#Contraseña¡Arriba Wuhan!

En los últimos días, la ciudad de Wuhan, hub regional de nueve cruces del centro de China, volvió a acaparar la atención mundial.

0 164

A raíz del brote del nuevo coronavirus (2019-nCoV), el Gobierno chino ha otorgado suma importancia al mismo, movilizando a todo el país para combatir la epidemia y ha dado a conocer de manera oportuna, proactiva y continua el avance de la misma y su prevención y control.

El presidente Xi Jinping giró importantes instrucciones en reiteradas ocasiones. El pasado 25 de enero, primer día del año nuevo chino, el presidente Xi presidió una sesión del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) para informarse y estudiar, planear y movilizar de nuevo la prevención y control de la misma, especialmente el tratamiento a los pacientes.

En la reunión también se instaló un grupo dirigente del Comité Central del PCCh para responder al caso, desarrollando un trabajo integral de prevención y control.

Hemos construido un sistema de prevención y control omnidireccional y de múltiples niveles enfocado en la ciudad de Wuhan y la región de Hubei, desde el nivel central hasta el local, con un trabajo abierto y transparente en todos los aspectos, que está avanzando de manera científica y ordenada.

La mayor prioridad de la prevención y control de la epidemia es poner siempre en primer orden la vida y la salud de las personas, incluidos los ciudadanos extranjeros residentes en China.

Con un gran sentido de responsabilidad, China ha llevado activamente una cooperación internacional notificando a primera hora a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la epidemia y compartiendo la información técnica, incluida la secuencia completa del genoma de algunas cepas del virus.

La OMS y muchos países han valorado altamente las medidas de prevención y control contundentes y apropiadas de China y han expresado su agradecimiento al Gobierno chino por su cooperación y transparencia, en particular, el hecho de aislar rápidamente el 2019-nCoV, realizar una secuenciación genética y compartirla con la comunidad internacional, lo cual ha demostrado el liderazgo de China en la salud pública global.

En la actualidad, el pánico es peor que la epidemia misma. El coronavirus es prevenible, controlable y curable. Las medidas de prevención y control adoptadas por el Gobierno chino son realmente enérgicas. Ningún país del mundo puede adoptar medidas de prevención y control de tal magnitud e intensidad en un periodo de tiempo tan corto, ni tiene la capacidad ejecutiva de China.

El Gobierno chino seguirá cumpliendo, con un gran sentido de responsabilidad, su deber internacional y hará el mayor esfuerzo para garantizar la salud de los ciudadanos extranjeros en China, solucionando sus razonables preocupaciones. La Cancillería china ya estableció un mecanismo especial de emergencia para coordinar temas relacionados con la epidemia y ha ofrecido oportunamente informaciones pertinentes.

El Gobierno chino seguirá adoptando medidas para garantizar los derechos e intereses justos y legítimos de los ciudadanos extranjeros en China. Estamos abasteciendo continuamente materiales a Wuhan, por lo que la vida cotidiana y la asistencia médica en Wuhan están garantizadas. Esperamos contar con la comprensión y cooperación de los ciudadanos extranjeros residentes en China.

Para cualquier problema o dificultad, los ciudadanos uruguayos en Wuhan pueden acudir a la Cancillería china, la provincia de Hubei y la ciudad de Wuhan a través de la embajada o consulados uruguayos en China, vamos a colaborar dentro de nuestras posibilidades. La Cancillería china también solucionará adecuadamente los temas vinculados con los becarios extranjeros así como con el servicio consular.

Abrigamos la convicción de que, bajo la firme conducción del PCCh y el Gobierno chino, con las superioridades de nuestro sistema, la estructura de prevención y control de las epidemias construida a raíz del SARS del 2003, las experiencias a través de la lucha contra la influenza H1N1, la gripe aviar y el virus del Ébola, así como el poderío tecnológico y material acumulado durante los 70 años de la Nueva China, el Gobierno chino está totalmente capacitado para salir triunfante de esta batalla y Wuhan, ciudad que dio el primer disparo de la Revolución de 1911 del Dr. Sun Yat-sen, que derrocó a la última dinastía imperial de China, bien merecerá la gloria de llamarse La Heroica.

¡Arriba Wuhan!

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.