Álvaro García: «Dejo que fluya, cada cosa tiene su momento»

El ex ministro de economía y director de la OPP(Oficina de Planeamiento y Presupuesto de la República), Álvaro García en diálogo con LA REPÚBLICA, respondió 6 preguntas no convencionales sobre su vida. García nació el 19 de setiembre de 1961 en Malvín pero su corazón pertenece a Sayago.

Vivió tres años en Brasil pero afirma que la alegría no es sólo brasilera y apuesta a que lo que va a venir, es mejor de lo que ya pasó.

Dedicó gran parte de su vida a escribirle a todos los montevideanos pero a su vez a ninguno, su pelea diaria contra el gris de la ciudad generó una de las plumas más finas para describir a la capital de nuestro país cuando se mira al espejo.

La murga Contrafarsa de la que fue letrista fue causa, causalidad y casualidad para que todos los destinos posibles del tren de su barrio puedan caber en una canción.

¿Cómo vivió la pandemia?

Fue un cambio severo de vida, pasar al aislamiento como lo cumplí bastante a raja tabla, fue un gran cambio, me hubiera gustado aprovechar más el tiempo para escribir de lo que finalmente escribí.

Realmente alguna cosa pude escribir pero no como yo hubiera previsto, yo dejo que fluya, cada cosa tiene su momento.

Muchas de las cosas que me han pasado en la vida estuvieron planificadas pero otras vinieron y bienvenidas; como ser letrista de murga o tener una responsabilidad en el gobierno.

En dos de los espectáculos presentados por la Contrafarsa, aparece el tren y las estaciones de trenes como motivo; ¿qué hay allí que no hay en otros medios de transporte?

El tren tiene su mística, es el medio de transporte menos privatizador porque a nivel mundial los trenes están ligados a las políticas públicas e inversión pública, particularmente los trenes de pasajeros tiene una gran parte de subsidio público.

Esto te lleva a que precises una vía que es construida por el estado, por lo cual tiene esa característica intrínseca, pero además la actuación denominada «El tren de los sueños», tiene una segunda razón y es que Sayago tiene en su corazón la estación de tren del barrio.

En Contrafarsa los ensayos siempre tenía como telón de fondo el sonido del tren, más cuando ensayábamos en el club Sayago que es al lado de la vía, técnicamente había que para el ensayo para que pasara el tren y seguir.

La estación Sayago es una marca del barrio, por eso también pude escribir «El loco de la estación».

¿Cómo surgió el retorno de Contrafarsa planificado para este año?

Se cumplen 20 años del «Tren de los Sueños» y la murga se vuelve a juntar, hace 14 años que la murga no sale en carnaval y se agotaron las funciones previstas, entonces hay una responsabilidad muy grande de parte nuestra.

La idea del «Tren de los sueños» surge porque un día en el teatro de Aebu, donde nos juntamos antes de ese carnaval Marcel Keoroglian y «Pitufo» Lombardo, trajeron la música de la presentación por primera vez, cuando Pitufo la hizo en la guitarra y Marcel la tarareó sin letra, yo hice el registro de ese momento en un pequeño grabador que llevaba conmigo para trabajar en casa y cuando la escucho les digo: «Esto es una locomotora».

Esa presentación la escribí en una mañana, pero como te digo, muchas cosas se conjugaron para que así sea, eso tenía una fuerza inmensa, era un viaje en tren.

También en el año 1991 escribiste el popular cuplé de la «Garra Celeste»

Sí, un poco preocupado por la inquietud de cómo había pegado el mito de Maracaná en Uruguay, estábamos a 40 años de aquello, y había sucedido que habíamos ido con tremenda expectativa al mundial de 1990 y volvimos frustrados con tremendo equipo y cuerpo técnico como lo es el Maestro Tabárez y el profesor Gesto.

Tuvimos una suerte de fracaso y quedamos eliminados, el famosos año en el que Ruben Sosa marró un penal.

La necesidad de como uruguayos ir para atrás, el «todo pasado fue mejor», con lo que no estoy de acuerdo, entonces he tratado de analizar la otra idea en mis letras.

Escribí un cuplé que se denominó «Villa Nostalgia», era un Uruguay que vivía en el pasado y ahí decía se nos va la vida, entonces en la letra se proponía el por qué no pensar que la vida se nos viene y cambiar ese chip de nostalgia que como sociedad tenemos, de hecho una de las fiestas principales que tenemos se denomina la Noche de la Nostalgia.

¿Cómo llegaste a la política?

Nada se construye solo, todo tiene su cause, yo me recibí de Contador Público, estuve 19 años trabajando en la misma empresa, en mi juventud participé muy activamente del movimiento estudiantil, fui dirigente, esa memoria histórica y la militancia política en la juventud socialista de aquel momento en adelante me dio una bagaje muy importante de conocimiento que después me permitió ir a donde la vida me llevó.

Por parte del equipo económico de Tabaré Vázquez, en 2005 me invitaron a venirme de Brasil dónde yo estaba trabajando para presidir la Corporación Nacional para el Desarrollo y acepté esa responsabilidad pública.

El título de contador lo tengo, pero no sé si voy a ejercer nuevamente como contador porque he cambiado de vida, todo es una construcción.

¿Qué lugar tienen tus hijos en tu vida?

Ellos son mi vida, lo más importante, no hubiera podido vivir sin haber tenido hijos, y estoy enormemente agradecido a los dos hijos que tengo, para esto no hay manuales, día a día trato de ser el mejor padre que puedo.

6 Comentarios
  1. Raquel Fernández dice
    Admiro a este SEÑOR que supo llevar con dignidad la responsabilidad con que se comprometió.
    1. Gauchito dice
      Este artículo ganaría muchos enteros si pusieran los signos de puntuación correctamente. Es decir, si los pusieran.
    2. Beatriz dice
      El loco de la estacion ! Gracias Alvaro por tu tren !
  2. Margarita dice
    Buena persona, trabajador, honesto y lo opuesto a la soberbia!!!!
  3. Adolfo Iriarte dice
    Hombre gris…
  4. Beatriz dice
    El Loco de la Estacion ! Alvaro ! Gracias

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat