Aceiteros de Argentina concluyen huelga tras acordar un aumento salarial con cerealeras

Los tres sindicatos de la industria aceitera argentina dieron por concluida la huelga nacional que llevaron adelante durante los últimos veinte días, en un paro inédito que por primera vez los encontró unidos, tras llegar a un acuerdo salarial con las patronales cerealeras.

«Podemos confirmar que se ha alcanzado un buen acuerdo en términos generales y por lo tanto se deja sin efecto la medida de fuerza», anunció el miércoles la Federación de Aceiteros y el Sindicato de Obreros Empleados Aceiteros (SOEA) en su página web.

En una situación sin precedentes, este gremio se asoció a la Unión de Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (Urgara) y a la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmontadores de Algodón y Afines de la República Argentina (Ftciodyara) durante el paro que se extendió desde el 9 de diciembre de manera ininterrumpida.

Los sindicatos consiguieron un aumento del 35% en 2020, más un bono por los trabajos llevados a cabo durante la pandemia de 90.000 pesos (1.000 dólares al cambio oficial) en nueve cuotas.

En añadido, los aceiteros cobrarán otro bono igual al salario de 2020, además de fijarse un incremento salarial para 2021 de 25% en dos cuotas, el cual se revisará en agosto según la inflación acumulada hasta entonces.

En virtud de este acuerdo, las actividades del sector comenzaron a normalizarse a partir de ayer.

Los sindicatos mantuvieron este pulso ante las grandes empresas cerealeras del país, en su mayoría multinacionales.

La huelga de los aceiteros mantuvo inmóvil el principal nodo portuario del país, por el que salen las exportaciones agropecuarias argentinas, que se extiende desde el norte de la provincia de Santa Fe hasta la provincia de Buenos Aires (este), incluido el puerto de Rosario, donde se embarca el 90% de la producción destinada al exterior.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat