"Marchamos por escuela de calidad, porque es insuficiente el presupuesto a la educación y la salud"Argentina en defensa de la educación

0 55

Mientras en el Congreso el oficialismo no dio quórum ayer para tratar la emergencia educativa, en las afueras miles de maestros argentinos bordearon el recinto para decir basta al ajuste en el sector y pedir mejores condiciones.

Profesores de todas las edades, de las nuevas generaciones y de las más longevas, madres con sus guardapolvos blancos (uniforme distintivo que identifica a la educación pública) de la mano de sus pequeños hijos, jóvenes estudiantes que sueñan algún día ejercer el magisterio y hoy defienden la lucha de sus maestros, el paro nacional de los docentes se sinte con fuerza en esta capital y en otras partes.

En el fondo las arengas, el repique de tambores, los celulares para captar el instante de lucha que se respira en la Argentina de 2018, y, por supuesto, las frases que hoy quizás más abundan en las calles, en cada manifestación de los docentes este año: con hambre no se puede aprender ni enseñar, sin escuela pública no hay igualdad.

“Marchamos por escuela de calidad, porque es insuficiente el presupuesto a la educación y la salud y además en repudio por lo que pasó ayer con una de nuestras compañeras en la localidad de Moreno, en la provincia de Buenos Aires, raptada, torturada y amenazada”, apuntó a Prensa Latina una de las profesoras en lucha, quien prefirió el anonimato.

En mi caso, dice, reclamo que se vaya el presidente, sus gobernadores y todos sus cómplices. Le pido a las organizaciones de izquierda que, por favor, hagan ya una asamblea nacional popular de trabajadores para construir juntos un plan de lucha, agregó esta profesora.

Una marea de maestros, muchos portando el pañuelo verde, el símbolo que identifica a las mujeres argentinas por la lucha de una ley de aborto legal atravesaba la larga avenida Callao. Desde la tribuna, otros dirigentes sindicales mandando directamente un mensaje a los “oídos sordos” de los parlamentarios, y entre la multitud una madre amamantando a su pequeño bebe al lado de su otro hijo en cuya remera (pullover) se leía la frase “por mi futuro”.

“Con torturas, amenazas y muerte quieren tapar la destrucción de nuestra educación, el hambre y el abandono. Ante esto no podemos quedarnos callados. Paro Nacional Docente”, escribió en su cuenta de twitter el senador Fernando Pino Solanas para sumar su voz a la lucha de los educadores.

La marcha de los docentes se respira en Buenos Aires, pero también en otras localidades del país como en el propio courbano bonaernese, donde los cinco gremios que componen el Frente de Unidad Docente salieron a solidarizarse con Corina de Bonis, la maestra torturada ayer mientras regresaba de participar en una medida de fuerza del sector.

“A nuestros reclamos de escuelas seguras y salarios dignos hoy tenemos que agregarle un pedido: no torturen a los docentes”, apuntó el líder del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación en Buenos Aires, Roberto Baradel, quien responsabilizó al Gobierno provincial por lo sucedido con De Bonis.

La mayoría de las escuelas se encuentran vacías hoy y muchos alumnos se quedaron en casa. En tanto en las calles de todo el país las marchas se suceden en plazas y parques con una frase que retumba: basta de ajustar en la educación.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.