Balcedo: Murió comprador de tres autos subastados que no pagó la seña

El comprador de los autos de Balcedo no asistió el día de la subasta debido a que se encontraba en Carmelo cursando una enfermedad. Hoy murió.

Este jueves falleció en la ciudad de Carmelo, del departamento de Colonia, el hombre que compró tres autos en la subasta de vehículos de lujo que le incautaron al empresario y sindicalista argentino, Marcelo Balcedo. La información sobre la muerte del hombre cuyas iniciales son J.J.B la difundió la radio local carmelitana El Eco Digital.

El hombre fue el mejor postor por los autos Chevrolet Camaro 2SS, el Porsche Panamera y la Range Rover 5.0 HSE Supercharged. El día de la subasta J.J.B estaba en su casa, paciente de una enfermedad que requería de asistencia con oxígeno. Por esta razón, un amigo de él que se encontraba en la sala de la subasta en el Radisson Victoria Plaza Hotel, fue el que se encargó de la negociación.

En total, el hombre realizó una oferta superior a los 400 mil dólares por los tres autos, pero al momento de cancelar la seña, indicó que no tenía dinero. La cantidad era de poco más de 120 mil dólares, que el sujeto aseguró no tener. Debido a esto, la Junta Nacional de Drogas y la Asociación Nacional de Rematadores y Corredores Inmobiliarios (Anrci) presentaron una querella en su contra por estafa.

Por su parte, Mario Molina, quien en un momento se mostró feliz por los montos que se alcanzaron en la subasta a los bienes de Balcedo, anunció que el monto de la querella alcanza los 180 mil dólares. Molina es el presidente de Anrci e indicó que solo esperan que finalice la Feria Judicial Extraordinaria dispuesta por la pandemia, que rige hasta el 30 de abril.

Asimismo, tanto la Junta Nacional de Drogas y Anrci informaron que ya están en gestiones para que se vuelva a hacer la subasta.

Medidas a futuro

Molina indicó que en ese momento «no se quiso pedir un depósito previo de los participantes para que pudiera participar la mayor cantidad de gente, y la única limitante que hubo fue el aforo permitido».

Sin embargo, ante la situación que se presentó, el rematador dijo que tal vez «se pida un depósito previo o una letra de cambio en el momento de bajar el martillo, así uno baja el martillo y la persona muestra la cédula de identidad, para verificar el depósito o la letra, para que no vuelvan a pasar estas cosas».

6 Comentarios
  1. Rotgelio dice
    No tenía un mango y quiso darse un gusto in extremis. Qué vayan a cobrar donde cayó el avión.
  2. corsariosalgari dice
    Que le echen los galgos…Aunque, en esrio, no se entrgan los productos rematados hasta que no aparezca la guita. Vaya a saber dónde están los autos, si los reamtan de nuevo…
  3. Xs21 dice
    Todo muy RARO
  4. ue no se hizo la renta bàsica en los 15 años de gobierno? dice
    otro misterio’? una persona que vivìa axigenado; muere a poco de anunciarse que no tenìa un peso para levantar los autos rematados’,que raro no?, ahora quien paga?.
  5. Luis Cotarelo dice
    Se acuerdan del remate de los aviones de PLUNA, bueno, aqui tanbien aparecio el caballero de la derecha, no se olviden de cuanto ruido hicieron los blancos y el hijo del dictador. ….Aqui cabe el dicho ..no escupas para arriba!!!!!!
  6. Jorjam dice
    Ahora con la muerte del Comprador NO podran rematar nuevamente esos vehiculos y debe haberlos dejado como herencia a algun integrante de Flia o Amigo…….

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat