Ex trabajadores de Pluna vuelven a la terminal 20 meses después del cierreAlas Uruguay se instala en el Aeropuerto de Carrasco

A mediados de la semana próxima, la empresa Alas Uruguay comenzará a funcionar en una oficina en el Aeropuerto de Carrasco, tras llegar a un acuerdo con la concesionaria Puertas del Sur.

0

Una veintena de técnicos, contratados con la tarea de permitir el arriendo de tres aeronaves, y el equipo gerencial de la aerolínea, tendrá su base de operaciones en la propia terminal aérea. En tal sentido, algunos de los ex trabajadores de Pluna S.A. estarán volviendo a su anterior lugar de trabajo 20 meses después. Las autoridades de la empresa resignarán parte de sus ingresos económicos para destinarlo al arriendo del local.

No obstante, se está a la espera de poder arrendar las aeronaves para definir en primera instancia la sede central de Alas Uruguay y luego definir una estrategia comercial de la nueva empresa.

La partida otorgada por el Fondo de Desarrollo (Fondes) está financiando los trabajos técnicos necesarios para concretar la carta intención de arrendamiento de tres aviones.

Para ese objetivo fueron contratados 24 funcionarios técnicos que vienen trabajando en el marco de una negociación que está llevando adelante Alas Uruguay con una serie de lesores para arrendar los Boeing 737. Será sin garantía estatal por lo que se tendrá que pagar por adelantado el equivalente al alquiler de los primeros cuatro meses.

Se estima que antes de finalizar febrero la aerolínea estará definiendo con qué lesor (arrendadora) concreta el alquiler de las tres aeronaves. Una vez que se consuma esta etapa, proseguirá otra, consistente en acordar las particularidades del avión así como una posterior revisión técnica de la aeronave.

El Fondes estableció un plazo de 60 días a Alas Uruguay para concretar la carta intención de arriendo con el lesor a fin de liberar los fondos del préstamo que permitirá el alquiler. La fecha máxima es el 2 de abril pero la intención de la empresa uruguaya es tener prontos los detalles definitivos del alquiler para las próximas semanas. Desde la aerolínea uruguaya se prevé que para utilizar cada uno de los aviones deberán abonar entre US$ 60 mil a US$ 100 mil mensuales a la arrendadora, cifra menor al pago que deberían de hacer si se hubiese optado por la compra de los siete Bombardier que pertenecieran a Pluna S.A.

Mundial, en duda

El director de la Dinacia, brigadier Antonio Alarcón, explicó a LA REPÚBLICA que de acuerdo a los procesos de certificación solicitados por Alas Uruguay, “difícilmente” esta empresa llegue a tiempo para poder volar a Brasil cuando se dispute el Mundial de fútbol. Señaló que la habilitación para que puedan operar, tanto en vuelo chárter como en la asignación de frecuencias, “depende de los pasos y procedimientos que lleve adelante esta empresa”.

En tanto, Fernando Maurente, director general de Aviación Civil, informó ayer a este diario que Alas Uruguay debe presentar ante esta Dirección dos requerimientos indispensables para iniciar el proceso de certificación: un contrato firmado de arrendamiento de aeronaves y una garantía económica, que en este caso proviene de un documento del Fondes que pruebe la asignación del préstamo para poder operar como aerolínea.

Explicó que una certificación para una empresa nueva tarda unos 6 meses, y que este plazo incluye también la realización de vuelos chárter. A esto se suma la nueva capacitación que deberá recibir la tripulación por utilizar otro tipo de aviones, diferentes a los Bombardier.

Interés nacional

Se especula que la única opción para que Alas Uruguay pueda llegar a tiempo para el Mundial, es que el gobierno declare este proyecto de interés nacional. La presencia de una mayor oferta podría disminuir el costo de los vuelos.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.