A fin de mes se hará el segundo vuelo de prueba y poco después el tercero, indicó César Iroldi, presidente del Directorio de la nueva aerolínea.

Una vez concluidos estos vuelos de prueba, la empresa deberá cumplir una fase documental, previa a la certificación de la aerolínea que le habilitará a realizar vuelos charter, de carga y vuelos regulares.

Iroldi estima que en el mes de octubre la aerolínea estará recibiendo la certificación. A partir de allí será implementada una campaña publicitaria y la comercialización de vuelos no regulares hasta tanto no se tengan habilitadas las bases de operaciones en el exterior.

Los primeros vuelos regulares se estarían haciendo a las ciudades de Asunción y Buenos Aires y en la temporada se cumplirá con un vuelo diario entre Punta del Este y BS. AS.