CEPAL propone un ingreso básico de emergencia (IBE) para satisfacer necesidades básicas, a raíz de la pandemia

Según un informe, hecho en conjunto por CEPAL y la OIT, habran 11,5 millones de nuevos desocupados en América Latina

1 111

De acuerdo a una estimación presentada en un informe, divulgado ayer por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la cantidad de desocupados en América Latina se incrementará a un total de 37,7 millones de personas desocupadas. Es decir que la situación de pandemia traerá 11,5 millones de nuevos desocupados a esta región.

En la edición N⁰ 22 del informe “Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe. El trabajo en tiempos de pandemia: desafíos frente a la enfermedad por coronavirus (COVID-19)”, se explora algunas de las políticas implementadas por los países para proteger el empleo formal, cautelar los ingresos de los trabajadores y trabajadoras en la economía formal e informal y proteger al sector productivo.

En materia de coyuntura económica, la CEPAL y OIT señalan que la pandemia generó fuertes efectos negativos en el mercado de trabajo, con consecuencias en el sector formal (reducción de horas, caída de salarios y despidos) e informal (caída de empleo por distanciamiento y prohibición de circulación, menor acceso a compensaciones de ingreso). En el documento se estima que la contracción económica en América Latina será de 5,3% este año, y que tendrá “efectos negativos” sobre la tasa de desocupación de la región, que pasará de 8,1% en 2019 a 11,5% este año.

La implementación de políticas para la reactivación requerirá de un fuerte componente de formación y educación en seguridad y salud para los actores del mundo del trabajo, ya que se espera además un ostensible deterioro de la calidad del empleo en la región, donde la tasa media de trabajos informales ya alcanza 54%. “Para ello serán necesarios recursos institucionales y presupuestarios reforzados que garanticen su cumplimiento, y deben incluir buenas prácticas, como la puesta en marcha de un protocolo de salud y seguridad en el trabajo que incluya inducción al personal, la adopción de horarios de entrada y salida desfasados para evitar aglomeraciones, rutinas de desinfección y sistema de lavado de manos, uso obligatorio de mascarillas, y un protocolo en caso de que algún trabajador presente síntomas”, indica el documento.

Según cálculos de la OIT, la crisis sanitaria provocada por esta pandemia de Covid-19, y las medidas de confinamiento, “provocan una pérdida de alrededor del 10,3% de las horas de trabajo en el segundo trimestre de este año, lo que equivale a 31 millones de empleos a tiempo completo (suponiendo una jornada de 40 horas semanales)”. Las cifras de desempleo afectarán de forma muy dura a los más vulnerables de la región, provocando el aumento de la pobreza en 4,4 puntos porcentuales y la pobreza extrema en 2,6 puntos porcentuales respecto de 2019. “Esto implica que la pobreza alcanzaría entonces a 34,7% de la población latinoamericana (214,7 millones de personas) y la pobreza extrema a 13% (83,4 millones de personas)”, se señala en el informe. También se espera un aumento de la desigualdad en todos los países de la región, con incrementos del índice de Gini de entre el 0,5% y el 6,0%.

La CEPAL propone un ingreso básico de emergencia (IBE) “por un monto igual a una línea de pobreza durante seis meses para satisfacer necesidades básicas y sostener el consumo de los hogares. Esto supondría un gasto adicional del 2,1% del PIB para abarcar a todas las personas que se encontrarán en situación de pobreza en 2020. En este ámbito, el objetivo estratégico de largo plazo es la implementación gradual de un ingreso básico universal, sustentado por mecanismos sostenibles e innovadores de financiamiento», añade en el comunicado.

También podría gustarte
1 comentario
  1. Pedro de la Heroica dice
    Y de donde salen los recursos…de Marte? … ojo los marcianos no lean la teoría de la dependencia y se pasen cincuenta años echándole la culpa a otros…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.