#IdearioBrasil: una vez más, al filo de la democracia

La resaca pos carnaval en Brasil vino acompañada por dos noticias de alto impacto. Mientras la prensa internacional priorizaba focalizar la llegada del primer caso de coronavirus a Latinoamérica, en el escenario local se encendía otra gran alarma al revelarse que el presidente Jair Bolsonaro promovió -vía mensajes de WhatsApp- la convocatoria militar del 15 de marzo que tiene entre sus consignas el cierre del Congreso y de la Corte Suprema.

Si ya había generado preocupación esta iniciativa de la ultraderecha brasileña, el espaldarazo del propio mandatario derivó en escándalo y en el repudio generalizado de buena parte del arco político, donde prima la tesis del intento de «autogolpe». La secuencia se da días después de que Bolsonaro pintara aún más de verde olivo su gobierno con la designación de nuevos militares en puestos clave como la del general Walter Braga, quien se convirtió en el primer uniformado de la era pos dictadura en asumir la jefatura de gabinete.

El contexto incluye además el amotinamiento de la policía militar en el Estado de Ceará, que dio lugar a que se cuadruplicaran los índices de homicidios (más de 170 en una semana), el estado de militarización constante de las favelas y el crecimiento de grupos paramilitares. La casta castrense toma un protagonismo inédito y, alentada por el propio jefe de Estado, amenaza con agujerear la tan vapuleada democracia brasileña.

El ex presidente Lula da Silva afirmó en su cuenta de Twitter: «Bolsonaro y el general Heleno provocan manifestaciones contra la democracia, la Constitución y las instituciones, en otro gesto autoritario de quienes atacan la libertad y los derechos todos los días. Bolsonaro nunca combinó con democracia». Lula se refiere a Augusto Heleno (general retirado y actual ministro de Seguridad Institucional), señalado como el que prendió la mecha para la marcha del 15-M cuando hace diez días acusó al Parlamento durante la negociación del presupuesto: «No nos dejemos chantajear por el Congreso».

Pero el repudio a la actitud del presidente no sólo provino de la izquierda. Fernando Henrique Cardoso, otro ex mandatario, aseguró que «estamos ante una crisis institucional de consecuencias gravísimas».

La indignación también llegó al Poder Judicial. Celso de Mello, el más antiguo integrante de la Corte Suprema, dijo que «Bolsonaro no está a la altura del cargo que ocupa. Desconoce el valor de la orden constitucional e ignora el sentido fundamental de la separación de poderes». Mello advirtió que Bolsonaro podría enfrentar un juicio político por «crimen de responsabilidad» al transgredir la supremacía político-jurídica de la Constitución.

Incluso desde la prensa hegemónica llovieron las críticas. El editorial de este jueves del conservador diario O Globo (del multimedio más grande de Latinoamérica), titulada «Bolsonaro atenta contra la Constitución», señala que el mandatario «estira la cuerda en su comportamiento de extremista, sin preocuparse por la importancia y el decoro del cargo de presidente, actuando como jefe de la facción radical, traspasando todos los límites de la convivencia democrática (…) Parece haber decidido a entrar en colisión con las instituciones, cuyo resultado puede ser una crisis institucional que no le interesa a nadie».

El escándalo generó que las seis principales centrales sindicales sacaran un comunicado conjunto de rechazo. Las entidades gremiales tenían pautada una jornada de movilización para el 18 de marzo por los servicios públicos y la educación, pero ante este nuevo escenario decidieron sumar la consigna de defensa de la democracia. Algo similar sucederá en los actos del 8 de marzo (Día Internacional de las Mujeres) y del 14 de marzo, cuando se cumplan dos años del asesinato de la concejala feminista Marielle Franco. Además, el próximo martes se reunirán el presidente de la Cámara Baja, Rodrigo Maia, y líderes de todos los bloques para definir una respuesta conjunta desde el Congreso que se encuentra en receso.

