El secretario general de Naciones Unidas nominó a la expresidenta chilenaBachelet regresa a la ONU como alta comisionada para los DDHH

3 97

A cinco meses de dejar el Gobierno chileno, Michelle Bachelet decidió aceptar la oferta de Naciones Unidas para liderar el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, en reemplazo del jordano Zeid Ra’Ad Al Hussein, que finaliza sus funciones a finales de agosto.

Aunque los planes de la socialista eran permanecer en Santiago de Chile –donde residen sus tres hijos, dos nietos y su madre de 91 años–, está a un paso de regresar a Naciones Unidas, cuya asamblea deberá este viernes ratificar la nominación impulsada por el secretario general, Antonio Guterres. La exmandataria, que fue directora de ONU Mujeres entre 2010 y 2013, con sede en Nueva York, en esta ocasión deberá radicarse en las próximas semanas en Ginebra, Suiza.

En 2006, Bachelet se convirtió en la primera mujer en llegar a La Moneda. Después de un Gobierno de cuatro años y de liderar ONU Mujeres, fue reelegida en 2014. Su segundo mandato fue complejo.

Con el diagnóstico de que Chile necesitaba llevar adelante reformas estructurales para garantizar mayor igualdad, su Administración impulsó cambios profundos en el ámbito educativo, tributario o laboral. Pero aunque había sido elegida con el 62%, pronto perdió respaldo y debió gobernar con bajos niveles de popularidad durante una buena parte de su periodo. La explosión en 2015 de un escándalo de corrupción ligado a la empresa de su nuera, Natalia Compagnon, causó una herida profunda a la Presidencia.

No le ayudó la economía y el bajo crecimiento de esos cuatro años. Con una coalición desgastada, Bachelet terminó su Gobierno sin conglomerado político: la histórica alianza entre el centro y la izquierda, sectores unidos desde la oposición a Augusto Pinochet, caminan ahora por senderos separados. Finalmente, como sucedió en 2010, por segunda vez Bachelet entregó el poder a la derecha de Piñera.

Su antecesor en el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra’ad Al Hussein –un duro crítico del presidente estadounidense Donald Trump, Rusia y China–, decidió que no postularía a un segundo mandato después de perder el apoyo de países poderosos. Tras cuatro años en el cargo, afirma que “en el actual contexto geopolítico”, permanecer en su puesto “implicaría arrodillarse en súplica”. “El silencio no te genera ningún respeto”, señaló Zeid a la prensa la semana pasada, cuando sugirió a su sucesor “ser justo y no discriminar contra ningún país”.

De acuerdo al director ejecutivo de Human Rights Watch, Kenneth Roth, “si es electa, Bachelet asumirá uno de los trabajos más difíciles del mundo en momentos en que los derechos humanos están bajo ataque generalizado”, informa AFP. “Como una víctima, ella trae a la mesa una perspectiva única al cargo sobre la importancia de una defensa vigorosa de los derechos humanos (…) Gente de todo el mundo dependerá de ella para que sea una campeona pública y enérgica, donde los infractores son poderosos”.

“Horizonte Ciudadano”

El pasado jueves, la expresidenta Bachelet había inaugurado en Santiago de Chile su nueva fundación, Horizonte Ciudadano, desde donde intentaría defender legado y colaborar en la recomposición de un espacio reformador vacío y sin líderes. En esa ocasión, descartó postular por tercera vez a La Moneda en 2021.

También podría gustarte
3 Comentarios
  1. paulin🤘 dice
    23/7/2018: 158 elementos de la Iglesia católica chilena: obispos, laicos y sacerdotes, son investigados como autores o ‘encubridores’ en casos de abuso sexual tanto a menores como a adultos que se suceden por casi seis décadas, según un catastro revelado este lunes por la Fiscalía Nacional. Los casos serían 144 investigaciones sobre abusos ocurridos desde 1960 a la fecha e incluyen a 266 víctimas (178 de ellas adolescentes; niños, niñas ), según lo entregado en una rueda de prensa por el fiscal Luis Torres. obispos, sacerdotes o presbíteros y diáconos, así como “personas pertenecientes a la vida consagrada”, es decir, “hermanos, monjes, frailes y religiosos”
    1. paulin🤘 dice
      Sábado 19/5/2018 Fernando Karadima progresó como sacerdote en la parroquia: ”El Bosque”, en la comuna de Providencia, en el noreste de Santiago, uno de los barrios más exclusivos de la capital chilena. La justicia ordinaria como así la “justicia-eclesiástica”; lo consideraron : “-Responsable de abuso sexual de menores cometidos durante las décadas de 1980 y 1990-”. – La renuncia de los 34 obispos chilenos fue un movimiento sin precedentes que sumió a la Iglesia católica del país en la que es seguramente la peor crisis de su historia. Y el eufemismo de renunciar colectivamente pretende matizar el “pelotazo en contra” desastroso… ¿En cualquier momento?; renuncia fansico… Bienvenidos al teatro…
      1. paulin🤘 dice
        Juan Barros, obispo de la sureña ciudad de Osorno, quien fue acusado de haber encubierto los crímenes del sacerdote Fernando Karadima. Karadima fue hallado culpable por las justicias chilena y eclesiástica por los abusos que cometió en los años 80 y 90. Osorno tiene 160.000 habitantes y se ubica a 930 kilómetros al sur de Santiago. Es una ciudad tranquila, que desde hace tres años se ha visto revolucionada con la presencia del polémico obispo, investigado por el Vaticano por su relación con los delitos sexuales enmarcados en el caso Karadima, como está detallado en la carta enviada al papa Francisco, por Juan Carlos Cruz, una de las víctimas. Desde hace tres años, cada viernes a las 8 de la noche, la agrupación de laicos y laicas de Osorno se reúne frente a la Catedral, para manifestar su rechazo a la figura del obispo y clamar por su salida.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.