Una presunta víctima denunció ante la Justicia al obispo argentino Gustavo Zanchetta por abuso sexual cometido previo a su designación en 2017 en un alto puesto en el VaticanoArgentina: presentan la primera denuncia penal contra un obispo por abuso en Salta

0 72

Dicha denuncia fue presentada por un “damnificado” que pertenecía a la congregación que dirigía Zanchetta en el pequeño poblado de Orán, en la provincia norteña de Salta, confirmó el lunes pasado el ministerio público fiscal provincial.

El caso Zanchetta se ha convertido en otro dolor de cabeza para el Vaticano a pocos días del inicio de una cumbre de Conferencias Episcopales sin precedentes para abordar el flagelo de los abusos sexuales que ha salpicado a la Iglesia Católica.

“Se dispusieron diversas diligencias en busca de llegar a un esclarecimiento de lo denunciado y no se descarta que puedan sumarse nuevas denuncias en torno al exobispo”, dijo el organismo judicial en un comunicado.

Zanchetta renunció el 1º de agosto de 2017 como obispo de Orán y en diciembre de ese año fue designado para el segundo puesto jerárquico en la gerencia financiera del Vaticano, la APSA. La Santa Sede insiste en que no existían acusaciones de abuso sexual en su contra cuando fue nombrado. Sin embargo, un antiguo subalterno de Zanchetta, el padre Juan José Manzano, dijo a AP a fines de enero que había enviado reportes al Vaticano en 2015 y en 2017 acusando al obispo de conducta inapropiada, como tomarse selfies desnudo y acosar a seminaristas adultos.

Estos reportes ahora cuentan con el respaldo de una denuncia penal de una presunta víctima, sobre la cual no trascendió su identidad.

“Las actuaciones se llevan adelante con absoluta reserva con la finalidad de garantizar el éxito de la investigación”, advirtió la procuración general de Salta.

Por la trascendencia que ha tomado el caso, las autoridades judiciales de Salta han designado a dos fiscales especialistas en delitos contra la integridad sexual y violencia de género para investigar a Zanchetta.

A su vez, el Vaticano había encomendado al arzobispo de la provincia argentina de Tucumán, Carlos Alberto Sánchez, investigar las acusaciones contra el obispo argentino.

Abusos sexuales en Chile

Tras 17 años de ausencia, el exobispo chileno Francisco Cox regresó a su país desde Alemania para enfrentar judicialmente acusaciones de abusos sexuales, se informó recientemente.

El exobispo de La Serena, de 85 años, llegó a Chile el domingo y de inmediato fue llevado a una residencia fuera de Santiago, donde un matrimonio atenderá los requerimientos de su diabetes. Además padece cáncer de próstata y demencia senil.

El superior local del Movimiento Schoenstatt, Fernando Baeza, precisó en el comunicado que colaborarán con la ley “y garantizaremos que Francisco José Cox comparezca ante la Justicia cuando ésta lo requiera”.

Cox fue expulsado de la Iglesia Católica en octubre pasado.

Cox vivía desde 2002 en Vallendar, Alemania, donde fue llevado por su movimiento para que dedicara sus días a una vida de silencio, oración y penitencia, según esa agrupación germana.

El religioso renunció a su cargo en 1997 y pese a los rumores sobre su cercanía con jóvenes, no se presentó ninguna denuncia. El entonces arzobispo de Santiago Francisco Javier Errázuriz justificó a Cox diciendo que, “tenía una afectuosidad un tanto exuberante”.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.