Argentinos y uruguayos se movilizan en paso de frontera

El grupo Puente, que reúne ciudadanos de Argentina y Uruguay, que comparten su vida laboral y familiar entre Salto y Concordia, se movilizan este domingo en el paso de frontera, para reclamar un mecanismo que les permita normalizar su vida laboral y familiar.

Enrique Vallenari vive en Concordia, su hijo, en Salto. Hace un año que están en la lucha, tratando de que las autoridades comprendan la situación particular que les toca atravesar. Forman parte de un grupo de más de 200 personas, concordienses y salteñas, que se ven imposibilitadas de traspasar la frontera trazada por el río Uruguay para reencontrarse con sus familiares.

«Tenemos un grupo puente de Whatsapp en el que estamos todos con el mismo problema. Estoy yo, pero atrás hay 3 más, por lo que habría que multiplicar por bastante más la cantidad de gente», comentó el hombre. «Hace unos años, yo integraba un grupo grande de argentinos y uruguayos. Ahí salió la conversación de que el río nos separa.

Dentro de ellos, había un piloto que nos dijo: ustedes están equivocados, de arriba se ve una sola cosa; no nos separa, nos une. Pero hoy creemos realmente que el río nos está separando, está cada vez más ancho. A pesar de que todos somos descendientes de Artigas, todos estamos hermanados, tenemos parientes. En mi caso, tengo una nieta que no conozco. Y así, casos muy particulares, que se presentan día a día», detalló Vallenari a Oíd Mortales Radio.

Agregó: «Mi esposa falleció hace un año, el 25 de marzo, mi hijo ya no pudo venir al sepelio, porque está viviendo en Salto. No lo dejaron cruzar. Y en julio nació mi nieta y la conozco por videollamada. Ya tiene más de 8 meses. Todos los que son abuelos saben que cuando los chicos son chiquitos es cuando más se los disfruta y todavía no he podido conocerla».

En ese sentido, remarcó que su intención no es «cruzar el charco» para hacer turismo o ir de compras: «Queremos que se nos facilite el paso, aunque sea para ir y volver en el día, una vez a la semana, porque creo que nadie deja de ver a su nieto una vez por semana, o a su abuelo o su papá».

«Nosotros estábamos esperanzados en marzo que se abría en abril, en julio y llegó fin de año y seguimos en la misma situación», comentó el concordiense y apuntó que «después empezaron a dejar pasar a gente que tiene la doble ciudadanía o residencia uruguaya.

En mi caso, no tengo, así que era imposible. Luego, dejaban pasar por vinculación de familia. Pasamos por acá, previo pago hisopado de 100 dólares en el puente, cuando acá no sale ni 7. Y después, volver por Gualeguaychú o, últimamente, hacerlo por Buquebus a Buenos Aires», lo que implica recorrer unos mil kilómetros, cuando cruzar directamente el río Uruguay no demanda ni la cuarta parte del tiempo.

En este punto, cuestionó que «podés ir a Cancún y volver contagiado y no podemos cruzar acá». Los aeropuertos están abiertos, pero no se puede pasar al vecino país a visitar a un pariente, con todos los protocolos y recaudos.

Reclamo en el puente

«Nosotros no pedimos que se abran las fronteras, pero por lo menos a este grupo que estamos pidiendo pasar. Se envió carta a los dos presidentes, a los gobernadores, los intendentes. Todos conocen la situación, pero no hemos tenido respuestas», lamentó Vallenari en diálogo con la radio El Entre Ríos.

En ese sentido, adelantó que «nos vamos a movilizar el domingo. No queremos molestar a nadie, no queremos entorpecer el tránsito, simplemente vamos a hacer una pequeña movida para que nos visibilicen, para que sepan que estamos, que existimos, que tenemos una realidad distinta. Hacia el puente, nos vamos a instalar ahí». «Queremos una cosa muy simple, poder transitar. Yo, por ejemplo, estoy vacunado, porque soy personal de la salud. Y ni siquiera con eso», concluyó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat