A sala llena y con el balneario de los cerros como testigo, la familia del cine de Latinoamérica se reunió en Uruguay

El 16º «Piriápolis de Película» reunió a los referentes regionales del séptimo arte, sin olvidarse jamás de mantener el estrecho contacto con la gente; hubo un sentido homenaje a Jorge Jellinek.

0 134

La familia del cine latinoamericano y películas de más de 10 países del mundo se reunieron entre el 2 y el 4 de agosto para disfrutar de la 16ª edición del festival «Piriápolis de Película», la que rindió homenaje al recientemente desaparecido físicamente crítico de cine y un «alma mater» de este encuentro, Jorge Jellinek.

Por las salas y pantallas del mítico Argentino Hotel del «balneario de los cerros» desfilaron críticos, especialistas en el séptimo arte, así como los protagonistas: creadores, directores, actores, músicos, guionistas, camarógrafos, fotógrafos, otros técnicos, y muchos amantes de la pantalla grande que pudieron ver gratuitamente las más de 90 producciones que representaban a 14 países en las distintas secciones de este festival internacional.

De esta familia latinoamericana, especialmente había integrantes de nuestro país, Brasil, Argentina y Chile, destacándose, entre otros, los actores argentinos Juan Leyrado, quien fue homenajeado por el Municipio de Piriápolis, y Daniel Fanego, que actúa en una de las películas que se exhibió en la cita, «Lobos». También fue distinguida la actriz argentina Esther Goris.

Luego de más de dos docenas de horas de proyectores activos en poco menos de 48 horas, se logró cumplir la consigna que se persigue desde la edición Nº 1: estimular y difundir la producción de cortos en la región y el continente, engalanado por un destacado jurado internacional.

Para 2020 se proyectan más salas y una principal con más capacidad porque «la gente lo pide y se lo merece»

Tras la cita, LA REPÚBLICA dialogó con el director del festival, el crítico de cine y periodista Gustavo Iribarne, quien efectuó una sentida apertura de esta primera cita sin la presencia de su amigo y codirector del evento, Jorge Jellinek.

«Fue una edición muy especial habida cuenta del homenaje que se realizó al recientemente desaparecido codirector Jorge Jellinek, que fue un verdadero baluarte en la construcción y colaboración de esta propuesta que ya lleva 16 años en el Argentino Hotel», comenzó destacando.

«Logramos continuar ese legado de cine de calidad, para todo público, mostrando una producción diversa, para beneplácito de una audiencia que disfrutó de manera libre y gratuita, que disfrutó de tres días de cine ‘a todo trapo’ en dos bellísimas salas», puntualizó, y agradeció especialmente a «los que siempre están para dar una mano en la organización».

Destacó, entre los varios espacios, «el FantaPiria, donde se exhibieron films de terror; De otro Campo, con cine independiente argentino; Maldonado Fila, con cuatro producciones del departamento de muy buen nivel; la muestra de Arrayanes, del Polo Tecnológico de la UTU dirigido por la creador Pepi Gonçalvez; el concurso de cortos, que fue evaluado por un jurado internacional; el humor en fílmico, una propuesta innovadora, en la que el director Emiliano Penelas seleccionó cortos de Chaplin o Buster Keaton, que son mudos, pero fueron acompañados con Eugenia Limeses al piano».

Ante la consulta de si para la edición 17, en 2020, se van a ampliar los espacios donde se exhiben las películas, ya que están quedando chicas, el director del evento indicó que «se está pensando, en el marco de la reestructura que está llevando adelante el hotel, concretar una sala más espaciosa, porque el público lo demanda y es necesario generar esos espacios».

Orgullosos

Iribarne tuvo un espacio para la crítica, al remarcar que «muchos de los títulos que se pasaron acá luego no llegan a las salas comerciales, lo que muestra la importancia de este festival. Es un referente de la difusión audiovisual de la región y fuera de fronteras. Nos sentimos orgullos de esta propuesta que esperamos año a año seguir mejorando».

Los cortos distinguidos

El Jurado Oficial de la Competencia Iberoamericana de Cortometrajes del 16° Festival Internacional «Piriápolis de Película 2019», integrado por el director y guionista uruguayo Federico Veiroj, el profesor de cine uruguayo-brasileño Wagner Da Rosa y el cronista y programador cinematográfico argentino Fernando Brenner, distinguió a:

Mejor Corto Uruguayo a «Mandado» (Uruguay), de Ignacio Bide y Xavier Bauzá.

Mejor Corto Internacional a «Una cabrita sin cuernos» (Argentina), de Sebastián Dietsch.

Mención Especial a la actriz argentina Marta Lubos como Mejor protagonista en el film «Nada de todo esto» (Argentina), de Hernán Alvarado Martínez.

Mención Especial a la Fotografía de «El orejano» (Uruguay), de Ignacio Revello.

Mención Especial a la revelación de los jóvenes actores Abril Bidegain y Santiago Varela por su fresca y desinhibida actuación en «El orejano» (Uruguay), de Ignacio Revello.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.