas agregó que «los costos de la desigualdad se han vuelto insostenibles y (…) es necesario reconstruir con igualdad y sostenibilidad, apuntando a la creación de un verdadero Estado de bienestar, tarea largamente postergada en la región”.

La Cepal precisó en su informe que el desempleo en la región alcanzó al 10,7 por ciento de la población debido a al impacto económico generado por la pandemia de la Covid-19. La institución regional indicó además que en 2020 la tasa de pobreza extrema se situó en 12,5 por ciento y la tasa de pobreza alcanzó el 33,7 por ciento de la población. La pobreza es mayor en áreas rurales, entre niñas, niños y adolescentes; indígenas y afrodescendientes; y en la población con menores niveles educativos, arrojó el informe.

Perspectiva de género

El mes pasado la Cepal también había presentado el informe ‘La autonomía económica de las mujeres en la recuperación, sostenible y con igualdad’. El documento reveló que en 2020 la tasa de participación femenina en el mercado laboral en la región cayó un 6,0 porciento al pasar del 62,5 porciento al 57,2 porciento. El informe arrojó que “la crisis generada por la pandemia del Covid-19 impactó negativamente en la ocupación y en las condiciones laborales de las mujeres en América Latina y el Caribe, generando un retroceso de más de una década en los avances logrados en materia de participación laboral”.

El estudio indicó que un “56,9 porciento de las mujeres en América Latina y un 54,3 porciento en el Caribe se encuentran ocupadas en sectores en los que se prevé un mayor efecto negativo en términos del empleo y los ingresos”.Otro de los datos revelados por la Comisión apunta que “la contracción del turismo perjudica significativamente a los países del Caribe, lo que afectará a 1 de cada 10 mujeres que se emplean en este sector”.

La Cepal valoró que el trabajo doméstico remunerado “es otro de los sectores fuertemente golpeados por la crisis, ya que, además de estar altamente precarizado, es un tipo de trabajo que no puede ser realizado de forma remota. Muchas mujeres empleadas en este sector experimentan incertidumbre acerca de su remuneración, sobre todo en el caso de aquellas que no cuentan con un contrato formal”.Entre los desafíos, la Comisión señala que además de “transversalizar la perspectiva de género en todas las políticas de recuperación, se requieren acciones afirmativas en el ámbito de las políticas fiscales, laborales, productivas, económicas y sociales, que protejan los derechos de las mujeres alcanzados en la última década” (Telesur)

La clave

La Cepal precisó en su informe que el desempleo en la región alcanzó al 10,7 por ciento de la población debido a al impacto económico generado por la pandemia de la Covid-19. La institución regional indicó además que en 2020 la tasa de pobreza extrema se situó en 12,5 por ciento y la tasa de pobreza alcanzó el 33,7 por ciento de la población. La pobreza es mayor en áreas rurales, entre niñas, niños y adolescentes; indígenas y afrodescendientes; y en la población con menores niveles educativos, arrojó el informe

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat