América Latina rechaza «acaparamiento» de vacunas y reclama acceso equitativo

Es la segunda región más enlutada del mundo con más de 873.000 fallecidos y 27,4 millones de contagios, y ha vacunado a menos del 10% de su población cuando vuelve a vivir una situación sanitaria grave, con récords diarios de muertes y contagios en varios países.

Los países latinoamericanos denunciaron este miércoles el acaparamiento de vacunas anticovid por parte de las naciones más ricas y pidieron un acceso equitativo a ellas, en una Cumbre Iberoamericana en Andorra que tiene lugar en pleno nuevo embate de la pandemia sobre la región, informó AFP.

En la sesión plenaria en Soldeu, una población en este microestado europeo ubicado entre España y Francia, la mayoría de los líderes latinoamericanos intervinieron de forma telemática, y sus mensajes coincidieron: no llegan suficientes vacunas, claves para acabar con la pandemia y empezar la recuperación postcovid.

«Los países más desarrollados han desarrollado políticas de acaparamiento en contradicción con la solidaridad humana», expresó el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader.

«Los países ricos, que representan el 16% de la población, tienen el 54% de las vacunas, y tienen más de las vacunas que necesitan, es necesario que juntos levantemos la voz ante esta circunstancia», abundó el costarricense Carlos Alvarado.

El acceso a las vacunas contra el coronavirus es uno de los temas clave de esta reunión, que marca tres décadas de estos foros políticos iberoamericanos desde su fundación en 1991, a la que asistieron de forma presencial solo los presidentes de Guatemala y República Dominicana, y los jefes de gobierno de Andorra, Portugal y España, también representado por el rey, Felipe VI.

Donación española

América Latina, segunda región más enlutada del mundo con más de 873.000 fallecidos y 27,4 millones de contagios (con el Caribe incluido), ha vacunado a menos del 10% de su población cuando vuelve a vivir una situación sanitaria grave, con récords diarios de muertes y contagios en varios países.

«La iniciativa Covax, aunque valiosa, es claramente insuficiente y debe ser potenciada», señaló el argentino, Alberto Fernández, en referencia al mecanismo para distribuir vacunas, que ha sufrido retrasos y ha entregado solo tres millones de dosis a una América Latina con más de 600 millones de habitantes.

Afirmando que «el acceso a la vacuna debe ser equitativo y universal», el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció que su país donará al menos 7,5 millones de dosis a América Latina durante 2021.

El envío de las vacunas, que se entregarán a través del Covax, comenzará cuando España haya vacunado al 50% de su población, explicó Sánchez, lo que debe ocurrir en los próximos meses.

Los mandatarios todavía deben aprobar la declaración final de la cumbre, pero la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, adelantó a la AFP que de ella saldrá «un llamado muy fuerte, con una voz política muy robusta, para pedir efectivamente una distribución mucho más equitativa y universal de las vacunas».

Financiamiento

Además de vacunas, la cumbre estaba enfocada en respuestas para la recuperación pospandemia, tras la debacle económica en 2020, cuando América Latina vio su PIB desplomarse un 7% y sus indicadores en pobreza y pobreza extrema perder décadas de avances.

Para allanar el camino a la financiación, la cumbre debía respaldar el aumento de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI, que significarán 70.000 millones de dólares adicionales para América Latina, y además planteará que los países desarrollados puedan ceder sus DEG a otras naciones más necesitadas.

1 Comentario

  1. Por lo que se puede leer en artículos referidos a la cumbre iberoamericana, nuestro presidente Luis Lacalle Pou habló de dos temas: 1) pedirle a Maduro que «abra las ventanas a la democracia» (o sea que por fin reconoce a Maduro como presidente de Venezuela y no al usurpador Guaidó), y 2) criticar el sistema Covax por su lentitud e ineficacia. Qué raro resulta que no se sumó a la queja de otros colegas latinoamericanos frente al acaparamiento de vacunas por parte de los países ricos.
    ¿Será un olvido, un descuido o una vez más su ideología (o su genuflexión) le impide asumir posiciones soberanas ante los poderosos? Bien por desconocer a Guaidó; mal por hacerse el distraído.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo

Abrir chat