Cambiaron de cárcel de Pablo Goncálvez por amenazar al director

10 6.645

Pablo Goncálvez, que mató a tres mujeres en Uruguay, por lo que estuvo preso durante 23 años, y que luego volvió a caer en prisión en Paraguay, debió ser liberado este miércoles. Sin embargo, aún continúa tras las rejas por una apelación de la Fiscalía paraguaya.

El director general de Establecimientos Penitenciarios de Paraguay, Blas Martínez, Goncálvez pidió un habeas corpus, pero el juez no decidió sobre su futuro luego de que la Fiscalía apelara, según informara Montevideo Portal.

En concreto, Goncálvez puede ser liberado en cualquier momento. Martínez dijo que, actualmente, sus posibilidades son «50 a 50».

Goncálvez cumplía su condena en la Penitenciaría Regional Coronel Oviedo, a unos 150 kilómetros de Asunción, pero causó un desmán que incluyó una amenaza al director del recinto y fue trasladado a la Penitenciaría Regional de Concepción.

Tras obtener la libertad en Uruguay, el múltiple homicida viajó a Paraguay en 2017. Luego de algunas semanas en ese país fue detenido tras una persecución, iniciada luego de que la Policía lo detectara recorriendo la ciudad en una «poderosa moto tipo ninja de 600 cc».

El mismo año y tras ser detenido por posesión de armas y drogas, la Justicia de Paraguay rechazó un pedido de prisión domiciliaria y ratificó la reclusión preventiva de Goncalvez a la espera del juicio.

En Uruguay, Goncálvez fue procesado en 1993 por el homicidio de tres mujeres y por un delito de violación a otra mujer. En aquel entones, ingresó a la cárcel con 22 años y con una condena máxima de 30 años. Tras redimir siete años de pena con trabajo y estudio, el hombre fue liberado antes de cumplir el total de su condena.

Los tres homicidios y la violación por la que fue imputado se dieron entre 1991 y 1993.

Luego de los 23 años de cárcel, Goncalvez salió de prisión con 46 años. Durante su reclusión, contrajo matrimonio, se divorció y fue padre de una niña. Para redimir su pena se abocó al estudio y al trabajo; estudió informática, derecho, economía, y hasta dio clases de inglés a otros reclusos.

Durante su condena en Paraguay, Goncálvez perdió aproximadamente 10 kilos, se dedicó a la lectura y a jugar al ajedrez. Sin embargo, también tuvo problemas de convivencia con otros reclusos y debió ser aislado en varias oportunidades.

También podría gustarte
10 Comentarios
  1. Ana dice
    Este es un caso de criminal psicópata que debería haber recibido prisión perpetua
  2. Rogelio dice
    Tenía un club colorado ahí en Carrasco donde vivía. Su padre era embajador de Pacheco. Psicópata y asesino como todos los fachos. HDMP ahogó a una muchacha que entró en la casa por que le pidió ayuda que su abuela estaba mal. Gran HDP
  3. Tito Livio dice
    Mi tía tenía un biombo
    1. Rogelio dice
      Y atrás del biombo se hacía dar
    2. Felix dice
      Atrás del biombo daba clases s de kama sutra vieja relajada
  4. alfredo alsamendi dice
    Culpable de un crimen en Lima, violador y asesino aquí en Montevideo. Si no hubiese sido nene de papá, tal vez lo agarran antes. ene sa época el gobierno no era del FA. No decían nada de la inseguridad…
  5. Atlantic pacific dice
    Al Gallego Pablo Hay que estraditarlo para su madre tierra que valla a joder a los gallegos alla que enseguida lo enderesan
  6. Juanjo dice
    Cualquier estúpido comentarios
  7. Felix dice
    Este no es un pichi es hijo de un Embajador afín al partido colorado caso contrario cuando estuvo preso acá los presidiarios lo hubieran liquidado pero el sistema carcelario corrupto lo protegió
  8. Josef dice
    Que tendrá que ver el padre, el club y los fachos…( Quizás algún erudito sepa que es ser facho o solo lo repiten porque suena a contratrinchera) el tipo es un asesino y debió tener perpetua… pero el….la familia afuera…no tiene nada que ver…y no soy de partido político alguno…ya vote a todos y son todos iguales….no me cuenten boludeces

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.