También la Asociación Brasileña de Juristas por la Democracia difundió una nota en la que advierte: «El acto representa un atentado contra a Constitución y el libre ejercicio de los poderes constituidos, en los términos de los art. 85, II, de la Carta de la República, en evidente crimen de responsabilidad.

La botas en las calles

La convocatoria del 15 de marzo, bajo el eslogan «Brasil es nuestro y no de los políticos de siempre», ya recibió el apoyo de al menos seis legisladores oficialistas. Uno de los flyers de difusión dice «los generales aguardan las órdenes del pueblo» junto a las fotos de cuatro generales-funcionarios como el vicepresidente Hamilton Mourão.

Uno de los videos que circula se centra en imágenes y elogios a Bolsonaro y se pregunta «¿Por qué esperar al futuro si no recuperamos nuestro Brasil?». Otro pide que el presidente impulse un nuevo AI-5, recordando al Acto Institucional 5 de la dictadura que en 1968 cerró el Congreso.

Al hacerse público que reenvió desde su teléfono los videos de la convocatoria, Bolsonaro trató de minimizar el impacto argumentando en un breve tuit que fueron mensajes de «índole personal».

La avanzada de las FFAA parece ser, entre motivos, una reacción frente a la negativa en el Congreso de aprobar una medida que les aseguraba una caja de unos 30 mil millones de reales (unos siete mil millones de dólares).

La idea de cerrar el Congreso también sobrevoló este jueves en un tuit del diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente, dirigido a una periodista: «Si hubiera una bomba H (hidrógeno) en el Congreso, ¿realmente crees que la gente lloraría?». Es el mismo personaje que suele posar con armas o con camisetas del Mossad y que hace un tiempo dijo que «basta un cabo y un soldado para cerrar el Supremo Tribunal Federal».

Gobierno de uniforme

Bolsonaro llegó a la presidencia desde un partido marginal (el PSL), que se ha desmantelado y del que se fue para armar otro aún insignificante. Sigue teniendo su principal base de apoyo en las Fuerzas Armadas, en las policías militares locales y en las milicias irregulares que controlan y aterrorizan a las barriadas populares.

Con los últimos cambios, el gobierno quedó totalmente militarizado. Los militares controlan nueve de los 22 ministerios y todos los funcionarios de primer nivel con oficinas en el Palacio del Planalto pasaron a ser uniformados: Heleno, Braga, el general retirado Luiz Eduardo Ramos (secretaría de Gobierno) y el excomandante de la Policía Militar Jorge Oliveira (secretaría general de la Presidencia). Además del vicepresidente Hamilton Mourão, más de 2.500 uniformados están esparcidos por todas las dependencias gubernamentales, muchísimos más que en la dictadura militar. (…)

El 15 de marzo tendrán otra gran demostración de fuerzas. La pregunta es hasta dónde están dispuestos a llegar.

16 Comentarios
  1. Getúlio dice
    O Brasil quer acabar com os ladrões. Não se preocupem com o Brasil as instituições estão todas funcionando normalmente e se tem muitos militares no poder é por que nós brasileiros escolhemos para presidente um ex militar e não um civil. Simples assim. O Lula roubou muito no Brasil, é um ladrão já esteve na cadeia não consegue mais nem sequer frequentar restaurante, está no total descredito. Tenho a impressão que o autor desta reportagem só lê os periódicos do Brasil. Só espero que os jornais do Uruguai não façam o mesmo que os jornais do Brasil, pois aqui poucas pessoas ainda acreditam nos periódicos brasileiros.
    1. Luigi Prosperi dice
      Geyulio cae fora agora mesmo a gente non gosta do Bolsonaro e um bicho ruim! \
    2. Luigi Prosperi dice
      O Getulio ba imbora seu Filho da P fora o bicho do Bolsonaro todos ban a caer muy pronto e V C Getulio bai tomar pelo o cu bicho podre.
  2. alfredo alsamendi dice
    Tiene un alarmante olor a golpe de estado. Pasará como en el golpe de estado que derrocó a Joao Gualrt? En 1964, cuando el Departamento de Estado de EEUU envió un telegrama de apoyo al «nuevo gobierno»…un día antes de la asonada militar. Como para que después digan que no tienen nada que ver con las dictadruas en Améica Latina.
  3. Matilde Iraola dice
    El pueblo de mi país lo vitoreo al dictador psicópata hoy. Esta nota a que se debe? llenar espacio. Unm grupo de profesores de la Universidad pedimos que vuelva a escribir el laureado filósofo Eduardo Sanguinetti, cuya cabeza la pidió con anuencia del director del medio-ex-plural. TODOS SOMOS SANGUINETTI.
  4. Tavares dice
    Assim como a imprensa brasileira mente,95% são socialista e esse que escreve o artigo não é diferente. 1- o povo esta reagindo as manobras de tirar os poderes do presidente e fazer um parlamentarismo,isso sim é golpe,os comunistas que estiveram no poder (da cúpula) estão presos ou respondem em liberdade . 2-o congresso junto com o STF mudam as leis constitucionais para libertar corruptos.entre eles o próprio lula. 56 milhões de brasileiros votaram e votarão no Bolsonaro . 3- a todo momento cria se uma nova mentira ,sempre a imprensa ideológica e envolvida com políticos que os compram com cargos para os seus conjugues e parentes. A verdade é que o povo brasileiro acordou ,o desespero da mídia progressista é tão grande que apoiam a censura nas redes sociais . Aonde chegam são expulsos e xingados ,tamanha é a revolta do povo.
    1. Luigi Prosperi dice
      FUCK bolsonaro.
  5. Iba a escribir un comentario,pero recordé que es una pérdida de tiempo en este diario de incoherentes que se hacen los revolucionarios,y censuran los comentarios que no reflejan lo que ellos piensan. ¡¡ Que marmotas,por Dios !!
    1. Luigi Prosperi dice
      Pero ya lo hiciste pelotudo borrare de aqui., y metete la verga ya sabes donde.
  6. Fierro a los ladrones!! dice
    Jajajajaja, no se preocupen que los operativos policiales van a enpezar ahi!!! Abajo la falopa,,, arriba la policia!!!!!!!
    1. Luigi Prosperi dice
      Raja de aca gil a pedal.
  7. Pedro de la Heroica dice
    Dictaduras hay en Cuba y Venezuela..En Brasil votan y eligen. Si a la gente no le gusta votaran a otro como ya hicieron con Lula y sus banda de delincuentes . En Cuba o Venezuela no pueden … deben seguir con el hermano y los amigos del dictador anterior… y cono todos sus presos politicos y desaparecidos…. tristemente el gobierno de la ROU ha respaldado y enviado telegramas de apoyo…por suerte ya no mas.
    1. isabel dice
      Y apoyan a Bolsonaro, sería mejor que a Brasil lo gobernara un orangután. Tiene más cerebro. Y si estas tan de acuerdo por qué no cruzas la frontera y te vas a Brasil. Capaz que además de todo más barato también te agarrás el corona, eso si, quedate a vivir allá, acá ni se te ocurra volver. Descerebrado!!!!
  8. Fernando Bauza dice
    No el pueblo de Brasil ya entendio el juego de Bolsonaro, un mero titere. Ahora Mismo veo en la Av. Copacabana al 1150 un furioso griterio y caceroleo en contra de las actitudesde Bolsonaro, aun hoy diciendo que la epidemia es Una «gripezinha». Y Copacabana deberia ser un bastion de la defects.
  9. Fernando Bauza dice
    Un bastion de la derecha
  10. maria gonzalez dice
    Fuera Bolches asesinos de South America !!!! and you Luigi Get Fuck you and your fucking Mother .

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat