Uno de los acusados, que está detenido en Uruguay, que sería el tirador, será extraditado en las próximas horasArgentina: Justicia indaga a detenidos por asesinato de diputado y su asesor

0 27

Los presuntos autores del asesinato del diputado argentino Héctor Olivares y su asesor y amigo Miguel Yadón serán indagados nuevamente por doble homicidio agravado con alevosía, un delito con prisión perpetua.

«Indagan de nuevo a acusados del crimen de Olivares y Yadón», adelantaron fuentes judiciales a las que accedió Sputnik.

El juez Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrades interrogarán a Juan Jesús Fernández, dueño del automóvil desde el que se realizaron los disparos y presente al momento del crimen, su hija Estefanía, y los familiares Miguel Navarro Fernández, Rafael Cano Carmona y Luis Cano.

Olivares y Yadón fueron baleados el 9 de mayo cuando paseaban en las inmediaciones del Congreso, en Buenos Aires.

Todos los declarantes ya habían sido indagados por otras figuras penales antes del fallecimiento de Olivares, que murió el 12 de mayo tras permanecer internado cuatro días.

Ahora el magistrado y la fiscal volvieron a citar a los acusados por los dos asesinatos cometidos con alevosía, es decir, a traición, y se les leerán los nuevos cargos en su contra. Fernández y Estefanía pidieron ampliar su declaración.

En Uruguay está detenido Juan José Navarro Cádiz, por ahora acusado de ser el autor material de los disparos, que será extraditado en las próximas horas.

Navarro Cádiz y Fernández se encontraban escondidos y agazapados en el automóvil con vidrios polarizados que estaba estacionado frente a la plaza del palacio legislativo mientras Olivares y Yadón se encontraban en un estado de indefensión, de acuerdo a los investigadores.

Se acusa a Estefanía de haber ayudado a escapar a su padre, por lo que podría quedar desvinculada, ya que el Código Procesal excluye de responsabilidad a los que hubieran obrado en favor de un pariente cercano, hasta el cuarto grado y cónyuge.

El expediente todavía no ha esclarecido un móvil de los asesinatos, si bien se descartó un motivo político.

La hipótesis más probable es que se tratase de un asunto personal, pero de momento no hay pruebas que vinculen a las víctimas con los acusados.

Fernández, su hija y Navarro aseguran que no conocían a Olivares y Yadón, así que otra de las teorías es que se tratase de un crimen violento sin motivos, ya que Fernández y Navarro Cádiz reconocieron que estaban alcoholizados.

Las víctimas

Olivares, de 61 años, fue operado tanto el 9 como el 10 de mayo tras haber recibido un tiro en el abdomen que afectó el páncreas, el hígado y el colon.

Su compañero Miguel Yadón, de 58 años, recibió cinco balazos y murió minutos después, de camino al hospital.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.