2020: ¡un 1º de Mayo histórico!

5 298

Hay pocas fechas universales tan dignas, tan hermosas, de significado tan hondo, como el 1º de Mayo. Es la primera fecha universal no religiosa de la historia de la humanidad. Y fue construida con lucha, con compromiso, poniendo el pellejo, por millones de trabajadoras y trabajadores a lo largo de 134 años.

No debe haber otro día que sea tan querido para los sectores populares y tan odiado para el poder. Pero su significado es tan profundo, está tan arraigada en el sentir de los sectores populares que las clases dominantes no se animan a tocarla, a cuestionarla, y cuando lo hacen, la respuesta es conmovedora. Y eso es lo que ocurrió en nuestro país este 1º de Mayo. 

Primero hay que recordar, volver a pasar por la memoria y el corazón, el significado del 1º de Mayo. Es el Día de los trabajadores –no del trabajo- y lo es en escala internacional. En 1886 en Chicago había cientos de miles de obreras y obreros en huelga reclamando contra las brutales condiciones de explotación a los que eran sometidos. Reclamaban que la jornada laboral fuera de 8 horas y no de 12, 14 y hasta 16, como era de uso “normal”.

Las patronales, la policía y la prensa montaron una gigantesca provocación y decidieron dar una lección a quienes se habían organizado y luchado. Detienen y en juicio amañado -una verdadera farsa- condenan a ocho militantes sindicales anarquistas, varios a la horca y otros a largos años de cárcel. Desde entonces los nombres de August Spies, George Engel, Samuel Fielden, Adolf Fischer, Louis Lingg, Michael Schwab, Albert Parsons y Oscar Neeb, y junto a ellos el 1º de Mayo, son símbolo de dignidad, de rebeldía y ejemplo de lucha para todos los obreros y trabajadores del mundo sin importar fronteras, ni banderas, ni idiomas.

Por eso, desde 1890, hace 130 años, se los recuerda siempre luchando.

En nuestro país los 1º de Mayo han conocido múltiples formas: actos, marchas, enfrentando la represión, se han conmemorado en democracia y en dictadura, con gobiernos colorados, blancos y frenteamplistas, de izquierda y de derecha. Hasta en la cárcel los presos políticos se daban maña para rendir tributo a su día.

Este año el desafío era mayúsculo. Estamos en medio de una pandemia, con enorme incertidumbre sobre los impactos sanitarios, económicos y sociales de esta.

El PIT-CNT, con enorme responsabilidad, solicitó la cadena nacional de radio y TV para emitir el mensaje conmemorativo, atendiendo las especiales circunstancias que vivimos. El gobierno de derecha, encabezado por el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, la negó.

Quizás Lacalle Pou no sepa o no entienda la dimensión de la fecha y su significado. Tan ajena a su experiencia política y vital. Quizás pensó que era una fecha más y que iba a lograr con esa negativa callar al PIT-CNT y que el 1º de Mayo pasara inadvertido. Y no tiene él toda la culpa por eso. De tanto rodearse de gente que le aplauden todo y le festejan todo, pudo haber creído que las y los uruguayos queríamos seguirlo escuchando, un día tras otro, solo su voz y la de su gobierno. Que habláramos solo del Covid-19, nos preocupáramos por los “malla oro” y otras sesudas ocurrencias; que aceptáramos calladitos la Ley de Urgente Consideración vacía de urgencias; del tarifazo y sus costos; de la democrática y pluralista Ley de Medios.

Pues se equivocó. Su error es grave políticamente y mucho más grave es la dimensión del mismo, por lo que afecta a la calidad democrática del país.

El PIT-CNT y las organizaciones populares, Fucvam, Onajpu, Madres y Familiares de Desaparecidos, la FEUU, Crysol, las organizaciones feministas, las organizaciones barriales, todas las que conforman la Intersocial, más las y los artistas, las más diversas expresiones de la cultura junto a un amplísimo abanico de pueblo, decidieron defender el 1º de Mayo.

Nuevamente con gran responsabilidad, tomaron todas las medidas de precaución, y convocaron caravanas, atendiendo los consejos y normas de los gremios de la salud y con un protocolo del Sindicato Médico del Uruguay y organizaron el 1º de Mayo.

¿Qué ocurrió? ¿Cuál fue la respuesta? Una pueblada histórica, con decenas de miles de manifestantes en todo el país. En Montevideo, con las caravanas desde Plaza Lafone, la Plaza Huelga General y la Plaza Colón. Miles desde sus casas y en las veredas. Emocionados, conmovidos y conmovidas. Pero además más de 30 actividades, de diversa índole, en el interior. Quedaron en las retinas y en el corazón cientos de imágenes capaces de mover todas las fibras.

Y luego el programa especial, coordinado por APU y transmitido por las redes y por los medios de comunicación –como LA REPÚBLICA y El Popular, entre otros- que entendieron la importancia de la fecha. Y la conferencia de prensa, clara, responsable, convocando al diálogo, pidiendo una renta básica para los más vulnerados, y negociación en serio para que la salida a esta situación contemple a todas y todos. Resonaron al final desde los barrios, los aplausos saludando y adhiriendo a la proclama.

La clase obrera y trabajadora, los sectores populares, el PIT-CNT “dieron la talla” parafraseando la murga. Ahora le toca al espectro político, al Parlamento y fundamentalmente al gobierno dar respuesta. El 1º de Mayo fue una señal clarísima de respaldo a la plataforma de la Intersocial y al PIT-CNT. Que el gobierno escuche y no se equivoque otra vez. 

Un pueblo entusiasta, organizado y movilizado dijo fuerte y claro que hoy “lo urgente es la solidaridad”.

También podría gustarte
5 Comentarios
  1. Luis martinez bcb 35637 dice
    «todo cambia»…..este comentario es mas corto.disculpe si no me entiende
  2. alfredo alsamendi dice
    El presidente electo recién lleva dos meses trabajndo. Es lógico que no tenga idea de la significación de esta fecha. Es más posible que opine, «y bueno, por algo los habrán matado».
  3. Pedro de la Heroica dice
    Deberían dejar de usar la palabra Trabajador…. la mayoria de estos sindicalistas no califican ni para part time…son como su idolo el Pepe que se sube al tractor pa la foto..
    1. Rotgelio dice
      Y vos a donde te subís. Al carro…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.