China y el cambio climático

El 22 de abril de 2021, Día Internacional de la Tierra, el Presidente de la República Popular China Xi Jinping asistió de manera virtual, a invitación del Presidente estadounidense Joe Biden, a la Cumbre de Líderes sobre el Clima, pronunciando un importante discurso.

En los años recientes, el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad, la desertificación y la mayor frecuencia de los incidentes climáticos extremos han acarreado severos desafíos para la subsistencia y el desarrollo de los seres humanos. La continua propagación de la pandemia de COVID-19 ha sumado problemas adicionales para el desarrollo socioeconómico de los países. Frente a las dificultades inéditas en la gobernanza ambiental global, la comunidad internacional debe construir juntos, con ambición y acciones sin precedentes, la comunidad de vida entre los seres humanos y la naturaleza.

Persistir en la convivencia armoniosa entre los seres humanos y la naturaleza. Como la naturaleza nos ha dado la vida, debemos tomarla como nuestro origen, respetarla, adaptarnos a ella y protegerla. Si no la respetamos y actuamos en su contra, terminaremos siendo castigados por ella. En este sentido, se nos exige proteger la naturaleza y el medio ambiente como cuidar nuestros propios ojos y promover el nuevo patrón de convivencia armoniosa entre los seres humanos y la naturaleza.

Persistir en el desarrollo verde. Las aguas cristalinas y montañas verdes son tan valiosas como las montañas de oro y plata. Proteger el medio ambiente es proteger las fuerzas productivas, y mejorarlo equivale al desarrollo de las mismas. Se trata de un hecho tan obvio como veraz. Nos es menester abandonar los modelos de desarrollo que perjudican o socavan el medio ambiente, y decir no a las prácticas cortoplacistas que buscan un desarrollo temporal a expensas del medio ambiente.

Persistir en la gobernanza sistémica. Las montañas, los ríos, los bosques, las tierras de labranza, los lagos, los prados y los desiertos son partes inseparables de los ecosistemas. La protección ambiental no necesita soluciones parciales sin abordaje integral. Más bien, debemos seguir las leyes inherentes de los ecosistemas y tomar en consideración los diversos elementos de la naturaleza como un conjunto, para potenciar su capacidad de circulación y preservar el equilibrio ecológico.

Persistir en un enfoque centrado en el pueblo. El medio ambiente incide en el bienestar de todos los pueblos del mundo. En este sentido, hemos de tener bien presentes las aspiraciones de los pueblos a una mejor vida y a un mejor medio ambiente. Debemos ser bien conscientes de nuestras responsabilidades ante las generaciones venideras y trabajar por hacer compatibles la protección ambiental, el desarrollo económico, la creación de empleo y la eliminación de la pobreza, y velar por la equidad y la justicia sociales en medio de la transición verde.

Persistir en el multilateralismo. Hemos de defender el sistema internacional centrado en las Naciones Unidas (ONU), hacer cumplir las metas y principios de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París, y trabajar por implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Nos es imperativo reforzar nuestras respectivas acciones, profundizar las asociaciones y elevar el nivel de cooperación.

China saluda el regreso de EE.UU. a la gobernanza climática multilateral. Recientemente, China y EE.UU. han publicado una Declaración Conjunta sobre el Cambio Climático. La parte china está a la expectativa de trabajar, junto con la comunidad internacional, incluyendo EE.UU., por promover la gobernanza ambiental global.

Persistir en el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas. Este principio constituye la piedra angular de la gobernanza climática global. Bajo las actuales circunstancias, hemos de reconocer plenamente las contribuciones de los países en desarrollo al enfrentamiento al cambio climático, y atender sus dificultades y preocupaciones particulares. Los países desarrollados han de tomar acciones más ambiciosas, y al mismo tiempo, prestar ayuda efectiva a los países en desarrollo a mejorar su capacidad y resiliencia contra el cambio climático, brindarles apoyo en financiamiento, tecnologías y construcción de capacidades y abstenerse de poner barreras verdes al comercio, ayudándoles así a acelerar su transición hacia un desarrollo verde y bajo en carbono.

