Hacer que los objetos que están frente a nosotros desaparezcan ya no es un imposible o un evento de una película de ciencia ficciónCapa de invisibilidad se hace realidad en Canadá

0 748

Un equipo multidisciplinario de científicos del Instituto Nacional de la Investigación Científica (INRS), ubicado en la localidad de Montreal (provincia de Quebec en Canadá), logró hacer invisible completamente un objeto de tres dimensiones.

El INRS y este grupo de especialistas asumieron el reto bajo la batuta del científico de origen español, José Azaña, quien direccionó a sus colegas en la ardua tarea de lograr desaparecer del ojo humano un objeto en su totalidad.

La hazaña de este equipo se logró mediante la técnica del camuflaje. En este proceso se ilumina el objeto a una medida y específica frecuencia para dar la sensación de ausencia óptica, lograr que el objeto parezca no estar debido a la refracción de los rayos de luz.

“Todos funcionan muy bien cuando tú quieres hacer un objeto invisible a una determinada frecuencia, lo que quiere decir que es sencillo hacer invisible un objeto de un determinado color, por ejemplo, un objeto rojo. En cambio, cuando el objeto no es de un solo color los científicos se enfrentan al principal problema de la invisibilidad”, destaca Azaña según informó TeleSur.

El proceso de desaparición se lleva a cabo porque los objetos son atravesados completamente por los rayos de luz que se enlazan con los diferentes colores de la pieza en cuestión.

Azaña ejecutó este plan de estudio y experimentación apoyado en el estudio de las ondas electromagnéticas, definiendo así este proceso en un hecho que logra “hacer invisible el medio a través del cual viajaba la información”.

“Si bien es cierto que en ciencia todo empieza con un concepto, primero tienes una idea a la que se le llama concepto y luego hay que ver hasta dónde puede llegar a desarrollarse esa idea”, dijo.

El equipo multidisciplinario se especializa en campos de fotónica, óptica e ingeniería de microondas, por lo que han engranado sus talentos científicos.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.