#IdearioAmnesia o futuro

4 461

El sostenido crecimiento del PBI de los últimos 16 años no tiene antecedentes en nuestro país. Y como claramente se ve en la siguiente gráfica comparada con Argentina y Brasil tampoco se explica por «el viento de cola» regional, que sí existió en algún tramo de esta década y media.

Es falso cuando la oposición dice que este crecimiento fue obra del azar o únicamente de los precios de las materias primas. Analicemos el contexto. Nuestros vecinos tienen mucha mayor potencialidad con relación a factores productivos, riquezas minerales, condiciones comerciales, economía de escala, dimensión de mercado interno y todas las áreas que se analicen. Sin embargo, nosotros crecimos mucho más que ellos. Eso tiene una explicación: la gestión de gobierno y las políticas que se implementan.

Nuestro pequeño país multiplicó por más de cuatro su PBI durante los gobiernos del Frente Amplio, diversificamos mercados y terminamos con la dependencia regional y nos desacoplamos financieramente. No son datos menores. Nunca antes se había logrado un desempeño de estas características. Esto es innegable.

No debemos permitir el olvido si queremos seguir creciendo y avanzando. Nadie debe dejar de recordar o ser informado que cuando una corrida financiera como la ocurrida a principios de este mismo mes de agosto en Argentina, sucedía cuando gobernaban los neoliberales en nuestro país, sin excepción caíamos en crisis aún mayores a la de nuestros vecinos. Argentina o Brasil se resfriaban y a nosotros nos venía pulmonía.

La crisis de 2002 no fue la excepción. Pero ahora resulta que tienen el tupé de decir que nada tuvo que ver el gobierno de la época y quieren hacer olvidar que fueron absolutamente inútiles para prevenir, tanto las crisis como sus nefastas consecuencias.

Hay que reconocer que a veces los opositores son coherentes. Por ejemplo: cuando les va mal a sus gobiernos y muy bien a los de izquierda, todo lo explican por causales externas. Nada tienen que ver para ellos las políticas ni los gobiernos. Dados los resultados, esa es la explicación que les conviene.

Siempre se refugian en el nido de la excusa y la autocomplacencia para no reconocer que nunca lograron dinamizar la economía como sí lo hicimos nosotros -la izquierda-. Eso les duele y no logran salir del laberinto de explicaciones abstrusas.

Dejaron un país con un 40% de pobreza y 60% de los niños en esa condición. Pero se rasgan las vestiduras porque esos mismos niños que nacieron en la peor crisis que recuerda la historia de nuestro país, la que ellos engendraron porque gobernaban e integraban los equipos económicos y gestionaban la economía, ahora no logran culminar el liceo.

Si no reconocen el descalabro social que dejaron, y que eso no se recupera completamente ni en cinco ni en 10 ni en 15 años, es lógico que se nieguen a comprenderlas causas del enorme problema que tenemos en la educación media. Tampoco son capaces de reconocer los esfuerzos por solucionarlo que llevamos adelante.

Recuperamos para la Educación condiciones de dignidad que habían sido arrasadas: modernizamos equipamiento y edificios a lo largo y ancho de todo el país, y desarrollamos posibilidades y oportunidades educativas que la derecha tan siquiera había imaginado. Las UTEC son el mayor y mejor ejemplo de ello. Pero no termina ahí.

El mundo, la región y por lógica consecuencia nuestro país enfrenta una situación compleja. Nunca fue fácil. Sin embargo, en estos 15 años avanzamos a un ritmo como nunca antes. El desarrollo no se construye poniendo caras circunspectas y visualizando lucecitas de colores como Pitonisa la Sacerdotisa de Apolo que emitía oráculos en el templo de Delfos.

Gobernar exige responsabilidad, proyecto, convicción y verdadero compromiso con el pueblo. Esto no se resuelve con modelos mercantilistas que la realidad tozudamente ha deslegitimado una y otra vez. Todos sabemos que hay un capitalismo exhausto. La realidad no se limita a proponer un shock presupuestal como solución a los problemas. Eso es infantil por decir lo menos.

Nosotros damos la batalla para generar las mejores condiciones posibles y el mundo lo reconoce: «La buena noticia es que Uruguay ha logrado crecer 16 años consecutivos. Cuidado, no es menor, rodeado de economías como la de Brasil o Argentina con crecimiento negativo…así que mi reconocimiento a Uruguay por el crecimiento sostenido. Al mirar al Uruguay se siente que el mundo no se va a acabar». (Alicia Bárcena, 27/8/2019)

Que no nos gane la amnesia, elijamos seguir avanzando.

También podría gustarte
4 Comentarios
  1. PIZZO dice
    Financiamiento de préstamos para ayudar a las personas Buenos días Brindar apoyo privado y luchar contra la pobreza. Por lo tanto, ofrecemos préstamos a corto, mediano y largo plazo. entonces sí estás interesado, déjanos un correo electrónico por correo electrónico indicando el monto de su préstamo Nuestra tasa de interés varía entre 2% y 5% dependiendo de del monto del préstamo
    1. Jose dice
      pereyrajosemaria7@gmail.com este es mi correo
  2. Jose dice
    1ero no es cierto el mayor crecimiento e inversión de dieron en los gobiernos de Claudio wiliman y el 2do gobierno de batlle esto sin empréstitos ni deuda externa . El PIB pude haber crecido pero en nada beneficio al pueblo. La deuda hoy es la mayor en la historia el desempleo es el más alto en años casi el 10% el mayor déficit en 30 años. Vamos fenomeno
  3. Juanjo dice
    Todo mentira los datos del fraude amplio para enganchar votos el gobierno y todos los delincuente qué dan cifras truchas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.