Juan Antonio Cavalleri tiene 70 años, cinco hijos, cuatro nietas, tres capacitaciones de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) aprobadas y otras siete que viene cursando a su ritmo, desde casaAprender, enseñar y vincularse gracias a cursos virtuales

Ahora está jubilado pero las capacitaciones en línea de la FAO lo acompañan desde hace casi cinco años, cuando aún estaba culminando una carrera de tres décadas como profesor de física y biología en la educación secundaria uruguaya.

Recuerda que en los años 1960 o 1961 trabajó un tiempo en el Instituto de Ciencias Biológicas Clemente Estable. También fue docente en Montevideo, en los liceos IAVA, Dámaso y en el liceo Bauzá, «siempre con preparatorios de ciencias, de agronomía, de medicina», según relató en diálogo con la Representación de la FAO en Uruguay.

«Después me pasé para el departamento de Canelones». Además de continuar dando clases en Montevideo, también enseñó en Casupá (departamento de Florida), en el Instituto de Formación Docente de San Ramón (Canelones), y en el liceo de esa misma localidad.

«Trabajé durante mucho tiempo con clases de botánica y fue por ahí que arranqué en la Educación, en el Liceo 26» de Montevideo, explica el profesor que se tuvo que jubilar por razones de salud que dificultan su movilidad y ahora reside en Santa Rosa, Canelones.

Su larga y productiva carrera también lo llevó a dar clases en escuelas agrarias de la Universidad Tecnológica del Uruguay. «Todos los temas me interesan», indica Cavalleri, que aún sigue dando clases particulares de vez en cuando.

Cuando empezó con los cursos de la FAO, en 2014, vivía en el centro de Montevideo a pocas cuadras de un liceo para jóvenes con baja audición donde estaba trabajando entonces. Su actividad docente ya había comenzado a reducirse, algo que sin duda las licencias médicas le dieron más tiempo para ponerse a estudiar a domicilio.

Usaba los cursos de la FAO «como fuente de información para las clases» y ahora que está jubilado, las capacitaciones le permiten mantenerse activo y actualizado «porque son actividades que ocupan bastante el tiempo: hay que leer, hay que estudiar».

En el trascurso de la conversación explicó que también se dio cuenta que «estos cursos, además mantienen interrelacionada a la gente, porque uno conoce a otras personas» y detalló una serie de redes temáticas en línea de las que forma parte.

Últimamente, «a raíz de una serie de cursos del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura sobre cambio climático y resiliencia en el ámbito rural, me enganché y he realizado múltiples actividades en torno a eso, incluso los cursos de la FAO», explicó Cavalleri que ahora está cursando por segunda vez el curso de Gestión del riesgo agroclimático en América Latina, el primero de la FAO al que se anotó, en diciembre 2014.

Respecto a esta última capacitación de autoaprendizaje en línea, dice que le «viene muy bien». «Me pongo al día de todos los pormenores, es un curso muy completo», agrega.

Los cursos que realiza Cavalleri son formaciones de autoaprendizaje en línea que son gratuitas, brindadas por el Núcleo de Capacitación en Políticas Públicas, el equipo técnico de la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, integrado al proyecto de Apoyo a la Iniciativa de América Latina y Caribe Sin Hambre, en el marco del Programa España FAO que promueve el fortalecimiento de las capacidades técnicas y funcionales de los países miembros de la organización en la región.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat