22 de setiembre: Día del Maestro

Faltó la medalla, no el reconocimiento.

El Consejo de Educación Inicial y Primaria quiere homenajear a las maestras y maestros en su día como lo hace cada año pero esta vez será de manera virtual debido a la emergencia sanitaria. Recordemos que cada año los maestros son homenajeados en una ceremonia en la que se les hace entrega de una medalla en reconocimiento a sus años de trayectoria.

Este año, bajo el hashtag #DíadelaMaestrayelMaestro se ha llevó adelante en la semana previa al 22 de setiembre una campaña en redes sociales, donde se compartieron a diario afiches y videos (uno por día), con testimonios de docentes y sus alumnos se informa en el portal oficial del CEIP. Aquí algunos de los testimonios de los docentes y sus alumnos:

Aliana Magallanes, maestra de inicial en el Jardín N° 388 de La Teja, nos explicó que el 2020 fue un año de muchos desafíos y cambios, de inventarse y reinventarse. Este año estrenaron edificio, uno de los nuevos jardines construidos a nuevo bajo la modalidad tradicional y que forma parte de una política de expansión de la educación inicial en todo el país. “Colaborar día a día en el desarrollo y desempeño de los chiquilines es un desafío constante”, resumió Aliana luego de 17 años en las aulas.

Ana Paula Colina es de Durazno y hace dos años que se recibió de maestra. Trabaja en la Escuela N° 9 de La Teja (pegada al jardín N° 388) y eligió la profesión porque era el sueño de su padre y el suyo propio: “Estoy muy contenta con mi profesión, la volvería a elegir porque me retribuye como persona y como ser humano”.

Por su parte, Verónica Ortiz explica por qué eligió su carrera hace 24 años (actualmente trabaja en la escuela N° 79 del Prado). A pesar de los obstáculos, es una profesión muy gratificante en la que ve crecer a muchos niños y niñas: “el haber tenido tantas generaciones y verlos hoy tan grandes, hombres y mujeres que regresan a visitarnos con tanto cariño… es muy emocionante. Así como ellos nos marcaron, nosotros también pudimos ser algo en sus vidas”, resume la docente.

Alicia Vieito hace 17 años que es maestra pero este es su primer año como directora del Jardín N° 388 de La Teja. “La profesión de maestra fue una elección de vocación. Este año de pandemia creo que nos hizo más fuertes como docentes, nos hizo capaces de superar todos los obstáculos que tuvimos y todavía estamos atravesando”.

Daniela Moreira se recibió hace 24 años. Eligió la profesión porque creció en una escuela; su mamá y su abuela eran auxiliares y siempre las observó felices. Cuenta que la escuela es parte de su identidad y hace un llamado a los más jóvenes: “En este día del maestro quiero saludar a mis colegas e invitar a los más jóvenes al magisterio, porque en verdad es una posibilidad de reinventarse cada día y crecer junto a otros. Los niños generan una renovación y desafíos constantes, eso es lo que quiero en mi profesión y los invito a ustedes a animarse”.

“Me siento orgullosa cuando tengo una tiza, un pizarrón y la túnica blanca”, dice Virginia Scharpegge luego de 34 años trabajando en lo que le gusta. “Quise ser maestra desde que tengo uso de razón y hoy no me arrepiento. Me parece que se necesitan más maestros de vocación, que sientan la necesidad de ejercer, de querer enseñar y de disfrutar lo que uno hace”, resume la directora de la escuela N° 79 «Daniel Fernández Crespo» (Prado). Emocionada agrega: “Saludo a todos los docentes en su día pero en especial a los maestros de mi escuela que son espectaculares”.

“Es una profesión que siempre elegí y de ella rescato el trabajo con los niños y su amor incondicional”, cuenta por su parte Carolina Belmonte. Hace 17 años que trabaja como maestra de educación inicial y hoy se encuentra en la escuela N° 273 de Punta Carretas. “Sigamos disfrutando juntos de esta hermosa profesión”, insiste.

A mi maestra con cariño

“Mi maestra es maravillosa y se nota que ama su oficio”, cuenta Sofía, de 6º año de la escuela N° 79. “Desde el primer día de clases se nota que le encanta enseñar bien las cosas. Cuando alguien está en el baño o en copa de leche ella no continúa con el trabajo sino que se detiene hasta que vuelve el compañero. Y si alguien no entiende, lo explica tantas veces como sea necesario hasta que lo entiendan todos”.

Ailin, de 5º año, también le dedica a su maestra Ana un mensaje en su día: “Ella es buena, nos explica bien las cosas, nos hace reír, cuando tuvimos clases virtuales con las computadoras no fue lo mismo que presenciales… ahora que volvimos a verla entendemos todo mucho mejor”.

Francisco, de 11 años, coincide: “lo que más me gusta de la maestra es que es muy divertida, muy paciente, nos ayuda mucho desde la virtualidad y la presencialidad. Nos ha puesto muchas tareas en CREA y cuando le mandábamos un mensaje de que no entendíamos algo nos respondía a los pocos minutos”. Francisco concluye: “Le envió a mi maestra un cálido abrazo y feliz día para todos los maestros del país”.

1 comentario
  1. ue no se hizo la renta bàsica en los 15 años de gobierno? dice
    Todos los que han vivido, y vivimos en este bendito Pais, hemos podio gozar de las enseñanzas de los Maestros, gracias a ellos hemos caminados senderos llenos de vida y sabidurìa, quiera Dios bendecir a los que tanto nos han enseñado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat