Científicos argentinos diseñan método para detectar coronavirus rápidamente

Está en fase de prototipo y se esperan inversores para poder producirla a escala industrial. Costará entre uno y dos dólares. Podría ser revolucionaria porque facilita el diagnóstico veloz, vital para evitar la propagación viral, según consigna hoy Página/12.

0 44

Franco Goytía es economista (Universidad de San Andrés) y desde hace un año y medio se asoció con Carla Giménez (biotecnóloga y exbecaria del Conicet), Federico Pereyra Bonnet y Lucía Curti (ambos investigadores del Consejo) para fundar Caspr Biotech, una start up de base biotecnológica y de gestión privada en la que participan otros científicos de diversas especialidades.

Desde aquí, crearon un método portátil para detectar la presencia de coronavirus en tan solo 60 minutos. Un mecanismo de resultado rápido, aplicación sencilla y a muy bajo costo. Su aplicación podría ser clave para el período «de ventana», es decir, cuando el paciente no tiene síntomas pero la enfermedad está.

Se trata de una tirita muy similar a la aplicada para las pruebas de embarazo -los populares Evatest- configurada específicamente para detectar enfermedades infecciosas y mutaciones genéticas. El prototipo fabricado por el equipo multidisciplinar de genetistas, bioinformáticos y microbiólogos podría estar listo en poco tiempo.

«El propósito de Caspr Biotech es crear una plataforma de detección molecular. Nos basamos en CRISPR Cas9, una tecnología de edición genética que ha revolucionado al mundo. «Todavía hay cosas del funcionamiento que debemos perfeccionar pero, esencialmente, se coloca una muestra proveniente de un hisopado nasal y el modus operandi es muy similar al de un test de embarazo.

En menos de 60 minutos se obtiene el resultado positivo (dos líneas) o negativo (una línea). Restan ajustar algunos pasos para que el proceso sea totalmente automatizado», afirma Goytía que, a sus 24 años, es el encargado de la difícil tarea que supone atraer a los inversores.

«Necesitamos acceder a muestras de coronavirus reales, ya que el material está muy restringido por el peligro que supone», comenta Goytía que actualmente se encuentra en Nueva York y asiste a reuniones con grupos inversores y organismos internacionales.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.