#IdearioAntel Arena: en perfecta sintonía con el desarrollo urbano y social del país

1 1.064

El Antel Arena, inaugurado recientemente, fue un proyecto concebido allá por el año 2012. A diferencia de lo ocurrido con el Sodre, en apenas 6 años se logró culminar este centro bajo las más estrictas normas de calidad internacionales.

El complejo, que integra lo social, cultural y deportivo, incluye además las condiciones justas para la realización de convenciones y conferencias. También se vislumbra como un lugar de gran atractivo turístico. Altos estándares tecnológicos y de diseño de última generación lo amparan como única obra de su tipo en la región.

Ubicado en el barrio de Villa Española, en el predio del otrora Cilindro Municipal, Antel Arena se proyectó como un espacio de vinculación con el entorno. Se construyó una guardería, una canchita de fútbol, se reubicó el anfiteatro que hoy utilizan para su gestión las organizaciones barriales y un parque para la realización de distintas actividades sociales.

Este puede ser en resumen, el panorama general de una obra colosal realizada con empeño por la Intendencia de Montevideo con los recursos de Antel. Sin embargo, muy llevado y traído ha sido el tema del presupuesto, que prácticamente se duplicó a lo largo de estos años.

Al respecto, hace ya algún tiempo (2015) el sociólogo Gustavo Leal, en ese entonces primer suplente de Lucía Topolansky en la candidatura para la Intendencia de Montevideo, ofreció una opinión -que hoy cobra vigencia- acerca del tema del presupuesto que ya iba en aumento “… Tenemos claro que es necesario ser austeros, que es necesario tener una lógica de inversión estratégica, probablemente a la hora de saber por dónde se restringen gastos o se maximizan inversiones, es importante el diálogo y la coordinación. Pero no tener una visión estratégica a la hora de pensar la ciudad, también es un problema económico”.

Es aquí hacia donde dirigimos la mirada al desarrollo que trae aparejado este complejo de nivel internacional, que movilizará a múltiples áreas de la sociedad y diferentes rubros como la gastronomía, la hotelería, el transporte, etc. Se trata de un proyecto inclusivo que llevó a cabo Antel -sin la participación de privados- para que precisamente se beneficien todos los uruguayos. No solo van a hacer uso de sus predios grandes artistas o deportistas, esta será una instalación pública a la que también podrán acceder liceales, jóvenes, cuadros de básquetbol del Interior, etc.

La ministra de Industria Carolina Cosse, promotora del proyecto desde sus inicios, también dejó en claro que las utilidades de Antel se volcaron a la sociedad en este proyecto que aportará significativos logros a la cultura, al deporte, a la ciudad y al país. En cuanto al retorno de la inversión, en el momento en que se daba a conocer la puesta en marcha de la construcción, Cosse informó que el complejo tendría un retorno aproximado de 10 millones de dólares anuales y sería gestionado por la compañía durante 30 años.

En cuanto a la búsqueda de nuevos horizontes enfocados en un mayor desarrollo tecnológico, Andrés Tolosa, presidente de Antel, ha manifestado en múltiples ocasiones los objetivos de desarrollar la compañía en el mundo digital, justamente el Antel Arena, es considerado un centro de generación de contenidos y una plataforma de producción.

Luz sobre las sombras

Ahora bien, las miradas que se centran en las sombras intentaron en algún momento desviar la atención hacia lo que podría haber sido, o mejor dicho, en lo que se podría haber empleado el presupuesto del Antel Arena, incluso se ofrecieron ideas, también válidas. Sin embargo, el hecho en cuestión me hizo recordar a un filósofo moderno que en respuesta a la consulta ontológica de ¿Por qué hay algo en lugar de nada? respondió, “Si no hubiera nada, aún os seguiríais quejando”. Pero dejando un lado a Sidney Morgenbesser y la filosofía, es oportuno agregar algunas luces.

Durante el período comprendido entre 2015 y 2017, en el marco de las políticas de viviendas, se construyeron 23.500 viviendas nuevas y se triplicó el número de cooperativas en el país.

Desde 2015 Uruguay implementa el Plan Nacional de Infraestructura para mejorar la viabilidad de rutas y caminos y desarrollar otras vías de transporte como las férreas y fluviales. En 2018, la cartera de Transporte y Obras Públicas superó los 1.500 millones de dólares de inversión y para 2019 espera ejecutar otros 650 millones de dólares. Se reconstruyeron 2.950 kilómetros de Ruta y 3.600 metros de puentes. Se deberá sumar próximamente el proyecto financiado por la Administración Nacional de Puertos que consiste en un viaducto para ordenar el tránsito por la rambla portuaria y el acceso de carga al puerto de Montevideo.

Se inauguraron plazas de deportes en todo el país. Espacios de convivencia que trascienden lo estrictamente deportivo. Más de 50.000 personas utilizan por mes las instalaciones de las 97 plazas de deporte, por ejemplo, el alumnado de Secundaria y UTU.

En cuanto a la salud, recordemos el proyecto en marcha del Hospital Bancos de Seguro del Estado (BSE) con una inversión aproximada de 35 millones de dólares, un centro de salud para los siniestrados por accidentes laborales y para personas que requieran rehabilitación por lesiones medulares, amputaciones y traumatismos cerebrales complejos, así como servicios de traumatología, cirugía reparadora y microcirugía.

Podríamos poner otros ejemplos, pero la conclusión es, que además de hacer realidad un avanzado complejo multifuncional como el Antel Arena, también se ha ido invirtiendo en otras ramas de la sociedad, con el propósito de tener un país más próspero y desarrollado.

También podría gustarte
1 comentario
  1. Azambuya dice
    Uruguay, sin importar el partido de gobierno confirma una y otra vez su voluntad de ciudad estado. Nunca fuimos un pais , solo una ciudad con vasallos que viven fuera y que le pagan tributos a la urbe que todo los domina y succiona. Año tras año se vuelcan recursos de todos en Montevideo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.