Ataque contra una mezquita deja 62 muertos en Afganistán

El atentado fue perpetrado con «explosivos que estaban colocados en el interior de la mezquita», situada en el pueblo de Jaw Dara.

0 54

Al menos 62 personas murieron y 33 resultaron heridas en un ataque contra una mezquita en Afganistán, producido durante la oración del viernes, según las autoridades, un día después de que Naciones Unidas advirtió que la violencia en el país alcanzó niveles «inaceptables».

«El balance del ataque contra la mezquita se elevó a 62 muertos y 33 heridos», dijo a la AFP un portavoz del gobernador de la provincia de Nangarhar (este), Attaulá Jogyani, que había dado cuenta anteriormente de 28 fallecidos.

Según Jogyani, el atentado fue perpetrado con «explosivos que estaban colocados en el interior de la mezquita», situada en el pueblo de Jaw Dara, en el distrito de Haska Mina, a unos 50 km de la capital provincial Jalalabad. Otras fuentes, entre ellas un talibán, mencionaron la posibilidad de un ataque con mortero.

Un portavoz de los talibanes condenó el ataque y lo calificó como un «crimen mayor», aparentemente negando toda responsabilidad, y culpó al grupo Estado Islámico (EI) o las fuerzas gubernamentales.

De momento ningún grupo se responsabilizó por este atentado. Tantos talibanes como el EI están presentes en Nangarhar, provincia fronteriza con Pakistán.

Varios testigos dijeron que el techo de la mezquita se había derrumbado tras la «fuerte» explosión.

Unos 350 fieles estaban adentro en ese momento, afirmó a la AFP Omar Ghorzang, un residente de la localidad.

«Docenas de personas resultaron muertas y heridas y fueron llevadas en varias ambulancias», declaró a la AFP Haji Amanat Khan, un vecino de 65 años.

Extrema violencia

El informe, que también señala la violencia a lo largo de 2019 hasta ahora, subraya que «los afganos han estado expuestos a niveles extremos de violencia durante muchos años» a pesar de las promesas de todas las partes de «prevenir y mitigar el daño a los civiles».

La clave

Este atentado tuvo lugar después de que la ONU publicara un nuevo informe el jueves con el número «sin precedentes» de civiles que resultaron muertos o heridos en Afganistán entre julio y setiembre.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.