La divisional B no tiene las condiciones económicas para seguir jugando el torneo350 jugadores profesionales quedarían sin trabajo

El fútbol uruguayo está inmerso en la peor crisis económica que se recuerde, la mayoría de las instituciones tienen números en rojo, en Primera División pudieron iniciar el torneo Clausura por la asistencia de la empresa Tenfield y en Segunda División la situación es aún más grave.

0

Anoche en la asamblea de clubes, la divisional de ascenso concurrió con una delegación compuesta por 4 instituciones: Rampla Juniors, Villa Teresa, Huracán del Paso de la Arena y Progreso para expresarle al presidente Sebastián Bauzá las vicisitudes que atraviesan la mayoría de los clubes de esta divisional.

El pasado martes 4 de febrero se llevó un Consejo de Liga en el cual se resolvió por unanimidad de los 14 equipos participantes, la suspensión de la actividad oficial hasta tanto no aparezca una solución económica de parte de las autoridades de la AUF.

Los equipos en el Consejo de Liga fueron planteando sus problemáticas, algunos directamente sin que sus planteles entrenen en las instalaciones (Rampla y Central Español) y otros con amenazas de sus futbolistas de parar los entrenamientos si no cobraban por lo menos un mes de salarios.

El último pago de la casi totalidad de equipos de Segunda División, data del mes de diciembre y utilizando un subsidio que otorga la AUF (son dos subsidios por campeonato), esto determina que los jugadores ya estén muy preocupados porque ya no tienen dineros ni siquiera para el boleto.

Esta determinación de los equipos de Segunda Divisional Profesional provocaría que 350 futbolistas profesional se quedaran sin trabajo, un hecho sin precedentes en la historia del fútbol uruguayo.

En Rampla Juniors la situación es crítica y muy preocupante para sus directivos, cumpliendo 100 años de vida y primeros en la tabla de posiciones, su plantel dejó de entrenar porque los adeudos superan los 4 meses.

En Central Español la situación es similar, el plantel terminó en diciembre jugando las últimas dos fechas con el plantel entrenando por su cuenta, como no apareció el dinero siguen sin entrenar en las instalaciones de la institución a pesar que están en la segunda posición de la tabla a solo 5 puntos del puntero.

Salarios de 13.700 pesos

Algún lector desprevenido podría pensar que los jugadores de esta divisional tienen sueldos importantes, la realidad marca que el sueldo promedio es de 13.700 pesos nominales, con el descuento de BPS, cobran algo más de 11.000 pesos.

Ni siquiera esta cifra pueden abonar los equipos de Segunda División que decidieron adoptar una decisión muy valiente y realista, le plantearon en la asamblea su situación al presidente de la AUF Sebastián Bauzá y ahora aguardan una respuesta.

Un dirigente de la divisional al ingresar al recinto de reuniones en la AUF expresó: “sabemos que el presidente Sebastián Bauzá tiene muchos temas para resolver, nos otorgaron 10.000 dólares como único pago en diciembre y nos dijeron que no hay más plata. El proceso de selección es de un fútbol de ricos, solo con el sueldo y el premio que cobra el gerente deportivo Eduardo Belza, mi institución financia dos años de actividad, es solo un ejemplo de lo que sucede hoy en la AUF…”

Suspendida también actividad de juveniles

No solo 350 jugadores profesionales se quedarían sin actividad, también los juveniles de las 14 instituciones de Segunda División, dejarían de participar ya que no quieren seguir pagando gastos administrativos en la AUF por la participación de sus juveniles.

Con un promedio de dos divisiones por institución, serían 700 chicos que tampoco competirían en la actividad prevista con fecha de inicio para el 15 de marzo.

Una crisis que golpea duro, con anécdotas que pintan de cuerpo entero como es la situación actual: un equipo histórico en el fútbol uruguayo, actualmente en la Segunda División, no pudo levantar las 12 pelotas pinchadas que mandó a arreglar y el monto eran 1.200 pesos por el total de balones reparados…”.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.