Protesta en JerusalénCierra iglesia por un nuevo impuesto

La iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén cerró ayer sus puertas para protestar contra un nuevo impuesto del gobierno de Israel, indicaron este domingo los responsables cristianos del templo. La iglesia cerró hacia mediodía aunque se desconoce por cuanto tiempo. El templo, custodiado por distintas confesiones cristianas, es el lugar donde, según la tradición, fue enterrado Jesucristo. «Como medida de protesta hemos decidido tomar esta medida sin precedentes y cerrar la iglesia del Santo Sepulcro», dijeron los responsables ortodoxos, armenios y católicos del templo en un comunicado. Según ellos, las nuevas medidas israelíes para obligar a la iglesia a pagar impuestos «son un intento de debilitar la presencia cristiana en Jerusalén». Los responsables también critican un proyecto de ley israelí que permitirá expropiar propiedades de la iglesia. «Este ley detestable (…) haría posible la expropiación de propiedades de la iglesia», dijo el comunicado, asegurando que el texto, que será analizado este domingo en un comité ministerial, «nos recuerda las leyes similares dictadas contra los judíos durante el periodo más oscuro en Europa».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat