Cayó mujer que lideraba banda narco que dominaba venta de droga en los barrios Hipódromo, Ituzaingó, Cerrito y Punta de Rieles; fue a prisión

La Operación “Holstein”, a cargo de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas (Dgrtid), logró desarticular parte de la organización liderada por una conocida narcotraficante, integrante de la familia Figueroa Buscarón, que dominaba los barrios Hipódromo, Ituzaingó, Cerrito de la Victoria y Punta de Rieles y, a la vez, generaba enfrentamientos armados con otros grupos criminales por la disputa del territorio y el poder, informaron a LA REPÚBLICA desde la Unicom del MI.

A raíz de tareas investigativas que se venían desarrollando desde febrero, a cargo de la Fiscalía Especializada en Estupefacientes de 2° Turno, se logró determinar el modus operandi del grupo criminal. Según la información obtenida, la líder del grupo, una mujer de 49 años y poseedora de tres antecedentes penales, era la encargada de coordinar y recibir la droga en cargamentos que venían desde el exterior. 

Luego, la droga era fraccionada por personas que reclutaba de contextos sociales críticos y vendida en bocas de propiedad de la indagada ubicadas en diferentes barrios de Montevideo.

Días atrás, se realizaron de manera simultánea cinco allanamientos en viviendas y comercios propiedades de la indagada con apoyo de personal de las Direcciones de Investigaciones de la Policía Nacional, Información e Inteligencia Policial, Guardia Republicana y la Fuerza Aérea Uruguaya.

En las cuatro viviendas y un almacén fueron localizadasdos armas de fuego, una pistola calibre 32 con ocho municiones y un revólver calibre 22 con una munición, 67.562 pesos, 400 dólares, ocho cámaras de seguridad y dos sistemas DVR correspondientes.

También se incautó marihuana en dosis, prensada, en ramas y cogollos, tres balanzas de precisión, once celulares, ocho tarjetas SIM, una camioneta y diez plantas de marihuana.

Junto a la líder de la organización se detuvieron dos hombres de 52 y 54 años.

Tres condenados

Los detenidos fueron puestos a disposición judicial y enviados a prisión. La mujer deberá cumplir tres años y seis meses de penitenciaría como autora de un delito de negociación de sustancias estupefacientes prohibidas, mientras que el hombre lo hará por el lapso de tres años y un mes condenado por el mismo delito.

El tercer detenido fue condenado como autor de un delito de tráfico interno de armas de fuego y municiones en la modalidad de adquisición a la pena de cinco meses de prisión que cumplirá en régimen de libertad a prueba.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat