Avance científico: oxigenación extracorpórea podría salvar vidas

El mundo científico trabaja sin descanso buscando la manera de parar la pandemia por el covid-19 y salvar vidas en todo el mundo.

0 1.104

Suena como un tratamiento salido de la ciencia ficción: una máquina que extrae la sangre y la oxigena antes de devolverla al cuerpo cuando fallan los pulmones o el corazón.

Pero la oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO, por sus siglas en inglés) es una herramienta de la medicina moderna que cada vez se está empleando más por causa de la pandemia de covid-19.

«Es una opción de último recurso», le aclara a BBC Mundo Jordi Riera, médico adjunto de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Vall d´Hebron de Barcelona.

«Pero sin duda esta terapia se va a aplicar con más frecuencia en pacientes con neumonía con covid-19 que en otras situaciones», agrega el también director del programa ECMO del hospital barcelonés.

Cómo funcionan los respiradores y por qué la desesperada carrera por fabricar más es clave en la batalla contra el coronavirus

El Vall d´Hebron obligó al mundo a tomar nota de las sorprendentes posibilidades del procedimiento en diciembre del año pasado, al utilizarlo para la resucitación de una mujer a la que el corazón le dejó de latir por más de seis horas.

A la fecha 10 pacientes con covid-19 ya se habían beneficiado de la respiración extracorpórea en el centro de salud.

Y al momento de publicación de este artículo el registro de la Organización para el Soporte Vital Extracorpóreo (ELSO, por sus siglas en inglés) ya contabilizaba 160 casos de ECMO en pacientes con covid-19 a nivel mundial.

La cifra real, sin embargo, es claramente mayor: el registro ha incorporado poco más del 10% de los 357 casos contabilizados por su capítulo europeo, EuroElso, al 4 de abril, y solamente 11 casos de Asia, aunque fue en China donde se empezó a aplicar a pacientes infectados con el coronavirus.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.