A 25 años de la Fundación del Nuevo Espacio: la construcción de la esperanza

Cinco lustros es mucho tiempo. El Nuevo Espacio celebra este mes de agosto su 25° aniversario. Festejo que como siempre y no podía ser de otra manera, significa redoblar su accionar político y ciudadano: militando y defendiendo sus ideas, movilizando y convocando a participar activamente en construir día a día, la felicidad de su pueblo. 25 años basados en la fuerza de las ideas y de la acción decidida, para construir la esperanza.

La política como arte en búsqueda para transformar la realidad acercándola a un ideal, no está exenta de decisiones y opciones. Muchas son difíciles, otras involucran los afectos, pero todas ellas han estado animadas en construir una sociedad mejor y no quedarse tan sólo en el lugar calmo del espectador crítico. Una sociedad más igualitaria, más democrática, más libre, más transparente, basada en el trabajo que asegure la mejor calidad de vida a todos los uruguayos y uruguayas, se logra en base a la acción política que la dirige.

Nuestra lucha ha sido intensa haciendo flamear bien alto las banderas del Nuevo Espacio. Se podrá coincidir o discrepar con las ideas que levantamos, pero no se puede decir que estas no sean explícitas. Al contrario, las presentamos ante la opinión pública, poniéndolas a consideración de la ciudadanía. Siempre desde la perspectiva de que la política tiene que estar al servicio de la gente y que más allá de ideologías, la rectitud ética es un principio de la que no hay excusas para apartarse.

En el tránsito del camino hay quienes entendieron que otros horizontes los representaban mejor, pero en cambio, nos hemos encontrado y reencontrado con muchos otros que no estuvieron en la fundación inicial, y se sumaron a construir un destino mejor para los uruguayos.

En el éxito o en el fracaso de nuestra capacidad de convencimiento al conjunto del pueblo hemos participado todos estos años siempre con fe y esperanza en la acción ciudadana, en su capacidad de transformar la sociedad y de erradicar discriminaciones, privilegios e impunidades. En definitiva, de hacer valer la justicia y la libertad.

El Nuevo Espacio ha sabido, bajo la conducción y liderazgo de Rafael Michelini, identificar las mejores opciones ante los distintos cruces de caminos en estos 25 años. Del acto de rebeldía y no temerle a la intemperie en 1994 cuando se nos proponía una alianza con la derecha, al concepto que la izquierda vota izquierda en el primer balotaje entre Jorge Batlle y Tabaré Vázquez en 1999, pasando por la construcción de la Nueva Mayoría en 2004 como forma de salir de la crisis y que dio la oportunidad de un gobierno progresista, a la decidida acción frentista defendiendo los gobiernos del Frente Amplio desde entonces.

Desde nuestra perspectiva de socialismo democrático, a lo largo de estos años siempre hemos promovido la protección de los más vulnerables, la lucha contra la cultura de la impunidad y la búsqueda de la plena vigencia de los derechos humanos, asumiendo cada uno los deberes que corresponden. La igualdad de oportunidades y la defensa de la educación pública, así como la apuesta a la cultura del trabajo y la producción nacional.

Todo ello en defensa de la paz y la oposición radical al uso ilegítimo de la fuerza como forma de resolver los conflictos en el relacionamiento de los pueblos y naciones. Estas han sido la seña de identidad dentro y fuera del país, pues nuestra inserción dentro del Frente Amplio como de la Internacional Socialista, nunca ha sido impedimento para mantener nuestra independencia de criterio y nuestra voz aún en la discrepancia.

La acción y pensamiento de la 99000 es también un homenaje, sin sectarismos ni prejuicios, a la trayectoria, acción y pensamiento de Zelmar Michelini en su defensa de los más humildes, y al mismo tiempo una convocatoria a las nuevas generaciones para sumarse a construir una sociedad mejor.

Nuestra sociedad ha cambiado y es diferente a la de 25 años atrás. La de hoy es más próspera, pero no necesariamente más integrada, a pesar de las políticas públicas que ha impulsado a través de todos estos años el Frente Amplio. Por ejemplo, la introducción y desarrollo de las nuevas tecnologías ha tenido enormes impactos positivos en cómo vive la gente, pero al mismo tiempo ha generado fuertes cambios en el mundo laboral, en la educación y en la forma de relacionamiento.

En el mismo sentido, las expectativas de la población son más altas en todos los campos. Aspiraciones legítimas que es necesario atender, haciendo que los retos de la gestión sean más eficientes y más adecuados. En todas las materias, empleo vinculado a la matriz productiva, la seguridad, la educación, la vivienda y la salud, lo que se presentan son nuevos desafíos. Se ha hecho mucho, también se han cometidos errores, pero el rumbo ha sido el correcto y no ha dejado a nadie a la vera del camino.

Nuestras banderas flamean y se mantienen en todos los compañeros y compañeras en todos los rincones del país y fuera de fronteras. Recordamos a aquellos que brindaron todo de sí por la causa y hoy lamentablemente no están entre nosotros.

Nacimos hace 25 años en la disyuntiva de mantener un espacio político de izquierda, progresista y de cambio o sumarse al proyecto conservador de derecha y neoliberal. Esta es paradójicamente, la misma disyuntiva que se presenta en las próximas elecciones de noviembre al pueblo uruguayo. La diferencia es que ahora un triunfo de las opciones conservadoras traerá consigo retrocesos enormes; de un grado de gravedad, profundidad y amplitud que tendrá costos altísimos para las grandes mayorías. Ayer como hoy, el Nuevo Espacio levantará su palabra para defender a los más vulnerables.

Así ha sido en estos cinco lustros y así serán los próximos años. En este nuevo aniversario, redoblar la tarea y la participación con alegría y entusiasmo, seguros de que nada podemos esperar sino de nosotros mismos. Un pasado de lucha, un presente de fe, un futuro de compromiso. Con la certeza que allí donde hay un compañero o compañera nuevoespacista, se defiende la justicia y la libertad: ¡Vale la pena seguir construyendo la esperanza!

3 Comentarios

  1. Un excelente negocio que le permitió a Rafa, sobrevivir de buen forma. Su postura en el caso Venezuela dio asco. Al campo a cachar giles que el amor no da pa´tanto.

  2. Como «Frente-amplista de a pie» saludo con un fuerte abrazo al Nuevo Espacio, y propongo sumar una nueva consigna» Vamos por el primero de Daniel Martinez, (la escuche ayer y me gusto).

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sociedad