Bai: «La caja militar requiere una reforma que es absolutamente urgente»

El integrante de la CESS dijo a Panorama 1410 que se debe hacer "con un nivel de profundidad que no es comparable a la de ningún otro subsistema".

Con 10 votos a favor contra 5 en contra, se aprobó el pasado viernes el documento de Diagnóstico sobre el sistema de jubilaciones y pensiones elaborado por la Comisión de Expertos en Seguridad Social (CESS). Quienes votaron en contra fueron los representantes del Frente Amplio, el del PIT-CNT y el de la Onajpu. Esta semana, en tanto, se entregará el informe a Presidencia y a la Asamblea General para que lo evalúen y así comenzar la siguiente etapa.

El integrante del Instituto Cuesta Duarte y de la CESS por el PIT-CNT, Hugo Bai, señaló las dos grandes diferencias con el diagnóstico se basaron en los énfasis que se pusieron sobre la caja militar y el sistema previsional mixto. En el primer punto afirmó que no «se establece con claridad que se trata de un tema que tiene un tamaño muy diferente que el resto y que requiere una reforma urgente». Para Bai la reforma de la caja militar es necesaria. «Incluso para darle cierta legitimidad a la reforma que se plantea porque se trata de un sistema cargado de privilegios totalmente injustificados», explicó.

A continuación, un resumen de la entrevista que mantuvo con Panorama 1410 de radio La R.

¿Cómo se generaron los distintos acuerdos y en qué se está trabajando?

El viernes culminó una primera etapa de trabajo de la comisión. La misma tenía por mandato legal tres meses para definir un diagnóstico de sistema de seguridad social y posteriormente tres meses para discutir las propuestas. El plazo para el diagnóstico se terminó prorrogando un poco, se agregaron 45 días más y el viernes se llevó a consideración del conjunto de los integrantes de la comisión una propuesta de diagnóstico que no logró contar con el consenso de todos.

Entendemos que el diagnóstico tiene diferencias fundamentales con el movimiento sindical. Por mencionar alguna de ellas, el énfasis que se le da a la caja militar, nosotros creemos que si bien el diagnóstico describe correctamente el funcionamiento de ese sistema no establece con claridad qué es un tema que tiene problemas de un tamaño totalmente diferente al del resto.

Cuando hablamos de retiro promedio tenemos una caja militar, la gente en promedio se está jubilando a los 63 años. En el caso de BPS la tasa de reemplazo promedio está en el orden del 53%, para tener una idea de lo que era la diferencia en la magnitud.

Cuando el diagnóstico nos habla de problemas y desafíos en todo en conjuntos creo que el diagnóstico tiene identificar diferentes magnitudes en términos de los problemas que hay planteados. La caja militar para nosotros requiere de una reforma que es absolutamente urgente con un nivel de profundidad que no es comparable a la de ningún otro subsistema.

Por ahí tenemos una primera diferencia relevante con el diagnóstico planteado sobre sistema de seguridad social. El segundo punto tiene que ver con el pilar de ahorro individual en general, lo que la gente conoce como la red Afap, allí claramente tenemos una diferencia con lo que se plantea porque vemos que el sistema en varias de sus dimensiones más importantes fracasó.

Si uno piensa el diseño que tuvo este pilar el del régimen Afap en los años 90, uno dice que es lo qué es lo que se prometió, se prometió que iba una haber una competencia entre los sectores privados que iba a redundar en beneficio para los afiliados, sin embargo transcurrieron 25 años del sistema de ahorro individual en Uruguay y lo que hemos visto el acumulación de ahorro mientras la gente está afiliada a una Afap y está vertiendo parte de su aporte vemos que hay un oligopolio, algo muy alejado de una competencia entre privados.

Estamos viendo un oligopolio que ha implicado el sostenimiento de ganancias extraordinarias por parte de las Afap que no han bajado de ninguna otra forma que no fuera cuando en el año 2018 se resolvió por ley poner un tope a esas comisiones, no hubo ninguna otra regulación que permitiera que las Afap por sí mismas definieran una baja en el lucro y en las ganancias que reportaban y esas ganancias van en de los trabajadores porque surgen de una cuota aparte de lo que todos aportamos al sistema de ahorro individual.

Hubo un requerimiento diferente al que se planteó y ni que hablar después en el pago de la jubilaciones por este régimen que claramente lejos de una competencia de privados lo que tenemos es un monopolio estatal por parte del BPS porque en esta parte del sistema los que pagan jubilaciones son aseguradoras y lo que tenemos es un monopolio estatal a pérdidas con unos problemas enormes para el campo del seguro del estado que va a significar un costo que va a pagar el conjunto de la sociedad capitalizar al banco eventualmente si el tema se sigue deteriorando.

La reforma del 96 en cuanto a lo que es el régimen de las Afap dista mucho, creo que quienes lo diseñaron se imaginaban algo bien diferente a lo que estamos viendo hoy, eso no estaba planteado en el diagnóstico. Se plantea que hay algunos desafíos, que hay que hay algunas regulaciones que hay que revisar pero para nosotros debió haber sido mucho más enfático en señalar estos problemas que desde nuestro punto de vista y evidencia la necesidad de la reforma estructural y muy profunda.

Tenemos 3 meses por delante para discutir propuestas, va a ser una discusión compleja porque si no hay acuerdo con el diagnóstico no va a ser sencillo acordar en las propuestas pero es fundamental seguir trabajando, seguir buscando acuerdos, seguir dialogando entre todos en la comisión para tratar de que los cambios resulten en beneficio del conjunto de la población.

¿Cómo avizora esta segunda instancia donde se va a trabajar sobre la formulación de algunas propuestas para una reforma del sistema previsional?

Las diferencias que hoy están en discusión en Uruguay están planteadas en el mundo, hay diferentes diseños posibles para atender esto. Esto tiene que ver con si el sistema se recuesta más sobre el sector o sobre los actores privados, el rol del estado y el bienestar, hay diferentes formas de concebir esto y quedaron reflejadas algunas diferencias en la comisión.

De aquí en más la realidad es que la comisión a duras penas con los plazos que tuvo logró llegar a discutir este diagnóstico y no ingresó en la etapa de propuestas, no se discutió ninguna propuesta específicamente, cada vez que en el debate o en el intercambio sobrevolaba la idea de una propuesta en general todo decíamos, vamos a concentrarnos que estamos en la parte de diagnóstico y eso va a quedar para después a partir de abril.

Pensamos que esta semana va a ser una semana de divulgación del diagnóstico, es importante rendir cuentas ante la ciudadanía sobre el contenido del diagnóstico y cómo se fue preparando cada uno. Se empezará la discusión de las propuestas que habrá que ver bajo qué tecnología.

Nosotros seguimos siendo defensores de que el sistema de seguridad social en el Uruguay precisa una reforma, es un primer elemento muy importante. Creo que en esto, los 15 integrantes de la comisión estamos convencidos de que hay que hacer reformas.

En segundo lugar, lo desafíos que están planteados son elementos comunes que pensamos que compartimos, los temas demográficos, los cambios en el mercado del trabajo, los grande motores que explican la necesidad de reformar la seguridad social un sistema que cumpla con funciones sociales y al mismo tiempo que tenga una correcta del punto de vista económico financiero.

Esa mirada integral que se pretendió dar a este proceso son elementos centrales y prioritarios, precisamos una profunda reforma de la caja militar incluso para darle visibilidad social al resto de la discusión. Es muy difícil que nosotros podamos decirle a una trabajadora del servicio doméstico o a un trabajador de la construcción, vamos a discutir algunos parámetros de tus condiciones jubilatorias y atendiendo a las de cada sector pero manteniendo un sistema como el del régimen militar cargado de privilegios y cargado de desigualdades totalmente injustificables.

Una reforma urgente y profunda de la caja militar al resto de la discusión, después en materia de Afap pensamos que es un sistema que tiene que ser revisado integralmente, somos defensores de un pilar de ahorro, creemos que el sistema tiene que tener un pilar de ahorro pero pensamos que tiene que haber un diseño mucho más recortado en el sistema público con una administración estatal de esos ahorros donde no intervengan los fines de lucro de las empresas privadas, pensamos que ahí puede haber una ganancia de eficiencia importante en materia de reducción de costos.

Después vamos a ir a discutir reformas pero atendiendo de forma muy cuidadosa lo que fueron los avances registrados en los últimos años en materia de cobertura, lo que recibe la gente y cuán suficiente es.

Creemos que ahí deben haber habido leyes como la de flexibilización del 2008, como la política de jubilaciones mínimas que se implementó a partir del 2017 otorgándose aumentos adicionales para los sectores que ganan jubilaciones más bajas, esos entre muchos otros son cambios que nosotros entendemos que hay que mantener y ahí también puede haber diferencias.

Desde nuestro punto de vista esos cambios respondieron a reformas de los años 90, creo que volver a imprimir una reforma con aquella lógica de los 90, con requisitos muy rígidos por fuera a conjuntos importantes de la población que son los sectores más vulnerables vamos a tener otra vez diferencias importantes, choques y trataremos de acercar lo más posible las posturas pero posiblemente las diferencias que emergieron ahora con el diagnóstico puedan volver a aflorar cuando estemos discutiendo las propuestas.

¿A partir de la pandemia faltó un poco de tiempo de discusión acerca de la aprobación?

Los plazos definidos en la ley de urgente consideración ya eran muy cortos más allá de la pandemia, 3 meses para una discusión de este tamaño donde la idea es que se internalice por parte de la sociedad.

En los países desarrollados que han desarrollado su sistema a través de comisiones de expertos, que fue el modelo seguido por este gobierno en Uruguay estamos hablando de procesos que en algunos casos demoraron 2 y 3 años y en otros llegaron a demorar 8 y 10 años para reunir los consensos sociales de todos los partidos políticos y convertirlo en una política de estado.

Acá por razones que pueden ser más o menos valederas se llevó a esos plazos a 6 meses lo cual de por sí daba cuenta de tiempos muy insuficientes para lo que es la calidad del debate que precisamos dar y aparte la llegada con la ciudadanía que eso es una cosa que no se decreta, es una cosa que se construye y se trabaja todos los días.

La pandemia para esos plazos que eran muy breves dificulta aún más todo esto y ofició como un factor adicional que amerita contar con tiempos mucho más extensos.

Hay una intención muy clara en el proyecto de ley dentro del parlamento en el segundo semestre de este año y evidentemente para que eso exista la comisión tiene que trabajar al máximo posible los plazos no muy diferente a los que estaban definidos en la ley, terminar sus trabajos sobre mediado de año que el poder ejecutivo rápidamente elabore un proyecto de ley y que es en proyecto de ley esté entrando en el parlamento a fin de año. Son plazos récord difíciles que con estos plazos se pueda conseguir.

A veces los tiempos políticos en este caso de la coalición de gobierno quizás postergarlo traería otro tipo de consecuencias y se ha optado por este camino, claramente no ayuda plazos tan breves para un diálogo social tan importante donde estamos jugando quizás las próximas décadas.

3 Comentarios

  1. Che no sigan con lo de la Caja Militar que eso disgusta al General y sus huestes sostenedores de la incongruencia multicolor que nos (des)gobierna,,

  2. Pasemos por alto el irónico comentario que me precede como siempre agraviando sin sentido y pongamos pienso.La caja militar es otro lastre obviamente y ahi tenemos que separar los cargos altos de los mandos medios las jubilaciones ya que son a bastante temprana edad tendria que ser mas pequeña con un tope acorde y no poder sumar otro beneficio del estado

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales