China confinó una ciudad de cinco millones de habitantes por un brote de Covid-19 entre escolares

Las autoridades chinas decidieron confinar a los residentes de Xiamen, ciudad de 5 millones de habitantes y una de las más pobladas de la provincia suroriental de Fujian, donde un reciente rebrote del coronavirus sumó 60 nuevos positivos este lunes.

La Comisión Nacional de Sanidad de China informó este martes que, de los 60 nuevos contagios locales diagnosticados este lunes (59 confirmados y un asintomático), 32 se localizaron en Xiamen, y análisis preliminares citados por la prensa local apuntaron a la presencia de la más virulenta variante Delta.

Las autoridades sospechan que el paciente cero es un hombre que había vuelto de Singapur y desarrolló los síntomas tras dar negativo de coronavirus y completar una cuarentena de 14 días. Su hijo de 12 años y un compañero de clase fueron de los primeros contagiados justo después de la reapertura del curso escolar. El virus se ha expandido entre clases, infectando a más de 36 niños, ocho de ellos en edad preescolar, indicaron las autoridades de la ciudad este martes.

El diario local The Paper avisó de la entrada en vigor, desde la pasada medianoche local (16:00, hora GMT), de la suspensión de los servicios de autobuses de larga distancia, como parte de una serie de medidas que incluyen la vuelta a las clases por internet para los estudiantes desde la guardería a la universidad y el cierre de todos los lugares de recreo.

La prensa local también indicó que todos los complejos residenciales de Xiamen permanecerán en «circuito cerrado», lo que impide a los residentes abandonarlos, y solo se dejará acceder al aeropuerto de la ciudad a aquellos viajeros que presenten un resultado negativo de análisis de ácido nucleico realizado como máximo 48 horas antes.

Según el rotativo hongkonés South China Morning Post, todas las celebraciones y actos del Festival del Medio Otoño (el próximo día 21) se han cancelado, al tiempo que se han prohibido las reuniones multitudinarias, pospuesto las bodas y emitido las directrices pertinentes para celebrar los funerales de «manera sencilla».

Por el momento, las ciudades de Putian y Quanzhou (esta última, de más de 6 millones de habitantes), también en la provincia de Fujian, han registrado asimismo positivos como parte de este mismo rebrote.

En el caso de Putian -donde hoy comenzará una ronda de tests masivos a sus casi 2 millones de residentes-, la prensa local indicó que las infecciones están localizadas en una escuela y una fábrica de calzado.

Este lunes, las autoridades aseguraron que es probable que el rebrote se propague por más regiones del país asiático, pero que lograrán controlarlo antes de inicio de las vacaciones de la «semana dorada», que comienzan el próximo 1 de octubre.

Hasta la fecha, China ha desarrollado una estrategia de tolerancia cero frente al coronavirus, lo que supone estrictos controles de entrada al país con cuarentenas de hasta tres semanas y numerosas analíticas de diversos tipos, además de la práctica de test masivos en los lugares donde se detecta un rebrote.

Según el parte emitido hoy por las autoridades sanitarias, China registró 92 nuevos casos confirmados este lunes -59 por contagio local y 33 procedentes del extranjero- y hay actualmente 810 contagiados activos, de los que 4 permanecen en estado grave, además de 401 infectados asintomáticos.

Desde el inicio de la pandemia, las cifras oficiales indican que se han infectado 95.340 personas en China, de entre las que se han curado 89.894 y fallecido 4.636.

Putin está aislado tras detectarse varios casos de Covid-19 en su entorno

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se vio obligado a autoaislarse tras la detección de casos de coronavirus en su entorno, anunció este martes el Kremlin. Según la Presidencia rusa, Putin, de 68 años, informó de ello a su homólogo tayiko, Emomali Rajmón, durante una conversación telefónica.

Debido a la cuarentena que debe guardar, el presidente ruso participará por videoconferencia en las cumbres de líderes de la Organización del Tratado de Seguridad (OTSC) y de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) que se celebrarán a finales de semana en Dusambe.

En una reunión del gobierno, en la que participó por video, el presidente, que se vacunó en febrero, dijo: «Espero que todo sea como debe ser y que la Sputnik V demuestre en la práctica sus altos niveles de protección contra el Covid-19».

Previamente, el vocero del Kremlin informó que «el presidente está en perfecto estado de salud» y agregó que Putin se sometió a un test de detección del virus aunque el Kremlin no reveló su resultado.

Este lunes el presidente ruso comentó durante una reunión sostenida en el Kremlin con atletas paralímpicos rusos que en su entorno se habían detectado varios casos de contagio de Covid-19.

«Es necesario comprender qué es lo que está pasado realmente con esto. Pienso que tendré que autoaislarme próximamente, tenemos muchos enfermos», adelantó.

El mandatario ruso, quien se vacunó contra el Covid en febrero (y solo reveló que fue con la fórmula Sputnik V meses después, en junio), evitó durante más de un año participar en todo tipo de evento público presencial y ha preferido celebrar reuniones telemáticas con representantes del Gobierno y las instituciones rusas.

Si bien Sputnik ha sido probada como altamente efectiva para evitar casos graves de Covid, igualmente se reporta un baja tasa de contagios entre los vacunados (infecciones de avance). Entre ellos está el presidente argentino Alberto Fernández, quien dio positivo en abril con síntomas leves.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo