Aumentó a 20 el número de fallecidos en residencial de Fray Bentos tras brote de Covid-19

Actualmente son 16 los residentes que se encuentran cursando la enfermedad, de un grupo de 31 adultos mayores que dieron negativo al test que les fue realizado.

En esta madrugada se produjo un nuevo fallecimiento en el residencial Victoriano Sosa, ubicado en Fray Bentos, en el departamento de Río Negro. Se trató de la abuela a la que todos llamaban Ita. Lo que elevó a 20 el número de decesos a raíz del brote de coronavirus que fue detectado en marzo. Luego de que se produjeran 15 decesos, autoridades del Ministerio de Salud Pública y el ministro, Daniel Salinas viajaron a la capital de Río negro para conocer de primera mano la situación.

En este centro, los residentes no habían podido ser vacunados debido a que el primer caso de coronavirus en el hogar se reportó el domingo 21 de marzo, un día antes de la fecha en que se realizara la jornada de vacunación.

La Asociación de Residenciales de Adulto Mayor advirtió al Ministerio de Salud Pública que aún hay geriátricos que esperan por las dosis. El problema fundamental al que se enfrentan los responsables de algunos de los residenciales es que al no estar registrado como Establecimiento de Larga Estadía para Personas Mayores, cuando se hizo la campaña de vacunación concurriendo a cada uno de ellos, los vacunadores no llegaron ahí. Por lo que los ocho residentes no recibieron la vacuna.

Es el caso de los residenciales que se encuentran al este de Parque del Plata, en Canelones, e incluso de algunos establecimientos de Ciudad de la Costa, según confirmaron fuentes de la salud a El País.

Brotes en residenciales

Además del brote en Fray Bentos, también se detectaron casos en residenciales de otros departamentos, como en Durazno y  Soriano, en la ciudad de Dolores.

En el primero el brote comenzó hace un mes aproximadamente y dejó ocho fallecidos. En Dolores los contagios iniciaron a raíz de una persona asintomática y son tres los adultos mayores que murieron a causa de la enfermedad.

Esta situación generó en las últimas horas que varias direcciones departamentales de Salud suspendieran las visitas a los residenciales.

Uno de cada ocho fallecidos con COVID-19 en Uruguay vivía en un residencial de ancianos. Hasta hace cuatro meses en este tipo de establecimientos se registraban entre la sexta y la quinta parte de los decesos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat