Brasil: las represas son todas inseguras, alerta ministro

Las casi dos mil represas que se registran en Brasil pueden considerarse hoy inseguras, afirmó el ministro de Minas y Energía, Bento Albuquerque, durante su declaración en la Comisión de Medio Ambiente del Senado.

0 115

‘No hay represa segura, ese concepto no existe’, dijo Albuquerque, quien alertó sobre la probabilidad de colapsos de depósitos construidos aguas arriba (consta de una barrera que se construye sobre un río, arroyo o canal para embalsar el líquido en su cauce), como fue el caso de Mariana, Brumadinho y ahora de Gongo Soco, todos en el estado de Minas Gerais (sudeste).

Señaló que ‘todo está siendo monitoreado minuto a minuto y la información remitida a las personas que tienen responsabilidad, competencia para tomar las acciones y medidas, especialmente para no perder vidas humanas’.

El titular anunció que en razón del gran número de represas, entre ellas las que no son solo de desechos de minería, su cartera llamó a la Agencia Nacional de Aguas (ANA) para la fiscalización.

Comunicó a los senadores que hasta 2021 todos los depósitos serán desactivados (vaciados de remanentes) y que hasta el final de 2019 todos serán fiscalizados.

‘Tenemos cerca de 500 represas de desechos, 150 de ellas ya fueron inspeccionadas, y todas serán examinadas este año’, recalcó.

Hace más de una semana el Ministerio Público de Minas Gerais (MPMG) recomendó a la empresa minera Vale a que adopte inmediatamente medidas ante el posible colapso de la represa Sur Superior, de la mina de Gongo Soco, ubicada en el estado.

La información sobre el riesgo de rompimiento del depósito fue obtenida por el MPMG, junto a Vale, que describió en un documento ‘una deformación en el talud norte de Gongo Soco posible de licuefacción de la represa Sur Superior, llevando al rompimiento de la estructura y, por consiguiente, daños sociales y humanos incalculables para la región’.

De acuerdo con Vale, la mayor productora y exportadora de hierro del mundo, el quiebre puede ocurrir entre el 19 y el 25 de mayo.

Para el MPMG, la compañía minera debe comunicar ‘por medio de carros de sonido, periódicos y radios, informaciones claras, completas y verídicas’ sobre la condición estructural de la represa.

Hace más de tres años después de la ruptura del embalse de Mariana, la tragedia continúa sin respuestas. El número de afectados llegó a 500 mil entre Minas Gerais y Espírito Santo, y se considera el mayor desastre ambiental de la historia del país.

En total, 19 personas murieron tras ser alcanzadas por 40 millones de metros cúbicos de lodo y desechos de mineral de hierro.

El 25 de enero colapsó otra represa en Brumadinho, en el mismo estado, y el desastre cobró más de 300 muertos y desaparecidos. Aún se buscan víctimas.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.