SALUDAprende a purificar tu casa con la planta de salvia

Purificar tu hogar permitirá eliminar energías residuales y otros males que afecten la casa. En este caso te traemos una opción de ritual con salvia.

La planta de salvia recibe su nombre del latín salvare, que significa ‘salvar’. A lo largo de la historia ha sido utilizada en búsqueda del bienestar físico, mental y emocional. Por eso, con este artículo podrás aprender a purificar tu casa con la planta de salvia.

Desde el uso medicinal tradicional hasta las variedades que causan efectos alucinógenos, esta planta tiene una multitud de presentaciones que es necesario distinguir. Pero no te preocupes. Sigue leyendo para saber cómo emplearla en el hogar.

¿Qué es la salvia?

La salvia es una planta arbustiva de la familia de la menta que tiene su origen en el sur de Europa. Ha sido utilizada a lo largo de la historia como un expectorante y limpiador de catarros.

Además, ha sido considerada un aliado de las mujeres durante su época menstrual. De forma tradicional se prescribió para ayudar a aliviar los cuadros de dismenorrea, que son dolores intensos durante el sangrado cíclico.

Estudios científicos han puesto de manifiesto la posibilidad de su empleo antihipertensivo, es decir, para reducir las cifras de presión arterial. De todas maneras, esto fue contrastado en animales y no en humanos.

Sin embargo, también posee otros usos que escapan a lo medicinal. Puede ser decorativa, aromática, cosmética y parte de inciensos para purificar ambientes y limpiar energías, según algunos datos anecdóticos.

Tradición del incienso de salvia

La salvia ha sido utilizada desde hace más de 4 siglos por distintas civilizaciones. Su empleo siempre ha sido con el fin de purificar el ambiente, ampliar la sabiduría del pueblo y aumentar las defensas en contra de enfermedades que les puedan aquejar.

De allí surge la tradición de quemar las hojas de salvia secas como si fuera un incienso, en vistas a purificar los ambientes que frecuentamos e invitar a las buenas energías para que sean partícipes del diario vivir.

Beneficios de purificar tu casa con la planta de salvia

Seguro que ya quieres conocer los beneficios de purificar el hogar con la salvia. Aquí te dejamos los más relevantes y son los siguientes:

Ahuyenta las malas energías: se dice que el humo de la salvia aleja las energías negativas y las vibraciones bajas.
Aumenta la conexión espiritual: la salvia potencia las conexiones espirituales gracias a la tuyona existente en la planta, una sustancia que se asocia al incremento de la intuición y la potenciación de los sentidos
.
Mejora el estado de ánimo: ha sido tradición utilizar la salvia para calmarse.
Elimina malos olores: así como cualquier otro incienso, la salvia produce un olor agradable que eliminará olores y te hará sentir aún más en casa.

Contribuye a dormir mejor: por sus propiedades calmantes, la salvia generará un estado de tranquilidad que te permitirá conciliar el sueño de manera más rápida. Esto no se atribuye a un efecto directo de la planta sobre el insomnio, sino a la relajación asociada, como aclaran algunas investigaciones.

Contraindicaciones del uso de la salvia

Pese a estos beneficios, la planta tiene ciertas contraindicaciones si excedes su uso. Por eso, recuerda que, si vas a purificar tu hogar con salvia, no debes utilizar más de la necesaria.

De igual manera, si te encuentras en estado de embarazo debes tener presente que el uso de la salvia se asocia a contracciones uterinas y otros desequilibrios hormonales, debido a la presencia de la sustancia conocida como tuyona.

¿Cómo hacer el incienso de salvia para purificar el hogar?

Si eres nuevo en esta práctica de limpiar las energías y quisieras intentarlo, sigue nuestro paso a paso para purificar tu casa con la planta de salvia.

Materiales necesarios

Un manojo disecado de salvia.
Algodón o hilo para atar el manojo.
Recipiente para recoger la ceniza.
Velas y fósforos.
Bol o recipiente con arena.
Un abanico, pluma o alguna herramienta que te permita ventilar.

Paso a paso para purificar tu casa con la planta de salvia

Reúne tus materiales y asegúrate de abrir una ventana para que el humo no se condense en el hogar, así también permites que las energías negativas salgan.
Recuerda tener el tiempo y el espacio para realizar el ritual, así podrás hacerlo sin sentirte apresurado y con total concentración.

¡La intención es la clave! Visualiza aquello que quieres para tu casa. Tómate un momento antes de encender el manojo de incienso para decir en voz alta y clara cuáles son tus intenciones y qué pretendes.

Enciende el manojo de salvia utilizando un fósforo o la vela. Es muy importante que inicies el ritual en la puerta de tu casa y vayas esparciendo el humo a medida que entres. Luego muévete en el sentido de las manecillas del reloj.

Si hay escaleras, súbelas o bájalas y purifica el espacio al que estás te lleven.

Purifica tus objetos personales. Acerca la salvia y rodea al objeto con ella, realizando movimientos circulares.

Cierra el ritual repitiendo tu mantra por una última vez. Apaga extinguiendo la llama en el bol de arena hasta que el humo deje de salir. Es importante que realices este paso correctamente.

Purificar con salvia es el primer paso para continuar con buenas energías

Aunque estás realizando un ritual de purificación, es importante que estés alerta a cualquier accidente que pueda suceder durante el proceso. Por ello, no dejes la salvia quemándose sola ni la acerques demasiado a una superficie de madera que pueda ser inflamable. Ten cuidado con el humo e intenta no inhalarlo de manera directa.
Esta es una hermosa y sencilla técnica para purificar distintos espacios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat