Alemania comienza un confinamiento más estricto

«Lo peor está por venir», advirtió Merkel.

Este lunes en Alemania inició una fase más estricta de su segundo confinamiento, que no se sabe cuánto durará. Aunque el país pudo controlar con éxito la primera ola, en la segunda ola su sistema de salud se vio estresado y se registró un aumento dramático del número de fallecidos.

La canciller alemana, Angela Merkel advirtió en conferencia de prensa que las próximas semanas serán las «más duras de la pandemia», con más del 80% de las camas de las unidades de cuidados intensivos ocupadas.

Hasta final de mes los colegios, el ocio, la gastronomía y los comercios no esenciales estarán cerrados. Los residentes de los distritos con mayor incidencia no podrán alejarse más de 15 kilómetros de su localidad. Las reuniones privadas podrán ser entre las personas que viven juntas y una persona de fuera del domicilio.

«El muy elevado número de muertos y la sobrecarga de las ucis nos muestran que estamos ante una fase muy, muy severa» de la pandemia, aseguró el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, que consideró que esta «situación hace necesario» mantener y endurecer el parón de la vida pública y la actividad económica.

Si bien estas medidas fueron acordadas Merkel y los líderes de los 16 estados federados, varios de estos se están desviando de lo acordado y se generan tensiones con el gobierno central que busca una «implementación consecuente» y uniforme.

Los líderes federales aducen esta decisión a su evolución local de la pandemia, su situación socio-económica o por motivos políticos. Por ejemplo Baviera impuso la restricción de la movilidad en 28 distritos, Baden-Württemberg decidió no aplicar la medida y otros estados decidieron retrasar la decisión o dejarla como una recomendación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat