Investigación científica ilegalCientífico chino violó leyes con modificación genética en humanos

Cuando He anunció el año pasado el nacimiento de las gemelas modificadas genéticamente para hacerlas resistentes al VIH-Sida, recibió una repulsa por la comunidad científica dentro y fuera de China.

1 708

El científico chino He Jiankui violó las leyes, evadió la supervisión, usó documentos falsos y reclutó voluntarios ilegalmente para realizar el polémico experimento por el cual nacieron dos bebés genéticamente modificadas, aseguraron este lunes los investigadores del caso.

Al divulgar los resultados preliminares de la pesquisas, el equipo gubernamental reveló que el genetista recaudó fondos y también organizó el ensayo por su cuenta desde junio de 2016 y con apoyo de colegas nacionales y extranjeros.

Entre marzo de 2017 y noviembre de 2018 convocaron a ocho parejas conformadas por hombres portadores del VIH y mujeres sanas, lograron dos embarazos por inseminación artificial y el parto de las gemelas Lulu y Nana.

Las bebés vinieron al mundo en noviembre pasado tras utilizar la técnica Crispr-Cas9 para alterar su ADN y hacerlas invulnerables al virus causante del Sida.

Ese procedimiento también es conocido como ‘tijeras genéticas’, y permite quitar y reemplazar las partes no deseadas del genoma de la misma manera que se corrige un fallo en una computadora.

Tanto He Jiankui como las personas e instituciones involucradas en el hecho recibirán sanciones fuertes de conformidad con las regulaciones de China y sus crímenes se transferirán a la justicia.

Mientras, las niñas, su madre, y la otra voluntaria aun embarazada seguirán bajo seguimiento médico para observar su evolución.

Cuando He anunció el año pasado el nacimiento de las gemelas modificadas genéticamente para hacerlas resistentes al VIH-Sida, recibió una repulsa por la comunidad científica dentro y fuera de China.

En vez de halagos, contra él y su equipo avanzó una ola de condena que sumó múltiples voces preocupadas por la violación de las leyes, los protocolos morales, éticos y técnicos de la ciencia, más los riesgos biológicos para Lulu y Nana, y su futura descendencia.

De inmediato la Comisión Nacional de Salud de China lanzó una indagatoria para corroborar su veracidad y esclarecer cómo y con qué permiso legal el genetista llevó a cabo su ensayo cuando la ley del país asiático prohíbe esas actividades.

Bajo la lupa quedaron una universidad y un hospital materno-infantil de la sureña ciudad de Shenzhen donde se desarrolló el polémico experimento, aunque él mismo aseguró que las autoridades de dichos centros estaban ajenas a lo que hacía.

No obstante, el Gobierno prometió castigar con severidad a los involucrados en el caso porque es inaceptable y paralizó todas las pesquisas relacionadas con la genética, en especial, las de He.

Al unísono, el Ministerio de Ciencia y Tecnología recordó que la mutación del ADN en embriones humanos está limitado solo a fines investigativos y las fertilizaciones in vitro realizadas bajo dicho concepto no deben sobrepasar los 14 días de existencia. (Fuente: Prensa Latina)

También podría gustarte
1 comentario
  1. tejo diaz dice
    El mejor castigo seria modificarlo a EL !

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.