En el año pasado, China anunció que se esforzará por alcanzar la cima de emisiones de CO2 antes de 2030 y la neutralidad de carbono antes de 2060. Se trata de una decisión estratégica trascendental que hemos tomado al asumir la responsabilidad de promover la comunidad de futuro compartido de la humanidad y cumplir el requisito inherente del desarrollo sostenible. El tiempo prometido por China para alcanzar la neutralidad de carbono desde la cima de emisiones de CO2 es mucho más corto que el de los países desarrollados, lo cual requiere un arduo esfuerzo de la parte china. Asimismo, al tomar la decisión de adoptar la Enmienda de Kigali del Protocolo de Montreal, China reforzará el control de otros gases de efecto invernadero además de CO2 y dará inicio a las transacciones del mercado nacional de carbono.

Como participante, contribuyente y pionero de la construcción de la civilización ecológica global, China defiende con firmeza el multilateralismo, en un esfuerzo por construir un sistema global de gobernanza ambiental equitativo, razonable y de cooperación y ganancia compartida. En octubre del año en curso, China auspiciará la COP15 del Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, y trabajará junto con las diversas partes para llevar la gobernanza global de biodiversidad a una nueva altura. Apoyamos la COP26 de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático para que obtenga logros positivos.

2 Comentarios
  1. Edgar José Jaimes Cárdenas dice
    Buen día, estimados amigos de este importante medio de comunicación, en particular al periodista responsable de la sección de opinión del mismo. Quien escribe este comentario es el Dr. Edgar José Jaimes Cárdenas residenciado en la ciudad de Pampanito, estado Trujillo, Venezuela. En efecto, en la mañana de hoy he leído este interesante y relevante artículo titulado «China y el cambio climático», magistralmente escrito por el Excelentísimo Embajador de China en Uruguay, Sr. Wang Gang. El motivo de mi comentario es ver la posibilidad de conocer, a través de ustedes, el correo electrónico del Embajador Sr. Wang Gang, en su sede de la Embajada de China en Montevideo, con la finalidad de hacerle llegar mi opinión personal sobre la significación y alcance de sus ideas y criterios que acertadamente emite en su oportuno artículo de opinión. Para conocer de mi experticia y hoja de vida les doy a continuación el link donde pueden verificar mis competencias técnicas, científicas, profesionales y académicas; esto es: https://orcid.org/0000-0003-3653-0241 Estaré agradecido de la información que a bien puedan suministrarme. Del mismo modo, si fuera necesario que ustedes suministren mis contactos al Sr. Embajador Wang Gang, los autorizo plenamente a que lo hagan dado mi interés en establecer contacto con él por WhatsApp o por correo electrónico lo más pronto posible. Atentamente Dr. Edgar José Jaimes Cárdenas Ing. Agrónomo; Agrólogo, M.Sc y PhD. Cédula Identidad Venezolana N° 3.644.539 Pasaporte Venezolano N°094291977 Telf. WhatsApp N° +58 416 672 0175 Correo electrónico jaimes.5060@gmail.com Docente-Investigador Titular Emérito de la ULA-NURR, Trujillo. Venezuela Premio Nacional de Conservación, convocatoria del año 1989.
  2. Edgar José Jaimes Cárdenas dice
    Estimados amigos de La República. En el comentario que les remití ayer, al final del mismo, les solicitaba información para contactar al Sr. Embajador de la República Popular de China en el Uruguay, Sr. Wang Gang, autor del articulo China y el cambio climático, que fue publicado ayer 24 de abril del año en curso. Ciertamente, tal solicitud no tiene lugar toda vez que he obtenido por la red informativa del portal Google un correo electrónico que me permitirá hacer llegar mi opinión al Sr. Embajador de China en Uruguay. Por la atención dispensada al respecto, quedo de ustedes Atentamente Dr. Edgar José Jaimes Cárdenas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat